Por Derecho a la Paz: Gran Victoria de Venezuela en la OEA

0
281

El presidente, Nicolás Maduro, durante los actos conmemorativos del 195 aniversario de la Batalla de Carabobo, que se realizan en el Fuerte Tiuna en Caracas ratificó toda su voluntad para que se de el diálogo nacional facilitado por Unasur para la paz y la soberanía.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El mandatario aseguró que Venezuela obtuvo una victoria en la Organización de Estados Americanos, ante las pretensiones de la derecha que pretendían en el seno de esta agrupación vulnerar la soberanía e independencia de la patria de Bolívar. Maduro aseguro que este año 2016 es el año decisivo para el futuro de la independencia de la República.

“La oligarquía ha demostrado hasta mas allá del ridículo su intención de entregar el mando de las riquezas y de la política al imperio norteamericano del cual depende no solo ideológicamente sino en todos los sentidos” Del lado de allá están las fueras entreguistas al neocolonialismo, aseguró.
Reconocimiento

“Todo nuestro reconocimiento a los hombres y mujeres que día a día, cargan sobre sus hombros la maravillosa tarea de salvaguardar la libertad y la soberanía que nuestro padre, Simón Bolívar, nos dejó con su espada vencedora y que nuestro comandante Hugo Chávez nos enseñó a amar”, recalcó el Mandatario.

“Seguiremos defendiendo al pueblo”

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El Presidente Nicolás Maduro aseguró que bajo el legado de Carabobo “seguiremos defendiendo a la República y al pueblo venezolano con el Ejército y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al frente”. Desde el Patio de Honor de la Academia Militar Bolivariana, el Comandante en Jefe de la FANB enfatizó la vigencia y el rol primordial del cuerpo castrense en la defensa de la soberanía, la independencia y la integridad de la Nación.

“Hace 195 años, el pueblo unido, convertido en ejército victorioso, fundó la República, qué peso y qué vigencia tiene para esta Patria refundada ese ejército hecho pueblo que hoy ha vuelto a ser el ejército de los libertadores”, manifestó el Jefe del Estado venezolano ante los 15 mil 280 combatientes bolivarianos reunidos bajo el mando del G/B El-dan Domínguez Fortty, comandante de la 42 Brigada de Paracaidistas, integrantes de la unidad de parada destacada para la conmemoración de la más importante efemérides patria. (Ciudad VLC. Al Cierre. Pág. 2)

Almagro le falló a la derecha maltrecha

El informe infame que presentó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, fue engavetado por el Consejo Permanente de dicho organismo, y así queda desestimada la pretensión injerencista de aplicar la Carta Democrática Interamericana contra Venezuela. Así lo afirmó en su programa del pasado jueves, La Política en el Diván, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, quien exaltó el hecho como un logro en favor de la democracia y la autodeterminación soberana del Estado venezolano. Explicó el dirigente socialista que cuando el Consejo Permanente de la OEA decidió “tomar nota del informe”; significa en términos diplomáticos, “que se engavetó, que no pasó nada, que Almagro le falló a la derecha maltrecha venezolana en su promesa de lograr la aplicación de la Carta Democrática contra Venezuela; ha sido un logro para nuestro pueblo”, sentenció.

Expuso que Almagro se había comprometido con dirigentes de la oposición venezolana como Luis Florido, Henry Ramos Allup, Richard Blanco, William Dávila, Capriles Radonski, Lilian Tintori y María Corina Machado a lograr decisiones injerencistas de parte de la OEA pero no logró el apoyo esperado del Consejo Permanente.

PSUV resalta en Foro de Sao Paulo triunfo en la OEA

El vicepresidente del PSUV para Asuntos Internacionales, Rodrigo Cabezas, consideró un triunfo para Venezuela el rechazo a la aplicación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA). El funcionario, quien participa en el Encuentro XXII del Foro de Sao Paulo, Brasil, que sesiona en El Salvador, aseguró que no existía ninguna posibilidad de que la OEA aplicara su Carta Democrática contra del país. “No solo porque no había los votos suficientes sino porque sería un gravísimo acto de injerencia en la vida democrática, en la vida soberana, y en la vida libertaria de una nación del continente latinoamericano”, dijo a través de una entrevista realizada por Prensa Latina.

Presidente de Uruguay rechaza actitud de Almagro

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, aseguró que no comparte “en absoluto” la activación de la Carta Democrática a Venezuela, tal como lo planteó el secretario de la OEA y excanciller uruguayo, Luis Almagro. Desde el departamento de Tacuarembó, donde realizó un consejo de ministros, criticó la postura de Almagro:

“No estamos, y lo digo en forma personal, de acuerdo con la actitud que ha tomado el secretario general Almagro. Ya lo hemos dicho estando en la Unasur y en la presidencia protempore del Mercosur”, indicó. Respecto al traspaso de la presidencia protempore del Mercosur a Venezuela, Tabaré aseguró que no ha cambiado nada: “Yo a fines de julio voy a transmitir la presidencia pro tempore al presidente Maduro. El Mercosur debe ayudar todo lo que podamos sin herir la autodeterminación del pueblo venezolano para definir sus temas internos”.

