El Juicio Político y la Criminalización de la Militancia: ¿Por Qué Estuvo Preso Felipe Durán?

0
358

En el cuarto día del juicio a Felipe Durán se conoció el veredicto que absolvió de todos los cargos a Cristián Levinao y a este fotógrafo que pasó casi un año en prisión preventiva. Pero la buena noticia no sólo debe celebrarse, sino que es necesario también reflexionar sobre las implicancias de este caso.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

En La Pala queremos motivar una reflexión en torno al uso de los recursos legales como forma de criminalización no sólo del oficio fotográfico sino también de la militancia política.

Porque Felipe no sólo es un fotógrafo, es una persona comprometida con la causa Mapuche.

El Estado chileno demuestra que utiliza herramientas legales como forma de control ideológico, porque resulta evidente que acá no se busca condenar a un criminal, más bien se busca detener a un militante de una causa política que visibilizaba el conflicto entre el Estado chileno y el pueblo-nación Mapuche.

Como Centro de Estudios Abierto nos interesa develar que el juicio a Felipe fue ante todo un juicio político, donde el Estado de Chile adoptó una postura ideologizada (la defensa de la soberanía y la ley antiterrorista como recurso para combatir al enemigo interno).

Nuestra intención no es descorrer un velo, más bien manifiestar la necesidad de plantear este juicio, así como tantos otros, como un ejercicio de control que no sólo carece de fundamentos legales, sino que además, atenta derechamente contra la libertad de expresión y las legítimas formas de promover la visibilización de las reales consecuencias de la intervención estatal en el Wall Mapu.

El abuso del Estado y la indolencia con que la población chilena en general aborda este tema, nos motiva imperiosamente a hacernos una pregunta sencilla, pero que acarrea una reflexión que va más allá de este caso en particular:

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

 

¿Por qué estuvo preso Felipe Durán?

La infancia de nuestros pueblos originarios está siendo sistemáticamente traumatizada por la propia institucionalidad que ratifica la Convención de los derechos de los niños y niñas. Mientras, al mismo tiempo, se vulnera en territorio ancestral, uno de los tesoros más preciados de nuestra cultura; la sabiduría de nuestros pueblos originarios y la dignidad de una resistencia que lleva 4 siglos.

Felipe Durán es un comunicador, un artista, un militante de causas justas, un amigo que refleja el infortunio al que estamos expuestos los que queremos un mundo mejor.

Su libertad es un bálsamo.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Es un paso hacia la dignidad. Un montaje desmontado que devela lo que muchos saben; el Estado y sus intereses reflejan la ignorancia de sus operadores.

La pobreza espiritual de la clase política y las fuerzas policiales equivale a combatir sin sabiduría a la sabiduría. Obviar lo esencial en virtud de mezquinos intereses y lamentablemente demuestra que pese al resultado de este juicio, quienes luchan tras la verdad, deben luchar también contra la marea de enajenantes razones que el poder tras el poder esgrime cada vez que se evidencia el ejercicio de su violencia.

    <script type=»text/javascript»>

    = || [];

    _ttf.push({

    pid : 55048

    ,lang : «es»

    ,slot : ‘[itemprop=»articleBody»] > p’

    ,format : «inread»

    ,minSlot : 3

    ,components : { mute: {delay :0}, skip: {delay :0} }

    ,css : «margin: 0px 0px 12px;»

    });

    (function (d) {

    var js, s = d.getElementsByTagName(‘script’)[0];

    js = d.createElement(‘script’);

    js.async = true;

    js.src = ‘//cdn.teads.tv/media/format.js’;

    s.parentNode.insertBefore(js, s);

    })(window.document);

    </script>

   

 

Aún así, a través de su lente Felipe ha mostrado que la violencia ejercida por el Estado, no es el único imperativo que rodea el territorio Mapuche, sino además, ha mostrado la cohesión y el amor con que este pueblo ancestral defiende aquello que según Gastón Soublette es el valor más grande de esta cultura, y aquí, esta pregunta es esencial, ¿qué defienden con tanto ahínco?.

Los mapuches, dijo, defienden el paraíso.

{youtube}N27LAd906yM |600|450|0{/youtube}

Fuente: La Pala

DEJA UNA RESPUESTA