El Pistolero Más Rápido de Quintero: Los Mató de Cinco Balazos cada Uno

0
613

Esta mañana pasó a control de detención un joven de 18 años, G.A.S.O., sindicado como autor material de la muerte de Francisco Gonzalo Veas Gómez, y Wilson Eduardo Pastén Ampay, de 22 y 19 años respectivamente, a quienes acribilló, literalmente, con cinco balazos a cada uno.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Los hechos ocurrieron en Quintero la tarde del sábado, luego que el G.A.S.O. sostuviera una discusión con los dos jóvenes. Al parecer, quedaron cuentas pendientes porque víctimas y victimarios se volvieron a encontrar en la calle cuando manejaban vehículos distintos. Fue al bajar Francisco y Wilson que recibieron a lo menos cinco impactos de bala cada uno, según la PDI.

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

El detenido fue identificado por una tercera persona, que viajaba al interior del vehículo que lo hacían los occisos. La aprehensión se logró a eso de las 13:30 de este domingo y estuvo a cargo de personal de la Sección de Investigación Policial (SIP).

«Se dio con el paradero del autor de los disparos identificado como G.A.S.O., de 18 años, en su mismo domicilio registrado en la comuna. Se procedió a su detención por existir en su contra orden de detención del Tribunal de Garantía de Quintero por el delito de doble homicidio con arma de fuego», informó Carabineros. .

Esta mañana, el mayor de carabineros Freddy Vergara de la 4ta comisaría de Concón precisó que el joven sería sindicado como el autor de los cerca de nueve disparos que acabaron con la vida de los dos jóvenes:

«Además de ser buscados por ambas policías era buscado también por los vecinos del sector, pues se sabía que él había disparado», agregó el policía, quién atribuyó los hechos a una una pelea previa.

Precisó que el detenido no tenía antecedentes policiales, y que se está trabajando en determinar quien conducía el auto en el que llegó a realizar los disparos.

Finalmente, dijo que el imputado no declaró ante la policía, e hizo uso de su derecho a guardar silencio. En cuanto al arma homicida, aún no es encontrada.

Los jóvenes de 19 y 22 años viajaban por calle Diego Portales en un vehículo, cuando fueron interceptados por otro auto, desde donde descendió un joven, el que disparó a corta distancia hacia ambos. Pastene y Veas, que murieron en el hospital local, recibieron impactos de corta distancia, y según la PDI no menos de cinco cada uno.

El comisario Orlando Calderón, subjefe de la Brigada de Homicidios de la PDI, dijo que los jóvenes, abatidos en el piso, fueron llevado por vecinos y amigos al hospital de la ciudad, pero fallecieron producto de los impactos de bala.

«Los cuerpos tenían varios impactos de bala, superior a cinco cada uno», dijo Calderón, quien agregó que ambos jóvenes se movilizaban en un vehículo siendo interceptado por un tercero, quienes tras bajarlos del vehículos, les disparó.

Calderón dijo que aún no hay claridad si además del único sospechoso de ser el autor del homicidio,habrían participado más personas.

«El sospechoso había tenido una discusión con los jóvenes minutos antes en la vía pública. Luego los va a buscar en un auto, hasta que los encuentra. Todos se bajan de los vehículos y les dispara de corta distancia», dijo Calderón. «Aún no hay claridad de que haya actuado solo o con acompañante, si es el único tirador o hay otro», dijo.

Doble homicidio conmociona a Quintero: «Eran chicos buenos»

Antes de que dos grandes charcos de sangre quedaran marcados en la intersección de Diego Portales con calle 3, en Quintero, las víctimas del doble homicidio se encontraban en diferentes lugares.
Francisco Veas, de 22 años, se hallaba peleando con un joven que según Carabineros es conocido como «El Gastón» y Wilson Pasten, de 19, en el puerto de la comuna amarrando barcos.

De acuerdo al relato de vecinos, la pelea de Francisco, a quien también le dicen Gonzalo o «Chungungo», fue ganada por él y «a mano limpia». Y éste, eventualmente, habría sido el móvil del crimen que conmocionó a la comuna.