Embajador: Ganó el diálogo en la OEA

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Bernardo Álvarez, calificó como una victoria del diálogo y de la paz la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de este jueves, que solo escuchó el informe del secretario general, Luis Almagro. “Almagro presentó su reporte, nadie habló de aplicar la Carta Democrática, la mayor parte de los Estados se limitaron a tomar nota sin ninguna consecuencia legal, es decir, eso que estaban hablando de la activación de la Carta Democrática no se dio y la reunión termina escuchando un reporte y sin ninguna consecuencia jurídica; en criollo, ese informe se engavetó”, afirmó el diplomático. Recordó que para activar la Carta se necesita el apoyo de los Esta-dos, y la mayoría votó por escuchar el informe; pero “todas las intervenciones respaldaron el proceso de diálogo de una manera explícita, muy clara, sin ningún tipo de dudas, el diálogo pudo superar es-ta obsesión de Almagro”.


Delcy Rodríguez: la dignidad tiene nombre de mujer en Venezuela

Carlos Aznárez

Hacía mucho tiempo, desde aquellos años en que Cuba todavía participaba de la OEA, que no se escuchaban palabras tan claras y rotundas como las formuladas en estos días por la Cancillera bolivariana Delcy Rodríguez. Fue un auténtico huracán de aire fresco irrumpiendo en un ámbito que siempre ha oficiado de tentáculo de la política exterior estadounidense para el continente latinoamericano.

Con contundencia y rebeldía necesariamente irrespetuosa (para los que piensan en clave de “discurso políticamente correcto”) Delcy Rodríguez puso en el sitio que merecen a cada uno de los dinosaurios que buscaban sancionar a Venezuela. En primer lugar apuntó a ese personaje nefasto llamado Luis Almagro, colocado en el cargo que hoy esgrime con impune parcialidad contra la lucha de los pueblos, por recomendación de José Mujica y Tabaré Vázquez, quienes tardaron en desconocerlo, pero avergonzados por el comportamiento de su “pichón” optaron por soltarle la mano.

Delcy fue tajante en repudiar las componendas orquestadas por Almagro y enfrentar sus dichos humillantes para con el proceso revolucionario bolivariano y con el presidente Nicolás Maduro. Pero fue más clara aún al denunciar las verdaderas intenciones del peón uruguayo de Washington:  “El secretario general está dando un golpe de estado a esta organización y está promoviendo, con la oposición venezolana, un golpe de Estado en Venezuela”.     

Con un verbo encendido y ejerciendo el rol de comunicadora popular al estilo del Comandante Hugo Chávez, Delcy generó con sus palabras (en dos intervenciones sucesivas) una polarización esclarecedora sobre qué puntos calzan cada uno de los integrantes de la organización panamericana. De un lado quedaron los amigos históricos de la Revolución Bolivariana, y del otro los energúmenos leales a la felonía “almagrista” y a sus patrones del Partido Republicano yanqui. Para estos últimos, Rodríguez no ahorró conceptos: “Estamos viviendo los tiempos de vergüenza donde se rompen todas las reglas del juego y nos colocan en una situación fangosa. Se pretende juzgar a un estado miembro. Se le está juzgando y se le pretende condenar también”.  
 
Mirando a uno y otro costado mientras hablaba, fijando sus ojos en cada uno de los interpelados, la cancillera de la dignidad puso en caja, entre otros, a su par paraguayo, que había osado apuntar a Venezuela por sus “violaciones de los derechos humanos”, refiriéndose a la justa prisión del terrorista Leopoldo López, al que el diario español El País, parece tener como columnista permanente. Sin pelos en la lengua, Rodríguez le recordó al hijo de Horacio Cartes (y seguramente del dictador Alfredo Stroessner) que si hay un país que ataca los derechos humanos en el continente ese es Paraguay, ya que sus cárceles están llenas de campesinos presos y se utilizan masacres contra los humildes (como sucediera en Curuguaty) para derrocar gobiernos.

Impecable en su embestida, Rodríguez no dejó respirar a quienes albergaban la idea de sacar adelante la Carta Interamericana para sancionar a Venezuela, y  volvió a darle su merecido al Secretario de la OEA por haber tenido la desfachatez de querer incluir en el recinto a un energúmeno como Ramos Allup, considerado “traidor a la Patria” por gran parte del pueblo venezolano.

El resultado final de esta victoria diplomática es que Almagro y sus secuaces tuvieron que guardarse la “Carta” en sus bolsillos y reconocer que una sola mujer, con agallas e ideología revolucionaria logró en un nido de machistas, pararles los pies, y dejarlos en evidencia como nunca. Pero además definió en una consigna algo que se hace cada vez más necesario:

«Con la OEA o sin ella vamos a defender al país y la institucionalidad”. Dejó de esta manera abierta la puerta para un reclamo ya hecho por algunos gobiernos y organizaciones populares: hay que irse definitivamente de un ámbito que no le sirve a los pueblos y que no por casualidad tiene su sede en el corazón del monstruo.

Gracias compañera Delcy Rodríguez por representarnos tan bien a las y los que seguimos defendiendo las ideas del antiimperialismo en el continente.  

DEJA UNA RESPUESTA