El sábado apareció en una cueva de las quebradas del sector de Ojo Opache de Calama, un cuerpo completamente calcinado. Lo macabro, es que estaba con sus manos esposadas y sus pies encadenados. Por si esto fuera poco, el primer peritaje arrojó que la víctima que no ha sido identificada, presenta claros indicio de una tortura.

El hombre fue hallado por personas que vieron humo saliendo de un saliente rocoso. El sujeto quien aún no ha sido identificado estaba encadenado y esposado.

Los antecedentes indicarían que cerca de las 22 horas del sábado, unas personas que recorrían las quebradas del sector Ojo de Opache de Calama, se percataron que en una de las cuevas permanecía un cuerpo completamente carbonizado, con sus pies y manos atados.

«Está NN hasta el momento, el cuerpo está carbonizado y efectivamente estaba atado de pies y manos. En las manos con unas esposas y en los pies con una cadena, es bastante macabro», especificó al Mercurio de Calama, Priscila Gunaris, la fiscal a cargo del caso.

«Se estima que la persona ingresó con vida a las cuevas de este sector. Es bastante difícil llegar al lugar donde estaba. Obviamente hay participación de terceras personas, por la forma en que se encontró el cuerpo. Se levantó bastante evidencia de interés criminalística que deberá ser periciada», agregó Gunaris.

El caso ameritó la creación de un grupo multidisciplinario, que investigará todas las aristas de esta muerte. El Ministerio Público asignó el procedimiento a Labocar de Carabineros de Antofagasta, los que trabajarán en conjunto con la Sección de Investigación Policial de Calama (SIP), con la SEBV y el OS9 que vendrá desde Iquique.

«Recopilada la información y evidencia, se trasladó el cuerpo hasta el Servicio Médico Legal de Antofagasta, con la finalidad de determinar la identidad de esta persona, principalmente para obtener su perfil genético», explicó el teniente coronel de Carabineros, Sergio Cornejo, jefe de Labocar de Antofagasta.

Los peritos, primero deben establecer la identidad de la víctima y luego establecer en la autopsia si hay presencia de contusiones o evidencia de los motivos de su fallecimiento. Esto se realizará entre hoy y mañana, para así prontamente determinar las causas, cómo fue el ataque y por supuesto, dar con el paradero de él o los responsables. Paralelamente, se trabaja en canalizar las denuncias de presuntas desgracias de las últimas 24 horas.

Según los últimos antecedentes entregados por Labocar, hoy debería realizarse la autopsia de rigor para poder obtener su información genética que los lleve a su identidad. Con esto se daría inicio a un puzzle policial, para saber qué ocurrió y dar finalmente con el paradero de los responsables. Además, con las primeras pericias quedó en evidencia la brutalidad del crimen.

Las esposas y mordazas que presentaba el cuerpo estaban casi consumidas por el fuego, pero aun así se devela que habría sido ultimado con severos golpes en toda su extensión. Fracturas en sus piernas y extremidades son parte de las condiciones el cuerpo. Además, presentaba fijación al suelo a través de estacas. Un antecedente que podría ser clave en este caso guarda relación con un tatuaje que tendría la víctima en su espalda. Dato importante para los peritos para conocer su identidad.

Además, entre las primeras diligencias que realizó Carabineros, fue revisar y cotejar distintos casos de presuntas desgracias, que permitieran descartar que se tratara de alguna persona a la que se le haya perdido el rastro en los últimos días y meses.

El hecho quedó al descubierto luego que tres personas que circulaban por el sector de Ojo de Opache vieran humo saliendo desde el rocoso, por lo que al acercarse notaron la presencia del cuerpo.

Por ahora no se ha determinado la identidad de el o los responsables de lo ocurrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here