Represión a la Marcha Estudiantil: No Ganó el Orden Público y Perdió la Democracia

0
410

Una dura crítica a las autoridades realizaron los estudiantes tras la fallida marcha a la que convocaron este jueves, sin contar con autorización. Parafraseando la polémica que ha cursado en los últimos días, denunciaron la «poca inhibición» con que actuaron Fuerzas Especiales de Carabineros.

 

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

«Hubo un exceso por parte de Fuerzas Especiales y eso es porque el Gobierno y el ministro (del Interior) Jorge Burgos nos tiene miedo. Le tiene miedo al movimiento estudiantil, porque ya le dijimos que pasamos la ofensiva, nos vamos a seguir movilizando, no solo en Santiago, sino en todo el país, no dejándolo gobernar», señaló el vocero de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) Diego Arraño.

«Los estudiantes tenemos claridad de que no tenemos por qué pedir permiso para salir a marchar. Cuando los estudiantes nos reunimos con la intendencia los hacemos por deferencia e intentando asegurar seguridad a nuestros compañeros y que la coordinación con Carabineros no vaya justamente contra los manifestantes y lo que recibimos muy por el contrario fue justamente la represión desmedida», aseguró Marta Matamala vocera de la Confech.

En el balance realizado en la sede de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH), los dirigentes denunciaron haber sido agredidos por personal policial y si bien no cuentan con una cifra de detenidos detallaron que el balance hasta ahora supera las 20 personas distribuidas en distintas comisarías.

Esto luego de más de tres horas de disturbios y constantes enfrentamientos en los alrededores del Parque Bustamante, Parque Forestal, Vicuña Mackena y Alemeda, avenidas por donde se dispersaron los estudiantes convocados a las 11.00 en Plaza Italia.

«Tenemos un estudiante que está constatando lesiones tras haber sido golpeado por Carabineros, tenemos compañeros heridos porque todos somos testigos de cómo Carabineros de Chile sitió la ciudad (…). El llamado es más fuerte que nunca a la Presidenta (Bachelet) que de una vez por todas de soluciones concretas a las demandas del movimiento estudiantil», declaró el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Central, Gabriel Iturra.

En esa línea reiteraron que exigen gratuidad universal y » no en la medida de lo posible» además de reclamar por un cambio al actual modelo de financiamiento de la educación escolar pública. Por su parte el presidente del Instituto Nacional, Roberto Zambrano emplazó al titular de Interior a dar una respuesta.

«Aquí no puede haber silencios (…) No los dejaremos gobernar», concluyó.

A su turno, el ministro del Interior, Jorge Burgos, respaldó la forma en que Carabineros disolvió la marcha de los estudiantes secundarios:

«Hubo que actuar conforme a derecho. Las autorizaciones de marchas se tramitan ante las intendencias o gobernaciones, esta es una solicitud que se hizo por una organización secundaria, entiendo, al intendente Orrego. El intendente, con tiempo, les anunció que para el lugar que habían pedido no había autorización, pero si para una marcha alternativa que se les ofreció. Eso se dijo así porque los antecedentes entre otros de Carabineros, indicaban que no era un buen lugar para hacer la marcha, por determinadas circunstancias».

Agregó:

«No se les dijo simplemente que no, se les dijo que había una alternativa y no se contestó a eso. En consecuencia, cuando se quiere hacer uso del legítimo derecho constitucional de manifestarse, que tiene una reglamentación como todo derecho, lo que busca uno son voluntades por parte de los organizadores para buscar alternativas. Aquí no la hubo y se insistió en hacerlo en un lugar en el que no había autorización».

Tres horas de refriega

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Pese a que la Intendencia no había autorizado la marcha estudiantil que iba a realizarse por la Alameda desde Plaza Italia, los estudiantes decidieron realizarla igual. Sin embargo, desde el primer momento, Carabineros impidió el avance de la movilización y comenzaron de esta forma los enfrentamientos entre los manifestantes y los uniformados. De hecho, la marcha no autorizada derivó en más de tres horas de enfrentamientos en el centro de Santiago, entre estudiantes y Fuerzas Especiales, que dispersó a los manifestantes antes de que pudieran iniciar la marcha.

