Disidencia del Magisterio Negocia con la DC

0
546

En sesión de Comisión de Hacienda se explicitaron los lazos entre diputados de la Democracia Cristiana y dirigentes opositores a la conducción del gremio.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Como un claro intento de dividir al movimiento docente fue vista la invitación por parte de diputados de la Democracia Cristiana a dirigentes disidentes del Colegio de Profesores, para que expusieran sus planteamientos en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados que revisa la Nueva Educación Pública.

Esto a pesar de criticar los nexos partidarios con la Nueva Mayoría de la actual conducción, y saltándose la propia institucionalidad del gremio, que en su máxima instancia resolutiva, la Asamblea Nacional, definió la vocería y los puntos de crítica al proyecto de desmunicipalización.  

O sea, los mismos que critican al Presidente del Colegio por supuestos vínculos con el Gobierno, inexistentes por cierto, ahora acuden del brazo con diputados de la DC, a una comisión de la cámara, para intervenir a titulo de escopeta, pues tanto el gremio, como la Comisión de Hacienda, había definido la participación del mismo por medio de su representación institucionall.  

El intervencionismo de los diputados DC fue confirmado por el mismo presidente de la instancia parlamentaria, Manuel Monsalve, quien manifestó que “la mesa invito a la institucionalidad, como es lo habitual y natural, es decir al Ejecutivo del Colegio de Profesores. Entiendo que la bancada de la Democracia Cristiana hizo una solicitud para recibir a los presidentes del Colegio de Profesores de Atacama (Francisco Martínez) y de la Araucanía (Jaime Quilaqueo)”.

Fue el diputado Sergio Aguiló luego de la exposición por parte del presidente nacional del Magisterio, Jaime Gajardo, de los puntos que la Asamblea estableció como “claves” en el proyecto, quien preguntó por el criterio para que se invitara a dos regionales argumentando que “habiendo 15 regiones en el país a las que podríamos escuchar, por qué se eligieron éstas”.

La respuesta de Monsalve generó miradas y especulaciones entre los asistentes, tanto que uno de los dirigentes aludidos manifestó a viva voz: “no somos democratacristianos”.

La aclaración acrecentó las risas y alusiones a los diputados DC Fuad Chahín y Yasna Provoste, quienes habrían cursado la invitación a los dirigentes de sus respectivos distritos en un claro gesto de acuerdo de apoyo mutuo.

Aunque las exposiciones no se diferenciaron en sustancia de la postura definida por la Asamblea y expuesta por Gajardo, la actitud de los dirigentes generó un momento de tensión que incluso debió ser “controlado” por Manuel Monsalve cuando tuvo que interrumpir la ponencia de Martínez:

“Usted pidió ser invitado y le pediría que cuando se dirija a una persona lo haga a través del presidente de la mesa”, dijo visiblemente molesto.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Tras la sesión las opiniones apuntaban al interés de los dirigentes disidentes ante la próxima elección del gremio, que se realizará en el mes de noviembre, y también las próximas elecciones municipales para las que los mencionados diputados DC requieren apoyo. 

Esa es la «coherencia» de la disidencia del Colegio de Profesores, un fenómeno marginal e irrelevante, que no existe fuera del marco de algunos medios de comunicación que les prestan ropa.

DEJA UNA RESPUESTA