Dilma Rousseff: el Domingo está en Juego la Voluntad Soberana del Pueblo Brasileño

0
352

 

Mensaje a los brasileños del expresidente Luis Inacio “Lula” Da Silva

Mis amigos y mis amigas,

Quiero hablar con ustedes, y especialmente con nuestros diputados, en el momento histórico que vive el país.

En 1988, aprobamos una constitución democrática, que restauró la libertad y el Estado de Derecho, tras 21 años de dictadura.

A partir de 2003, como todo el mundo sabe, Brasil ha cambiado mucho y ha cambiado para mejor.
Juntos, superamos importantes retos económicos, políticos y sociales.

Juntos, vencimos el hambre y comenzamos a reducir la desigualdad.

Nosotros derrumbamos el muro que dividía a Brasil, entre los que todo podía, y los que siempre se mantuvieron al margen de la historia.

Ustedes saben que tomó mucho esfuerzo, mucho sacrificio, para Brasil conquistar el respeto y la credibilidad ante el mundo.

Para ser reconocido como un país serio, con instituciones sólidas y confiables.

Todo este esfuerzo puede ser destruido por un paso errado, un paso sin pensar el domingo.
Los diputados tienen que pensar con mucha serenidad sobre esto.

Una cosa es diferir del gobierno, criticar los errores y exigir más diálogo y participación.
Este es el papel del Legislativo, que debe ser y será respetado.

Otra cosa es embarcarse en aventuras, creyendo que el canto de sirena de sentarse en la silla antes de la hora.

Quien traiciona un compromiso sellado en las urnas, no va sustentar acuerdos realizados en las sombras.
Estoy convencido de que el golpe del impeachment no pasará.

Derrocar a un gobierno elegido democráticamente y sin un delito de responsabilidad no va a arreglar nada.
Solo agravará la crisis.

Nadie puede gobernar un país de 200 millones de habitantes, una de las mayores economías del mundo, si no tiene la legitimidad del voto popular.

Nadie deberá ser respetado como gobernante si no respeta, en primer lugar, la constitución y las reglas del juego democrático.

Nadie será respetado si no continúa el combate implacable contra la corrupción.

Esto es lo que la sociedad demanda.

Mis amigos, mis amigos.

No se puede jugar con la democracia.

La comunidad internacional se ha dado cuenta de que el proceso de juicio político/ impeachment no es más que un golpe.

Son extraordinarias las manifestaciones en defensa de la legalidad en todos los rincones del país.

Ellas advierten que fuera de la democracia, lo que va a existir es el caos y la incertidumbre permanente.
Brasil necesita paz y estabilidad para volver a la senda del desarrollo.

Derrotado el impeachment, ya el lunes, independientemente del cargo, estaré comprometido, junto con la presidente Dilma , para que Brasil tenga una nueva forma de gobernar .

En esta siguiente etapa, voy a usar la experiencia de ex presidente para ayudar a reconstruir el diálogo y unir a este país.

Brasil tiene todas las condiciones para volver a crecer, crear empleo y distribución de ingresos.

Ustedes recuerdan:

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<!– Banner Articulos –>
<ins class=»adsbygoogle»
     style=»display:block»
     data-ad-client=»ca-pub-2257646852564604″
     data-ad-slot=»2173848770″
     data-ad-format=»auto»></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>

Fue a través del diálogo que hice un gobierno en el que todos los sectores ganaron.

Es cierto que Brasil y el mundo enfrentan hoy una situación difícil en la economía.

Es verdad que el gobierno tiene fallas, que necesitan ser corregidas.

Pero ya hemos sido capaces de superar grandes retos y sabremos hacerlo de nuevo.

Todos sabemos cuál es el camino.

Es con responsabilidad, madurez, respetando todas las fuerzas políticas, agentes económicos y los movimientos sociales.

Vamos a reafirmar la credibilidad del país hacia fuera y rescatar, aquí, la confianza que hemos tenido siempre en el futuro de Brasil.

Por lo tanto, pido a todos confiar en mi palabra y mantener la defensa de la democracia.

Vamos a derrotar el impeachment y poner fin, de una vez, esta crisis.

Y juntos, una vez más, vamos a hacer de Brasil un país cada vez mayor y más justo, con oportunidades para todos.

DEJA UNA RESPUESTA