María Gatica, abuelita de Wilson, cuenta visiblemente afectada que con Francisco -o Gonzalo como le dice ella- eran súper amigos.

«De chicos que se conocían y andaban para arriba y para abajo, juntos. Yo no puedo creer lo que pasó, los dos eran niños muy tranquilos y tremendamente esforzados. Los dos eran trabajadores portuarios», señala mientras recibe los abrazos de sus cercanos y vecinos.

El subteniente Bastián Insunza, de la Subcomisaría de Quintero, indica que los hechos tuvieron lugar a eso de las 18.00 horas del sábado, cuando Wilson y Francisco iban en un vehículo por Diego Portales y se encontraron con un Citroen de color verde a la altura de la calle 3.

«Desde este vehículo se bajan dos personas y el copiloto, que llevaba una pistola en sus manos, les dispara alrededor de 9 veces a una distancia de un metro y medio», detalla el subteniente.

En este sentido, resulta primordial el relato de un testigo presencial que también iba en el vehículo de Wilson y Francisco.

«Él se salvó de milagro de los disparos y narró los hechos. Contó que cuando ellos iban en el vehículo, apareció este Citroen con un sujeto que es apodado ‘El Gastón’ y les disparó. Luego se dio a la fuga y una camioneta blanca de un particular los auxilió», apunta el oficial.

Unas vecinas que solicitaron mantener su identidad en reserva, comentaron que ellas sintieron los disparos desde su casa y que asustadas salieron a mirar:

«Los sentimos todos seguidos y salimos y vimos a los dos chiquillos tirados en el suelo. Wilson era el más grave y murió antes que Gonzalo, porque él, al menos se quejaba del dolor y pedía ayuda»,

En la camioneta blanca fueron trasladadas las dos víctimas, mientras que el testigo presencial se llevó el vehículo en donde iba con Wilson y Francisco.

«Nosotros sabemos quien fue. Él quedó picado por la pelea. Los chiquillos nunca anduvieron armados ni nada de esas cosas, pero él sí y nos da rabia porque mi nieto no tenía nada que ver y él también murió. A las 14.30 horas hizo su última maniobra, vino a almorzar y después lo vino a buscar el Gonzalo para salir. A las 18.30 horas tenía su última maniobra, pero obviamente no pudo ir…», se lamenta la señora María.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El conductor del vehículo que trasladó a las víctimas, recuerda la situación:

«Yo iba a ver un auto cuando me encontré con la escena. Los dos ahí tirados, muriéndose… el Gonzalo se quejaba y decía ‘me mató este hue…’ y el otro escapando con su mamá y otras personas. ¡Su mamá sabía lo que estaba haciendo y no lo detuvo! Esto es lo que pasa por la poca justicia en este país, si la pena de muerte existiera todavía, todos estos delincuentes lo pensarían hartas veces antes de llegar y matar porque sabrían que les pasaría lo mismo a ellos, pero no, porque ellos tienen más derechos que las víctimas».

Los jóvenes fueron trasladados al Hospital Adriana Cousiño, donde por la gravedad de sus lesiones no fue posible salvarlos. Respecto a la investigación, si bien en un principio la Brigada de Homicidios se había hecho parte de los peritajes en el sitio del suceso, el fiscal Mauricio Dunner, encargado del caso, derivó la responsabilidad a la Sección de Investigación Policial (SIP) de Carabineros.

«Podrán buscarlo, detenerlo y meterlo a la cárcel, pero nadie me devolverá a mi nieto. Él era un chico bueno, que tenía las cosas claras. Incluso yo le decía que no quería bisnietos y él me decía que no, que tenía que trabajar y forjar su futuro y por eso hasta se estaba haciendo su casita acá atrás. Sólo faltaba forrarla… y ahora en noviembre iba a cumplir 20 años, qué dolor tengo», expresó María Gatica.

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

Durante la tarde de ayer ambos jóvenes fueron velados en sus hogares, en compañía de familiares y amigos.

DEJA UNA RESPUESTA