Transversal Rechazo a la Detención por Sospecha

0
437

El Control Preventivo de Identidad, en rigor, el retorno a la detención por sospecha, fue aprobado en el Senado, en el contexto de la denominadxa agenda corta anti delincuencia. El proyecto pasó a la Cámara de Diputados, donde parlamentarios de la Nueva Mayoría cuestionaron la polémica normativa, que calificaron de “discriminatoria”, ya que daría pie a arbitrariedades e injusticias.

La norma –aprobada con los votos de la derecha más la bancada de senadores DC y el PPD Felipe Harboe- establece que  los funcionarios policiales podrán controlar la identidad de cualquier persona mayor de 14 años en vías públicas a través de cualquier documento que acredite su identificación. En caso de no ser portado, el funcionario o funcionaria policial podrá retener a la persona hasta que se compruebe su identidad.

Dicho procedimiento no deberá extenderse por más de cuatro horas en mayores de 18 años, y de una hora cuando se trae de personas mayores de 14 años y menores de 18.

La aprobación de esta legislación por parte de la Cámara Alta generó gran molestia de la ciudadanía la que a través de las redes sociales recordó la similitud de la indicación del Ejecutivo con la “Ley Hinzpeter”, acusando que la medida permitirá perseguir y criminalizar a sectores sociales más desventajados.

En tanto el Partido Comunista anunció su voto en contra de la norma.

“Hemos anunciado desde el principio que lo vamos a rechazar, para nosotros sigue siendo una medida arbitraria, injusta, que ha dado paso a situaciones tremendamente cuestionables y por supuesto que vamos a seguir pronunciándonos en contra porque creemos que es una reposición de la detención por sospecha, que es un acto discriminatorio”, expresó la jefa de bancada PC-IC Karol Cariola.

Asimismo la parlamentaria apuntó a la diferencia de trato y de aplicación de justicia entre los sectores más vulnerables y los empresarios y políticos vinculados a casos de corrupción:

“Sabemos que esto va a servir para que la discriminación se ejerza sobre los jóvenes, sobre los extranjeros, sobre las personas en situación de vulnerabilidad, y no precisamente entre aquellos que probablemente sí tienen más razones para tener control de identidad como los ladrones de cuello y corbata, que lamentablemente están caminando libres, que sencillamente los tribunales les han dado sentencias que no son las que la ciudadanía esperaría pero que, sin embargo, se toman medidas de garrote para el resto de la comunidad, para que paguen justos por pecadores”.

El diputado socialista Marcelo Schilling afirmó que desde la colectividad analizarán si darán su voto a favor de la cuestionada medida:

“Ahora, al calor del debate que se ha dado en el Senado, hoy puedo decir que los diputados estamos reflexionando si perseveraremos en el apoyo a este punto de la agenda anti delincuencia”.

Además el legislador socialista cuestionó la efectividad de este tipo de medidas para combatir la delincuencia:

“Llevo 25 años viendo cómo se aplican diversas políticas de seguridad y cuál es el resultado. Tenemos más cárceles, más presos, más jueces y, sin embargo, al parecer hay más delincuencia. Entonces, yo creo que ha llegado el momento de dar un enfoque más social para combatir la delincuencia. Sólo los tontos siguen estrellándose contra la misma muralla”.

Luego de su aprobación en el Senado, la Agenda Corta Antidelincuencia pasará para su votación en la Cámara Baja, donde se prevé un voto dividido de la Nueva Mayoría, principalmente en lo referido a este punto y a la denominada Ley Mordaza, también incluida en esta legislación.

DEJA UNA RESPUESTA