Fuerzas Especiales se desplegaron en diversas zonas de Santiago y “calles pequeñas” para vigilar el traslado de los protestantes, especialmente en el Parque Bustamante, en la comuna de Providencia.

Desde temprano que los liceos habían sido sitiados por Carabineros para que los alumnos no se sumaran a la manifestación y en las calles había un alto número de contingente policial para evitar que se realice la protesta.

La tensión comenzó temprano esta mañana. Piquetes de Fuerzas Especiales se instalaron fuera de los liceos en toma, lo que fue considerado como una «provocación» por los estudiantes. Pese a ello, los dirigentes estudiantiles ratificaron que no darían «un paso atrás» en su decisión de marchar y responsabilizaron al Gobierno y al ministro del Interior, Jorge Burgos, por lo que ocurriría luego en el centro de la capital.

Cerca de las 10:00 horas, los jóvenes intentaron llegar hasta Plaza Italia –donde habían convocado la manifestación–, pero ésta se encontraba resguardada por Carabineros, por lo que se comenzaron a reunir en el sector de Parque Bustamante.

La marcha no alcanzó a empezar cuando, pasadas las 10:00 horas, personal de Fuerzas Especiales de Carabineros activó el carro lanzaaguas para dispersar a los manifestantes.

A partir de ahí, se inició un fuerte enfrentamiento entre los estudiantes y los efectivos policiales, que se prolongó por más de tres horas.

Los incidentes se concentraron primero en el sector de Parque Bustamante y luego se trasladaron hasta la Alameda, en el frontis de la casa central de la Universidad Católica. Los efectivos policiales impedían los intentos de reagrupación de los estudiantes utilizando carros lanzaaguas y gases lacrimógenos.

Cerca de las 13.00 horas, los incidentes se trasladaron hacia las inmediaciones del Cerro Santa Lucía, donde personal de Fuerzas Especiales actió con gases y el carro lanzaaguas.
Reacción de estudiantes

“Lamentamos que Burgos y Orrego decidieran no escuchar al movimiento social. A punta de palos y a la fuerza nos prohibieron marchar. Fueron miles los estudiasen que salieron a las calles. Tenemos personas afectadas, estudiantes heridos. Vimos como Carabineros sitiaba Santiago“, aseguró Gabriel Iturra vocero Confech.

“No vimos a una policía inhibida, vimos a una policía brutal”, agregó.

Previo a la manifestación, el vocero de la ACES, Diego Arraño, sostuvo que «los estudiantes siempre hemos estado en la posición de una movilización lo más tranquila posible, pero vemos hoy día que nos amedrentan desde la salida de los establecimientos».

Arraño apuntó al ministro del Interior, Jorge Burgos, indicando que «va a ser su culpa si hoy pasan cosas, porque usted puso Fuerzas Especiales, fue usted y su partido quien nos prohíbe movilizarnos en materia educativa».

Luego, publicó en su cuenta twitter:

Diego Arraño ‎@Diego_Arrano
Hoy hubo un exceso de fuerzas especiales, parece que el min Burgos le tiene miedo al movimiento social!

«Vamos a marchar de todas maneras», había asegurado en la mañana el vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), Marcelo Correa, confirmando así que la movilización convocada por los secundarios a partir de las 10.00 horas se realizará pese a no contar con autorización de la Intendencia Metropolitana, que negó el permiso proponiendo un recorrido alternativo que fue rechazado por los estudiantes:

«Creen que vamos a ir a hacer desmanes, porque convoca la Aces, la Cones, porque creen que no va a haber una gran cantidad de gente, bueno, veamos qué dice la ciudadanía. Queremos que sea una manifestación pacífica que represente al movimiento estudiantil que es de contenido».

En tanto, al ser consultado sobre las próximas movilizaciones, el estudiante aseguró que «estas movilizaciones ‘express’ o distintas van a seguir ocurriendo, hay que tener creatividad, hay que crear nuevas formas de movilización, se vienen más y con mucha más fuerza, si no nos escuchan vamos a darle con todo porque los estudiantes secundarios volvemos con más fuerza».

DEJA UNA RESPUESTA