Cine: Toro Salvaje

0
500

Raging Bull es el nombre original de esta película producida en 1980, basada en el libro homónimo escrito como biografía por el boxeador Jake LaMotta. El guión y la extraordinaria obra de Martin Charles Scorsese se basan en este texto.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

El boxeo es un deporte en su versión Amateur. En Cuba se han logrado muchos éxitos en los últimos 40 años. Tuvimos en los años 70 del pasado siglo a Teófilo Stevenson, según un consensos universal uno de los más grandes boxeadores del mundo. Rechazo ofertas millonarias para pasar al profesionalismo, esta historia es conocida.

En aquella época se peleaba a tres rounds y se utilizaba un protector de cabeza para evitar golpes letales. Ahora se pelea sin protector de cabeza y a 5 rounds. Como es un deporte amateur se cuida a los boxeadores de lastimaduras o fueras de combates abusivos.

Pero existe otro boxeo: el profesional, muy desarrollado en Estados Unidos donde es una actividad millonaria. La diferencia esencial es que se pelea a 15 rounds y las “mejores” peleas son las sangrientas, aquellas donde un oponente debilitado recibe golpes y golpes hasta que sangre. El Referee no para la pelea hasta que un boxeador derribado no pueda incorporarse.

A propósito de la sangre en la película que vamos a comentar, el Departamento de Maquillaje y efectos especiales “inventó” mezclar la sangre normal de maquillaje con un preparado a base de chocolate, de esta forma, la sangre sería más visible y brillante, esta es la que apreciamos en Toro Salvaje, porque en este filme nos adentramos en el mundo del boxeo profesional.

¿De dónde salen los boxeadores profesionales? No conozco ningún caso de un joven rico heredero que suba a un ring a dar y recibir golpes por dinero. No, los poderosos de este mundo se sientan en confortables sillas, lo más cerca posible del ring para ver en el cuadrilátero cómo se desarrollan peleas que a veces tienen algo del circo romano.

Los boxeadores vienen de los pobres de la tierra: latinos, negros, inmigrantes, buscan el boxeo rentado, ganar dinero a falta de otras oportunidades. Si llegan a campeones, como Jake LaMotta, ganan muchísimo dinero y fama.

En el filme Toro Salvaje el rol de Jake LaMotta lo interpreta Robert De Niro (en mi opinión la mejor actuación de su carrera). El entrenador es su hermano Joey LaMotta, interpretado por el actor Joe Pesci, quien intenta contener y encausar la ira del protagonista.

Para interpretar su papel, el actor Robert De Niro tuvo que aumentar 27 kilos (60 libras) ¿Quién dijo que los actores llevan una vida fácil? Alcanzar este peso le era necesario para pelear en la categoría de los pesos medianos.

El filme nos muestra algunas peleas filmadas de forma extraordinariamente eficaz, lo mejor que se ha hecho nunca en este cine. Se cuidó mucho el sonido, las zapatillas que se mueven se escuchan, y sobre todo los golpes brutales, subrayados por efecto de sonido. Hablamos de la sangre “especial” que creó el equipo de trabajo de este filme que se rodó en blanco y negro con una fotografía muy contrastada como una concepción artística original.

Al final Jake LaMotta (Robert De Niro) gana el campeonato de los pesos medianos, repentinamente se hace rico y famoso, pero esto no resolvió sus problemas, los agravó.

El filme nos muestra cómo aumentó su violencia doméstica, comenzó a tener aparatosas relaciones sexuales extramatrimoniales, ahora es un boxeador famoso (por corto tiempo) seguido por fotógrafos, chismosos, y la prensa amarilla. Su propia esposa Vickie Thailer LaMotta (Cathy Moriarty), comienza a serle infiel.

El entorno del boxeador se convirtió en un enorme cuadrilátero, se acabó la vida doméstica y las broncas que incluían roturas de muebles y un estado permanente de ira, algún crítico de la época subrayó que tenía un carácter sádico. Lo cierto es que se acabó la gloria efímera de un hombre que encontró en el boxeo lo que él creía la solución de sus problemas.

Este filme fue seleccionado por la Asociación de Críticos Cinematográficos Norteamericanos, como uno de los 10 más importantes de todos los tiempos.

Se trata de una obra maestra. Su director Martin Scorsese, quien hizo el guión en solo dos semanas dijo al terminar la película: “Puse en este filme todo lo que sabía, trabajé porque pensé que esta película donde lo di todo sería la última de mi carrera”.

Martin Scorsese, a partir de esta película, es reconocido como un gran director, continuó trabajando con éxito artístico pero por supuesto, Toro Salvaje es su obra cumbre.

Robert De Niro no deja de asombrarnos y es sin dudas uno de los actores más grandes del siglo XX. Jack Lamotta dejó el boxeo y si su vida tiene algún interés es por este filme extraordinario que sin proponérselo nos da unas cuantas lecciones sobre el boxeo profesional y los grandes negocios.

Fuente: Cubadebate

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

DEJA UNA RESPUESTA