Presidenciables: La Carrera ni Siquiera ha Empezado

0
335

Las historietas se repiten. La historia no. Hay similitudes y coincidencias pero jamás debe perderse de vista la especificidad, es decir, lo que hace la esencia de cada momento. La aparente tranquilidad de un sector de la derecha por la ventaja –en todo caso, lejos de toda contundencia- del candidato Piñera frente a los de la Nueva Mayoría (NM) puede ser más bien una táctica que un convencimiento genuino.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Una de las encuestas semanales que se ha hecho conocida en los últimos tiempos parece querer mostrar que en la derecha todo es tranquilidad y en la NM y en la oposición -por la izquierda de ella- todo es caótico. Esto parece un poco artificial porque, sin temor a subjetividades forzadas, hay al menos 5 referentes políticos en la derecha y tres candidatos que no trepidan en decir que van a estar en la papeleta (Katz, Ossandón y por cierto, Piñera).

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

A fines del gobierno de Piñera otra empresa encuestadora, Adimark, dejó de publicar los resultados cuando éstos ya eran estrepitosamente desfavorables para el entonces presidente Piñera, por lo que sus opiniones hoy tienen mínima credibilidad.

Lo que parece más prudente es calificar la situación actual como un “período de casting”. Las tendencias buscan a sus mejores cartas para enfrentar la contienda de 2017 sabiendo, además, que queda bastante tiempo y que un “gran actor” puede quedarse en el camino por no “dar el ancho” como le pasó a Golborne en su efímera carrera presidencial; o desinflarse, con igual notoriedad que perseverancia, como le pasó a Soledad Alvear cuando compitió con Bachelet en 2005.

El tiempo puede sorprender a los “imperdibles”. Lo sabe Ricardo Lagos que nunca imaginó que llegaría bajo Zaldívar en la senatorial de 1990; o Joaquín Lavín que corría solo en la V Región, según decía su círculo próximo en 2009, antes de ser derrotado por un desconocido Chahuán.

Hay quienes piensan que luego de tanta derrota de Lavín ahora sí debe ganar como alcalde en Las Condes… de lo que nunca debió salir, a juzgar por la vuelta de la vida.

El asesor estrella de Ricardo Lagos, el sociólogo Ottone, en una entrevista esta semana en radio ADN reconoce que la gente no tiene una sensibilidad cultural acorde para comprender los atributos de su ex jefe. No logran “aceptar que puede haber orden y crecimiento” sentenció el analista para explicar la muy débil partida de su candidato luego de haberse situado en la casilla de los partidores.

El rector Peña, siempre estilizado en todo caso, en su columna habitual de El Mercurio le restó valores de estadista al emergente Alejandro Guillier. Con todo, es posible imaginarse que la gente ve menos razones para rechazar a Guillier que a Lagos porque puede que éste sea intelectualmente un dechado de virtudes pero la ya larga lista de errores que se repite de su paso por el gobierno (CAE, privatizaciones, Transantiago) y sobre todo, el no haber mostrado acciones por romper con el esquema neoliberal, le jugará en contra como se expresa en algunas encuestas.

Guillier no tiene nada que perder. Su poca historia política es una enorme fortaleza cuando el desprestigio de la actividad y, en particular, de los que viven de esa actividad es descomunal. Por lo demás, tampoco se puede decir que es un técnico porque su larga labor como periodista le exigió comprender los retos y desafíos en juego en la actividad de los políticos.

Con todo, no es más que una alternativa en el tablero que tendrá que irse definiendo. Lo importante y quizás actual es que deja en una situación muy incómoda a otros aspirantes de la Nueva Mayoría (Isabel Allende y José M. Insulza) que difícilmente despegarán, lo cual genera como carambola nuevas lides en el PS que se queda sin candidato propio.

De su parte, la izquierda extra NM lleva desperdigados sus candidatos en numerosas e inedintificables listas sin haber obtenido ni los más elementales acuerdos para transformarse en una fuerza.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Pareciera que, como en teoría de juegos, el clásico ejemplo de trenes que circulan por la misma vía pero en dirección contraria gana el que advierte en qué momento se bajará el otro maquinista o el que es capaz de negociar para evitar el choque (ganadores múltiples).

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

En el caso chileno actual, al parecer los maquinistas de este sector son ciegos, sordos y no saben siquiera donde está el freno.

Moraleja: lo más probable es que pierdan todos.

Fuente: Primera Piedra

DEJA UNA RESPUESTA