El Caso del Avión Brasileño en la Campaña de MEO

0
471

Una nueva polémica involucró al líder del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, al revelarse este domingo que durante toda su campaña presidencial utilizó un jet privado de la empresa brasileña OAS, la misma que es investigada por hechos de corrupción que afectan al ex mandatario Lula da Silva.

Según informó La Tercera, Enríquez-Ominami llegó hasta Sao Paulo el 22 julio de 2013 en el jet privado, acompañado de dos de los máximos ejecutivos de OAS, al ser invitado -por razones que se desconocen- por el director internacional de la empresa.

Dos días después el entonces candidato presidencial regresó a Chile en el mismo jet privado, el mismo que utilizó durante los tres meses de su campaña, ya sea por él mismo y su esposa, Karen Doggenweiler, o por los miembros de su comando como Cristián Warner, Axel Pickett, Marisela Santibáñez, el vocero de la campaña Jaime Parada y el vicepresidente del PRO, Camilo Lagos.

Si bien no existe confirmación sobre quién financió los gatos del jet privado, el hecho podría ser considerado una infracción a la Ley Electoral puesto que podría tratarse de una donación extranjera, la cual está prohibida expresamente. Sin embargo, en cualquier caso la infracción ya estaría prescrita.

Otro punto que llama la atención es que el gasto del avión no fue incorporado en su declaración de ingresos y gastos por la campaña presidencial, ni tampoco facturas ni contratos por el uso del mismo.

DEJA UNA RESPUESTA