Caso Penta: Ex ejecutivo de Aguas Andinas Contradice a Administrador Electoral de Piñera sobre Asesorías de Bancard

0
492

El ex ejecutivo de Aguas Andinas,  Joaquín Villarino, contradijo la versión de administrador electoral de Piñera, Santiago Valdés, sobre asesorías de Bancard, prestada hoy en la Fiscalía. Villarino negó que entre la sanitaria y la compañía ligada al ex Presidente existiera una relación comercial permanente, materializada en supuestas asesorías financieras, como Valdés ha sostenido hasta ahora.

El ex gerente de finanzas de Bancard acudió con su abogado Rodrigo Zegers e hizo uso de su derecho a mantenerse en silencio. Valdés fue formalizado por haber firmado los contratos de forwards de Bancard con CB y aprobado la emisión de boletas para pagar al ex director ejecutivo del canal de Piñera, Jaime de Aguirre.

También fue quien suscribió un contrato de asesorías entre Bancard y SQM por $340 millones.

Fabio Valdés, su padre, fue el mejor amigo de Sebastián Piñera desde 1° básico en el Colegio Verbo Divino. Juntos entraron a Ingeniería Comercial en la U. Católica y mantuvieron su amistad intacta a lo largo de los años.

Santiago Valdés es el segundo de sus ocho hijos, salió del Colegio Cordillera, estudió Ingeniería Civil de la UC y después cursó un MBA en Kellog, la escuela de negocios de la U. de Northwestern, que está entre las 10 mejores escuelas de negocios del mundo.

Trabajó tres años en la corredora LarrainVial y en 2005 asumió la gerencia de administración y finanzas de Bancard –controladora de Bancorp, la empresa de Piñera que lo vincula a SQM durante el periodo de campaña política–, cargo que ostentó hasta 2010.

Valdés no solo estuvo en varias de las grandes inversiones que realizó Piñera (CHV y LAN), sino que también fue parte de la organización del fideicomiso ciego que efectuó el ex Presidente al decidirse a competir para llegar a La Moneda.

Otro de sus trabajos para el ex Mandatario fue la creación del Parque Tantauco en Chiloé.

Valdés es sobrino de Manuel Cruzat, quien es casado con Delia Valdés, hermana de su padre.

En 2009, al mismo tiempo que trabajaba en Bancard, fue el administrador electoral de la campaña de Sebastián Piñera, donde estaba a cargo de la caja y proveer los flujos de dinero en la carrera presidencial.

Tras derrotar a Eduardo Frei y ser el primer Presidente de derecha electo desde 1958, Piñera se llevó a Valdés a La Moneda. Fue uno de sus asesores más cercanos en 2011 y encabezó las negociaciones con Douglas Tompkins para desarrollar el Parque Nacional Yendegaia y encargado nacional del Programa Legado Bicentenario.

Ex ejecutivo de Aguas Andinas

La declaración de Valdés ocurre días después de que el ex ejecutivo de Aguas Andinas, Joaquín Villarino, entregara su testimonio ante el fiscal Carlos Gajardo.

El Ministerio Público investiga los pagos hechos por la empresa sanitaria en 2010 a Aguirre y Mario Conca, ex gerente general de CHV.

Fuentes consultadas señalan que Villarino habría negado que Aguas Andinas y Bancard tuviesen una relación de negocios permanente, como deslizó Valdés en sus declaraciones anteriores.

La declaración de Valdés en el marco de la querella interpuesta por el SII en su contra dice lo siguiente:

“Por concepto de la remuneración especial pactada para el año 2010, se concordó con el señor Jaime de Aguirre que dicho pago ascendería a la suma de $ 146 millones a ser pagada por un lado a través de una factura emitida a nombre de Bancard por $ 36 millones”.

Agregando que «se me pagó el sueldo a través de una especie de canje con clientes de Bancard que habían recibido asesorías en materias financieras y económicas, las cuales no habían sido ni facturadas ni pagadas”.

El ex administrador electoral de Piñera habría asegurado que entre Bancard y Aguas Andinas existía una permanente relación de negocios.

El actual presidente del Consejo Minero era ejecutivo de Aguas Andinas en 2010 cuando contrató a Valdés. Y fue el gerente de administración y finanzas de la sanitaria, Iván Yarur, quien declaró que fue Villarino elque le pidió realizar los pagos que Valdés le solicitaría a nombre de Bancard.

Boletas, forwards y SQM: las huellas de Valdés

Santiago Valdés ha aparecido varias veces desde que comenzó la investigación de la Fiscalía por el caso Penta y luego cuando se extendió a SQM.

En 2009 firmó –según la indagatoria del Ministerio Público– el contrato forward entre Bancorp y CB, la empresa de su tío Manuel Cruzat, sospechoso de ser simulado para retirar fondos que eventualmente habrían ido a parar a la campaña política de Piñera.

Todo quedó en familia, ya que la otra persona que firmó el contrato es la hermana de Carlos Alberto “Choclo” Délano, otro íntimo amigo de Piñera.

En su declaración ante la Fiscalía, el ex director ejecutivo de Chilevisión, Jaime de Aguirre, mencionó a Santiago Valdés, entonces gerente de finanzas de Bancard, como una de las personas que le sugirió que emitiera boletas a Aguas Andinas para recibir un bono por desempeño que debía pagarle Bancard.

En esa ocasión el ejecutivo de CHV dijo no recordar si Valdés o Nicolás Noguera. gerente general de Bancard, fue quien le pidió “facturar fraccionadamente a diversas empresas que me indicaron”.

Pero Noguera, al declarar el 4 de junio, desmintió “categóricamente” que él haya dado “cualquier instrucción a Jaime de Aguirre o a su asistente respecto de facturas a terceros, servicios prestados a Bancard” y aseguró que no conocía a de Aguirre en esa época.

Agregó que antes de que él asumiera, el 20 de mayo de 2010, el vínculo lo ejercía Santiago Valdés, gerente de administración y finanzas de Bancard hasta esa fecha.

Por otra parte, Bancorp –controlada por Bancard– emitió 16 facturas a SQM, en particular al ex gerente general Patricio Contesse entre julio de 2009 y octubre de 2010, por $ 340 millones.

En abril de este año, Noguera declaró en su calidad de gerente general de Bancard que Valdés era quien se encargaba “de estas asesorías prestadas a terceros” y que asesoraba personalmente a Contesse.
El 22 de ese mes, Valdés declaró ante el SII que Contesse lo contactó para una asesoría global en términos económicos que costaría US$ 700 mil y duraría 18 meses.

Fuente: con información de El Mostrador

DEJA UNA RESPUESTA