Quién Da Más: La Ofensiva Estudiantil y la Represión Policial

0
235

De modo análogo al ciclo de 2011, luego de lanzar nueva ofensiva de movilizaciones, los estudiantes reportan un fuerte incremento en la represión policial. Apoderados del Liceo Manuel de Salas denunciaron que una alumna fue herida de gravedad por el uso de perdigones metálicos. Testigos afirman que estudiante de la Universidad de Chile recibió impacto de bomba lacrimógena en el rostro. Estudiantes y académicos difunden declaración en que piden se respeto el derecho de los manifestantes. Igual que en 2011.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Apoderados del Manuel de Salas denuncian uso de perdigones metálicos contra alumna del liceo que se «encuentra en delicado estado de salud»

La Asociación de Padres y Apoderados del Liceo Experimental Manuel de Salas denunció el uso de perdigones metálicos contra los alumnos del establecimiento de parte Carabineros, que tienen a una estudiante “en delicado estado de salud».

“El caso más grave se refiere al disparo de un perdigón metálico recibido por una de nuestras alumnas el pasado jueves 2 de junio, cuando estaba volviendo al colegio tras la marcha pacífica en la que participó minutos antes en los alrededores del ex Pedagógico de la Universidad Metropolitana en Ciencias de la Educación”, detallaron a través de un comunicado.

“Ella se encuentra en la actualidad en un delicado estado de salud con el perdigón incrustado en su músculo y guardaremos su nombre por su seguridad, en espera de las acciones legales que sus padres estimen conveniente tomar”, precisaron.

Según los apoderados del Liceo Manuel de Salas, este caso “se une al arresto injustificado de algunos de nuestros estudiantes, como lo que sucedió el pasado 27 de mayo en Plaza Ñuñoa cuando uno de ellos fue subido y retenido durante tres horas en el furgón de Carabineros sin motivo alguno. Lo que se suma a la falta de información sobre la ubicación exacta de nuestros hijos detenidos, cada vez que ha habido una manifestación en los alrededores de nuestro establecimiento. Hay casos de alumnos golpeados, vejados y además tenemos la legítima sospecha de que están siendo vigilados”.

“Queremos manifestar nuestro completo repudio a estos hechos de violencia y a la clara vulneración a sus derechos fundamentales. No queremos que mientras nuestros hijos y más de 40 liceos y 20 universidades a lo largo del país luchan por una mejor educación para el futuro de Chile, sigan siendo tratados como delincuentes por las fuerzas policiales (que entendemos están para defendernos a todos) y muchas veces también por la opinión pública, que criminaliza sus reivindicaciones”, concluyeron.

Fuente: El Mostrador

Confuso incidente en la U. de Chile termina con estudiante operado tras golpe en el ojo: Testigos acusan a FF.EE.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Con un estudiante universitario siendo intervenido quirúrgicamente en el Hospital del Salvador terminó un confuso incidente esta mañana. Se trata de Diego Medina, estudiante de 1° año de Antropología en la Universidad de Chile, quien habría recibido un impacto de una bomba lacrimógena en su rostro.

Según las distintas versiones que ha recogido El Desconcierto, fue cerca de las 7:30 de la mañana de hoy cuando un grupo de uniformados se enfrentó con estudiantes que a esa hora se manifestaban al interior del Campus JGM ubicado en la comuna de Ñuñoa, en el contexto del paro multisectorial de la Confech.

De acuerdo al relato de testigos, Fuerzas Especiales de Carabineros habrían disparado perdigones y lacrimógenas directamente hacia el cuerpo de los manifestantes desde una de las entradas por Avenida Grecia.

“Carabineros actuó con violencia desmedida, lanzando lacrimógenas hacia el interior del campus, donde nos encontrábamos. Ahí Diego recibió una en su ojo derecho, lo cual le provocó mucha sangre y obligó a que tuviera que ser traslado a la posta de Juan Moya”, relata un testigo.

