Crisis de Chiloé en Punto Muerto: Pescadores Rechazan Propuesta del Gobierno y Mantienen el Bloqueo

0
455

Los dirigentes de los pescadores de Ancud, Maullín, Quellón, Carelmapu, Bahía Mansa, San Juan de la Costa y Quemchi, rechazaron la última propuesta entregada por el Gobierno. Asimismo, confirmaron que los bloqueos siguen en pie.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Los dirigentes explicaron que la propuesta del Ejecutivo es insuficiente, ya que pese a que se elevaba el monto de los aportes a 900 mil pesos durante tres meses, también se incrementaban los requisitos para poder acceder a ellos.

Además, presentaron un nuevo petitorio de 28 puntos, cuyos aspectos principales son la ampliación de la zona de catástrofe para Ancud y toda la provincia de Chiloé y la zona afectada, la apertura de nuevas pesquerías, y un bono de 300 mil pesos mensuales por al menos seis meses y durante el tiempo que dure la crisis por la marea roja.

«Un bono de 300 mil pesos como bono de término de conflicto, cinco bonos sucesivos por 300 mil pesos, puesto que consideramos que nuestras aguas, por las concentraciones de toxinas no van a estar limpias en menos de cinco meses y si la contaminación por marea roja se extiende por más tiempo, esta la bonificación mensual también debiera extenderse», dijo Luis Villegas, vocero de la pesca artesanal de Ancud

Respecto a las pesquerías, Villegas afirmó que «para los pescadores artesanales, buzos y recolectores de orilla que se encuentran imposibilitados de trabajar en el mar, solicitamos que se abran los registros pesqueros artesanales en recursos como Raya, Congrio, Reineta, Gallo, Tollo, etcétera, con el fin de ampliar el abanico de posibilidades hacia recursos abundantes en las costas y mares de nuestras comunas».

Este petitorio fue enviado a las autoridades, que deberían volver a evaluar esta propuesta, aunque los trabajadores del mar ya anunciaron una radicalización de las movilizaciones.

«La sociedad está viendo día a día que esta situación se agrava. Lamentablemente quisiéramos que esta cosa se hubiese terminado ayer o antes de ayer. Existen cientos de familias que están sufriendo de hambre, hemos estado atendiendo la movilización de forma gradual en la medida que la necesidad lo va requiriendo y la movilización se va a radicalizar», añadió Villegas.

El vocero enfatizó que «eso significa que van a venir dirigentes de otras localidades y se van a sumar a Ancud en esta misma línea».

El futuro es incierto en materia de abastecimiento, conectividad tanto dentro como fuera de la isla, sobre todo en alimentación, salud y combustibles, mientras que la comunidad del archipiélago continúa organizando marchas y manifestaciones en apoyo a las protestas por esta crisis social y ambiental.

Según el dirigente de Ancud, Julio Cárdenas, lo propuesto por el ministro Céspedes es sólo para mil personas y no las cinco mil que estarían afectadas.

Se trata de un bono único de $ 300.000 y tres pagos mensuales de $ 150.000.

«Estamos dispuestos a trabajar con ellos, que no nos tiren migajas, nos nos sirven. La gente está con necesidades», dijo.

«No lo aceptamos porque estamos entrampados todavía. Ese es un punto que estamos tocando de 28 puntos. Tenemos que ver todos los otros puntos. Lo estamos analizando, viendo, porque está quedando gran cantidad de gente afuera y no lo vamos a aceptar. Así, cada vez estamos retrocediendo más».

Cárdenas pidió a su gente paciencia y afirmó que «el bono es una mentira. No vamos a firmar nada hasta que no tengamos los documentos en la mano».

Asimismo, confirmó que los bloqueos siguen en pie.

Pescadores no viajan a Santiago y radicalizarán tomas en rutas de la región

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

«Desde ahora radicalizaremos las tomas en ruta y no dejaremos pasar gente ni en vehículo, ni a pie», fueron las palabras del presidente regional de los pescadores, Luis Adué, luego de que en horas de anoche recibieran por parte del gobierno, una nueva propuesta que no se ajustaba a la solicitada por los trabajadores de mar.

Según el dirigente, representantes de la Subsecretaría de Pesca regional, lo habrían llamado ayer cerca de la medianoche, para ofrecerles una nueva propuesta con el fin de llegar a un arreglo y acabar con las movilizaciones. Según Adué además de lo inadecuado de la hora en que se los llamó para negociar, lo que más molestó al gremio, fue el hecho de que la propuesta realizada por el gobierno, dejaba prácticamente fuera de la negociación, al 80% ó 90% de los pescadores, aunque sí cumplía con el monto que ellos habían solicitado.

«La propuesta efectivamente entregaba los dineros que nosotros habíamos solicitado, pero tenía una serie de condiciones que no podíamos aceptar, como era que el subsidio fuera entregado sólo a pescadores que no contasen con pensiones de invalidez, que fueran mayores de 65 años y que los pescadores que lo recibieran pertenecieran al 40 por ciento más vulnerable del país -con ficha CAS-, es decir, un 60% más de condiciones que durante la conversación anterior.

En cuanto al posible viaje que tenían contemplado a Santiago al día de hoy y así llegar hasta La Moneda, Adué señaló a radio Digital FM que la acción resultaría inútil de llevar a cabo, debido a que la Presidenta viajó a Europa y sin ella el viaje no tendría sentido.

Gobierno comenzará a pagar bono rechazado por pescadores movilizados

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, anunció que el Gobierno dio por terminadas las negociaciones con los pescadores en Chiloé y entregará un bono de 750 mil pesos a los afectados por la marea roja, pese a que este monto fue rechazado por los dirigentes.

El pago se dividirá en cuatro partes: la primera de 300 mil pesos y otras tres, sucesivas, de 150 mil pesos, a través de depósitos en cuentas RUT del BancoEstado. A quienes no tengan se les abrirá una sin costo.

«Tenemos que comunicar que a estas alturas no se ha logrado un acuerdo. Como Gobierno tenemos que actuar responsablemente con aquellas personas que se han visto afectadas, con aquellas familias que a estas alturas llevan semanas sin recibir ingresos y que están en una situación muy compleja», señaló Céspedes.

«Como Gobierno hemos tomado la decisión de comenzar a entregar un aporte solidario a las personas directamente afectadas por el fenómeno de marea roja, que compromete un primer pago de 300 mil pesos y un segundo, tercer y cuarto pago de 150 mil pesos cada uno», agregó el secretario de Estado.

Las últimas demandas de los pescadores apuntaban a un bono de 300 mil pesos mensuales por al menos seis meses, prorrogables durante el tiempo que dure la crisis por la marea roja. Es decir, al menos 1,8 millones de pesos para cada trabajador afectado.

Con respecto al resto de las demandas expresadas por los pescadores, no relacionadas con la marea roja, Céspedes expresó la voluntad del Gobierno de formar una nueva mesa de negociación.

DEJA UNA RESPUESTA