El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, confirmó que el Ejecutivo presentará acciones legales por la publicación de una presunta filtración del llamado caso Caval-Luksic, revelada el jueves por la revista Qué Pasa, en la que se vincula a la Presidenta Bachelet con la causa.

Díaz sostuvo que «respecto de las acciones legales, estas no se van a anunciar sino que se van a ejercer».

«Acá se ha injuriado, se ha intentado enlodar a la Presidenta de la República, involucrarla en hechos gravísimos y más allá de valorar el gesto de la revista de pedir disculpas, y que haya también, porque hay otros medios que han hecho eco de estas informaciones, responsabilidad, no solamente con nosotros, con los ciudadanos», agregó.

El ministro sostuvo que «desde esa perspectiva nosotros hacemos una invitación a que todos contribuyamos a la veracidad en el debate público y a la información veraz que debe prevalecer siempre».

El titular de Segegob dijo haberse comunicado con la dirección de la revista, la cual se retractó y pidió disculpas a los afectados y los lectores. Más allá de las excusas, Díaz sostuvo:

«Lamentamos que se hayan hecho eco de unas supuestas declaraciones de una persona que está siendo investigada por graves delitos y los medios de comunicación también cumplen un rol relevante en la sociedad, y por tanto tienen que actuar con responsabilidad».

«Es como lo ha señalado la Presidenta, una verdadera canallada y, como ella ha indicado, basta de mentiras», sentenció.

Por su parte, el diputado Felipe Ward (UDI) planteó que «no le asigno mucha credibilidad, porque proviene de quien proviene, de una persona que no tiene la mejor de las calificaciones en materia de participación en negocios públicos y está siendo investigada por el tema de Caval».

«Si bien estoy totalmente dispuesto a seguir reconociendo que la Presidenta tiene responsabilidad política en el caso Caval, principalmente por el hecho de que señaló algo que no le creemos el 80 por ciento de los chilenos, eso es distinto a una responsabilidad civil o penal», añadió el parlamentario.

«Ella no está siendo investigada en tribunal por hechos que han realizado su hijo o su nuera, por eso yo haría una distinción en la responsabilidad política que sí le compete a la Presidenta en el caso Caval y la responsabilidad judicial que por ahora no le corresponde», agregó Ward.

Mientras que el secretario general de la UDI, Guillermo Ramírez, expresó que «todo esto es muy enredado, nadie entiende nada, se sube información, se baja información, se anuncian querellas desde el Gobierno. Personalmente, no le creo nada al señor Juan Díaz, pero esperemos que finalmente el tiempo haga que las cosas decanten y la justicia haga su labor para determinar la verdad, la realidad detrás de estos hechos».

El presidente de RN, Cristián Monckeberg, sostuvo que «es todo muy extraño, más aún cuando se levanta una noticia, después se baja una noticia, eso pasa muchas veces cuando hay tanta filtración y no verificamos el contenido total».

«Yo espero que la investigación judicial siga su curso», indicó

El Gobierno no especificó en qué plazo serán presentadas las querellas ni en contra de quiénes estarán dirigidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here