La gravedad de la agresión obligó a que Diego fuera derivado desde la posta hasta el Hospital del Salvador, recinto en el cual fue operado luego de una estricta revisión de un oftalmólogo y un cirujano plástico para intentar impedir que la agresión afecte aún más la zona ocular.

Según estudiantes, en las afueras del lugar aún se encuentran uniformados quienes esperan que el estudiante sea dado de alta para detenerlo.

Declaraciones cruzadas

Pese a que esta versión ha sido confirmada desde distintos sectores, existen diferencias en las declaraciones de Medina. Esto, ya que fue él quien primero acusó el accionar de los uniformado a través de su Facebook.

“A cuidarse cabrxs, la represión hoy día está fuera de control. Pd: carabineros esta disparando dscopetazos de lacrimógena al cuerpo sin respetar ningún tipo de protocolos. voy con otro herido en la cabeza en el mismo auto” (sic) fue lo que escribió en su muro y que distintas páginas de Facebook lograron rescatar.

Sin embargo, luego fue el mismo estudiante, a través de la misma red social, quien ahora explica el golpe debido a que se cayó y se golpeó en la cuneta. De hecho, al Hospital del Salvador lo habrían ingresado argumentando un “accidente doméstico”.

Fuente: El Desconcierto

Presentan denuncia contra Carabineros por apremios ilegítimos a alumna del Liceo de Niñas

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos, senador Alejandro Navarro junto a un grupo de dirigentes estudiantiles agrupados en el bloque secundario de Concepción, llegaron hasta la Fiscalía Local de Concepción para presentar una querella por apremios ilegítimos, por los hechos ocurridos el sábado 4 de junio posterior a la detención de una decena de alumnas del Liceo de Niñas de Concepción, quienes fueron desalojadas de la toma en que mantenían el establecimiento.

Según el relato de las jóvenes, tras la detención personal de Carabineros las habría conducido a un lugar que no cuenta con cámaras de vigilancia ni puertas, donde cuatro funcionarias de Carabineros las obligan a desnudarse, utilizando, entre otras expresiones «Ya sáquense la ropa conchetumadre», «Ya po’ hueón sáquense la ropa», «No se creen tan choras», entre diversos otros insultos y burlas. Ambas víctimas solicitan no sacarse la ropa y piden que les realicen una revisión táctil, respondiendo las funcionarias «No, qué asqueroso».

Ante las presiones y malos tratos verbales proferidos por las funcionarias policiales, comienzan a sacarse las vestimentas superiores, quedando sólo en ropa interior (sostén), continuando en este momento las burlas y malos tratos, señalándoles «Tenís que ser chora en todos lados», «Quién va a querer mirarlas a ustedes lesbianas culiás». Ante estos tratos vejatorios acceden a sacarse la ropa interior, quedando desnudas frente a las cuatro funcionarias, quienes las miraban y se reían, continuando las expresiones de burla en los términos ya referidos.

Posteriormente, una funcionaria, obliga a Constanza a retirarse el aro que tenía en la nariz. Ante esta situación les explica que el aro se lo había colocado hace poco tiempo, lo que le dificultaba poder retirarlo fácilmente. Una de las funcionarias le dice que si no se lo saca ella, se lo retirará por la fuerza.

Esta funcionaria policial, de quien se desconoce su identidad, ya que la misma no se encontraba visible en su uniforme, se retira del lugar, con el propósito de buscar su «corta uñas personal», volviendo con este instrumento para proceder a retirarle el aro a la víctima Constanza Vargas. Para estos efectos es sujeta de sus manos por una funcionaria a quien identifica por el apellido Saavedra, y otras dos funcionarias presionaban su cuerpo contra la pared para que no se moviera ni se resistiera al procedimiento de extracción de aro por parte de una cuarta funcionaria con su corta uñas, quien le sostenía fuertemente su rostro apretándola contra la pared; mientras trataba de cortar el aro le señalaba «Puta la hueá dura» y «Las hueás que te ponís». Ante los infructuosos intentos por cortar el aro, la misma funcionaria policial le dice que irá a buscar un alicate a la moto. Mientras esperan que vuelva la Carabinero con el alicate, la funcionaria Saavedra le señala a la víctima «Hazte la chorita ahora conchetumadre».

