En la vana ilusión de que cambios cosméticos pueden sacarla de la crisis generada por la corrupción, la Unión Demócrata Independiente, la inefable UDI, presentó una nueva imagen, donde desapareció la palabra «popular» de su logo, lo cual en todo caso, era un disparate; algo así como decir flaite aristocrático, desierto densamente poblado o enano de gran tamaño.

Este sábado la Unión Demócrata Independiente comenzó su carrera para lograr «devolver las esperanzas a los compatriotas», y «ganar las próximas elecciones municipales», en palabras del presidente del partido, Hernán Larraín, en la Convención Programática del gremialismo. Total, hablar es gratis.

Larraín, además de presentar el nuevo logo, anunció una profunda renovación «para cautivar a los electores» y transformarse en una oposición resuelta para impedir que la Nueva Mayoría continúe en La Moneda. Dijo pinpín.

El presidente gremialista llamó a sus bases a «renovar nuestro discurso, nuestra imagen, nuestros estándares éticos, pero también nuestro estilo de trabajo», además de instarlos a «reinscribir el partido con la rapidez que sólo un grupo humano de excepción como lo es el nuestro puede hacerlo. Para ganar las próximas elecciones municipales, debemos hacer el máximo esfuerzo posible para devolver las esperanzas a nuestros compatriotas».

«Los convoco a ser una oposición resuelta para impedir que la Nueva Mayoría destruya a Chile, y al mismo tiempo, los convoco a que bajo nuestras banderas, bajo nuestro programa de gobierno y con nuestros aliados», agregó Larraín.

En esa línea, Larraín instó a los parlamentarios de su sector, que están siendo cuestionados por este tipo de casos, a seguir los pasos de Pablo Longueira y suspender su militancia.

Pese a que la intención de limpiar la imagen del partido y al llamado a renovarse de cara  a las próximas elecciones, no todos están de acuerdo con los cambios.

En esta vereda está el diputado Ignacio Urrutia, quien expresó que si la UDI cambia sus principios «yo me voy del partido».

Refiriéndose a las posibles modificaciones a las referencias históricas que aluden al golpe de Estado de 1973, Urrutia dijo que le molesta «de sobremanera las personas que no reconocen su pasado, un pasado glorioso a mi modo de ver», ya que «creo que uno tiene que mirar hacia el futuro sin lugar a dudas, pero tiene que hacerlo a partir de su nacimiento».

Por otra parte, el diputado Jaime Bellolio sostuvo  que «la UDI necesita cambiar, necesita cambiarse para mirar hacia el futuro, y yo espero que de este consejo salgan esos cambios profundos que la UDI necesita».

Aunque estos cambios signifiquen la salida de alguno de los miembros del partido, para Bellolio son necesarios:

«Si es que algunos se sienten incómodos, bueno, viva la libertad».

El diputado Felipe Ward manifestó su intención de que la UDI se actualice, sin partir de cero:

«No es necesario refundar el partido, nuestro proyecto político sigue vigente, no requiere ser pulverizado».

Recambio en los liderazgos

Pese a que la discusión sobre la persona que sucederá a Larraín no era parte del consejo, hubo espacio para las opiniones.

El diputado y ex presidente de la UDI, Ernesto Silva aseguró que “lo primero que hay que decir es que Hernán Larraín lo ha hecho de manera extraordinaria. Creo que tiene que tener todo el apoyo necesario para continuar en noviembre, si lo considera adecuado”.

Sin embargo, sostuvo que es “partidario que más temprano o más tarde, venga un recambio de liderazgos que aporte hacia el futuro. Así como Chile enfrenta un nuevo ciclo, los partidos también tienen que hacerlo”.

Logo

El presidente de la UDI, el senador Hernán Larraín, presentó este sábado la nueva imagen del partido con un logo en el que eliminaron las siglas y la palabra «popular».

El logo que se usaba hasta hoy usaba las siglas de la UDI acompañada de la palabra popular. Hoy eso ya no existe. La nueva imagen dice en grande: «Unión Demócrata Independiente».

Su secretario general, Guillermo Ramírez, explicó el por qué: «Durante mucho tiempo hemos hablado de la UDI y hemos dejado de hablar del nombre que el partido tuvo desde un principio:

«El nombre -añadió- refleja fielmente lo que somos. Buscamos la unidad del país y desde el principio luchamos contra quienes buscan la división, como la lucha de clases (…) buscamos la unidad interna del partido y la unidad de Chile Vamos también».

«Somos un partido demócrata, creemos que la Democracia es la única forma de gobernar. Independientes, significa que nosotros nos regimos por nuestras convicciones. Esta nueva imagen recalca la palabra Unión porque creemos que esto es lo más urgente que necesita el país. Buscamos un país que no sea polarizado», explicó.

Finalmente sobre las figuradas cuadradas de colores, Ramírez explicó que «pretende resaltar la unidad, la que tiene sentido cuando hay diversidad. Creemos que la UDI es un partido donde muchos caben y que va a coger a todos los que quieran contribuir con nuestros principios y valores con la conducción del país».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here