La funcionaria de Carabineros regresa con el alicate, cuestión que Javiera Escalona pudo ver ya que permanecía aún sentada en el pasillo central, y comienzan nuevamente los forcejeos por sacarle el aro de la nariz. Para facilitar el proceso, y así evitar mayores sufrimientos, Constanza se introduce un dedo en la nariz para levantar el aro desde adentro y que pueda asomar en mayor medida para facilitar el corte. Sin embargo la funcionaria policial, con el alicate, tironea del aro moviéndolo en distintas direcciones, mientras Constanza llora de dolor y suplica que por favor le saque el alicate del aro; hasta que finalmente logra, de un tirón, sacarlo.

Luego de este procedimiento la obligan nuevamente a sacarse la ropa, quedando sólo en calzón y sostén; mientras sigue siendo insultada refiriéndole las Carabinero «Que era una mocosa agrandada porque se creía revolucionaria y a las revolucionarias se las comían con limón». Mientras permanecía sin sus ropa era empujada contra la pared por la funcionaria de apellido Saavedra, y el resto de las funcionarias policiales se burlaban de ella cuando trataba de subirse los pantalones y colocarse su polerón, sin que le entregaran su chaqueta de polar para poder abrigarse. Posteriormente, y entre empujones, es ingresada a un calabozo, donde después también ingresó Javiera Escalona.

Luego de unas horas Javiera es dejada en libertad por orden del fiscal, permaneciendo Constanza Vargas detenida en la 1° Comisaría de Concepción.

Allí permaneció una horas más, comenzando a sentirse mareada, con dolor de cabeza y nauseas atendida la experiencia sufrida, solicitando la dejaran ir al baño para poder vomitar. Un funcionario de Carabineros la esposa y la lleva al baño del calabozo, donde vomita en varias ocasiones. Ante estos malestares deciden llevarla al Hospital. Allí se le efectúan una nueva revisión y se le recetan y entregan unos medicamentos los cuales no fueron puestos a su disposición por Carabineros cuando llegan de vuelta a la comisaría.

Ante estos hechos, el senador Alejandro Navarro recurrirá ante la Justicia en razón del artículo 150 A del Código Penal, que indica: «el empleado pu?blico que aplicare a una persona privada de libertad tormentos o apremios ilegi?timos, fi?sicos o mentales, u ordenare u consintiere en su aplicacio?n, sera? castigado con las penas de presidio o reclusio?n menor en sus grados medio a ma?ximo y la accesoria correspondiente». Asimismo en el inciso segundo se establece que «las mismas penas, disminuidas en un grado se aplicara?n al empleado pu?blico que, conociendo la ocurrencia de las conductas tipificadas en el inciso precedente no las impidiere o hiciere cesa, teniendo la facultad o autoridad necesaria para ello».

Comisión de DDHH oficiará a Carabineros por maltrato a María Paz Cajas

Tras escuchar el testimonio de la mujer que tras ser detenida el pasado 26 de mayo en una marcha estudiantil sufrió un aborto, atribuido a golpes recibidos de parte de una funcionaria de Carabineros, la comisión acordó oficiar a la institución para conocer si existe un sumario por este caso.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara recibió esta semana a María Paz Cajas, quien expuso las circunstancias en que sufrió golpes por parte de una funcionaria de Carabineros de Chile, en el marco de una marcha estudiantil, el pasado jueves 26 de mayo en Santiago, que le habría provocado un aborto.

La mujer, quien asistió acompañada de su abogada, señaló que tras intervenir en lo que le pareció una detención injusta de un grupo de manifestantes, y sin estar participando en los hechos, fue detenida y agredida por parte de la funcionaria policial.

Añadió que tras esto empezó a sentir molestias y luego sangrados. También relató lo lento que fue el procedimiento para constatar lesiones, primero en un SAPU de Renca, desde donde se indicó que fuera derivada al Hospital San Juan de Dios, donde un ginecólogo le habría explicado que estaba con un «aborto incompleto», pero sin tomar ninguna medida sanitaria adicional para atenderla.

Añade que tras estar practicamente todo el día detenida, sin que se entregará información a su familia, y tras el informe de lesiones, fue dejada en libertad sin mayores explicaciones.

Su abogada, Fernanda Molina, de la Defensoría Popular, explicó que pidieron a la Comisión que, en virtud de la facultad fiscalizadora de la misma, pida información a la Dirección general de Carabineros sobre este caso y si se ha abierto un sumario en contra de la funcionaria involucrada.

Además, anunció que presentarán una querella criminal en contra de esta y de Carabineros, para sancionar el abuso ilegítimo cometido en contra de María Paz Cajas, «dentro del contexto de una detención absolutamente ilegal y arbitraria».

Boric pide que Carabineros informe sobre caso de mujer que sufrió aborto por golpes

El Presidente de la Comisión, diputado Tucapel Jiménez (PPD) dijo que quedaron impactados por su testimonio, donde sin ser parte de las manifestaciones, se le detiene y maltrata, y manifestó su solidaridad por la gravedad de lo ocurrido.

Asimismo, confirmó que solictarán información a Carabineros sobre si existe un sumario y, si no es así, que se investigue. Paralelamente, agregó, oficiaron a diversos ministerios para conocer en qué estado está el proyecto que pone fin a la justicia militar.

 

El diputado independiente Gabriel Boric pidió que la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja envíe un oficio a Carabineros solicitando información respecto del caso de una mujer que dice haber sufrido un aborto a consecuencia de los golpes propinados por una funcionaria policial.

María Paz Cajas, de 34 años, concurrió el miércoles ante la instancia parlamentaria, donde contó que en la marcha estudiantil del pasado 26 de mayo ella intercedió a favor de unos jóvenes que estaban siendo detenidos, a raíz de lo cual fue golpeada, perdiendo su embarazo.

Según informa La Segunda, en la sesión el diputado por Magallanes y ex presidente de la FECh afirmó que el abuso policial «es mucho más común de lo que se piensa».

«Está la idea de que en dictadura pasaban abusos policiales, pero a mí me ha tocado estar detenido un par de veces y una vez me sacaron la cresta, me pasaron a Fiscalía Militar, estuve dos años sin poder salir del país y firmando todos los meses… porque me pegaron», reclamó.

Boric también ofreció disculpas a Cajas por la presencia sólo de cinco de los 13 miembros de la Comisión de Derechos Humanos, ninguno de ellos de Chile Vamos, según la publicación.

«Me hubiera gustado -y esto quiero que quede en acta- que estuviera aquí un diputado que nunca viene, Juan Antonio Coloma, que hace poco presentó una carta criticando al Instituto de Derechos Humanos por el rol que cumple justamente en estos casos, porque desde su punto de vista hay un permanente ninguneo a Carabineros por parte del Instituto», reclamó Boric, que expresó voluntad de apoyar acciones judiciales por el caso.

Académicos, funcionarios y estudiantes exigen el cese de la vulneración de DD.HH de niños y jóvenes movilizados

Más de 90 académicos, junto a tres premios Nacionales y decenas de funcionarios y estudiantes de distintas universidades emitieron una declaración exigiendo el cese de la vulneración de los derechos humanos de niños y jóvenes en el marco de las movilizaciones. Ante las numerosas denuncias que sacan a la luz la violencia con que opera Carabineros, como los casos de Roberto Zambrano o Constanza Vargas, los integrantes de la comunidad universitaria exigieron al nuevo ministro del Interior, Mario Fernández (DC), que ponga “inmediato término a estas prácticas policiales y a que cese el despliegue de una policía militarizada para la represión de las manifestaciones sociales”.

Descargue la declaración completa

DEJA UNA RESPUESTA