Cómo la Ley Contesse Benefició a SQM

0
447

Con el ya famoso artículo de la Ley Contesse, que el susodicho le dictó a Pablo Longueira, que a su vez se lo retransmitió al entonces Ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet, SQM tuvo tres beneficios directos, y el más decidor de todos la tasa fija de 5% que le permitió ahorrarse 50 millones de dólares en impuestos.

El abogado y experto tributarista, Javier Swett, explicó a La Segunda de qué manera se benefició la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich) con el llamado artículo Contesse, el famoso texto que el ex gerente general de la firma, Patricio Contesse, envió en agosto de 2010 al entonces senador de la UDI, Pablo Longueira, y que fue incluido casi calcado en la Ley de Royalty que se promulgó ese mismo año.

“Eliminó los requisitos que hacían invariable que las empresas mineras nacionales accedieran a la invariabilidad tributaria y así se pudieran acoger”.

En términos simples, el experto explica que el provecho para SQM fue que “cuando se subió el rango de tasas en 2010 a entre 5 y 14%, el artículo permitió que las mineras de capitales locales, entre ellas SQM, quedaran afectos a la tasa vigente con anterioridad al alza; es decir, entre 4 y 9%”.

Asimismo, pudo acceder a “un régimen de tributación aún más beneficioso para los años 2013 a 2017, en virtud del cual pagan un impuesto específico a la minería con tasa fija de 5%”.

Una tercera implicancia es que entre los años 2018 y 2015 (cuando se acaba la invariabilidad) las empresas locales vuelven al régimen de 2010, con lo que pagarán impuestos con tasas entre 5 y 14% del margen operacional minero, no afectándoles las alzas impositivas introducidas por la reforma tributaria del año 2014 ni las que pudieran venir a futuro”.

En palabras de Swett, SQM tuvo tres beneficios directos, y el más decidor de todos la tasa fija de 5% que le permitió ahorrarse 50 millones de dólares en impuestos.

Cabe recordar que el hecho generó tal revuelo publicó en sólo 24 horas que Pablo Longuera debió salir a entregar una versión pública, mediante una declaración que leyó desde la sala de prensa de la UDI, y en donde anunció su renuncia a la militancia hasta que se aclarace el hecho en la justicia.

“Espero que los medios de comunicación que condenan anticipadamente con antecedentes parciales, extraídos de carpetas investigativas a las que tienen acceso de manera irregular,  dispongan de los mismos espacios para informar de mi inocencia cuando ella se acredite, y logren dimensionar el daño inmenso que me han hecho, no sólo a mí, a mi familia, a mi partido, y a la actividad pública”, dijo Longueira la tarde del miércoles, luego de asegurar que “soy un hombre honesto”.

Al día siguiente, el expresidente Piñera defendió la iniciativa promulgada bajo su mandato.

La Ley de Royalty que fue enviada por nuestro gobierno en agosto de 2010, y que fue aprobada de manera casi unánime por ambas Cámaras del Congreso, tenía tres objetivos fundamentales: primero recaudar recursos adicionales para poder financiar en forma seria y responsable el enorme esfuerzo de la reconstrucción que exigía el terremoto del 27 de febrero de 2010.
Adicionalmente, tenía por objeto pedir un esfuerzo adicional a las grandes empresas mineras al esfuerzo de la reconstrucción, y en tercer lugar fomentar el desarrollo de las regiones”, expresó.

Longueira envió a Larroulet el articulo de SQM para ley del royalty

Nuevas comunicaciones relacionadas con la cadena de correos electrónicos entre el ex gerente general de SQM Patricio Contesse y el ex ministro y senador UDI Pablo Longueira publicadas en las últimas semanas, reveló en las últimas horas de la tarde de ayer The Clinic Online.

Se trata de los e-mails que «condujeron» al gobierno de Sebastián Piñera el artículo propuesto por la minera en 2010 para la Ley de Royalty que entonces se discutía.

El 11 de agosto, a las 8:42, de ese año, según da cuenta el diario electrónico, el ex ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, recibía esta información de parte de Longueira, quien esta semana renunció a su partido.

Así lo confirmó ayer el mismo ex ministro de la Segpres a «El Mercurio», pero aclaró que en ningún momento se le informó que se trataba de una sugerencia de SQM. Esto último, según los correos que revisó el medio, es así.

«En los debates legislativos se reciben sugerencias de senadores. Como en nuestro gobierno no teníamos mayoría, constantemente recibíamos propuestas de todos los partidos políticos, las que se analizaban de acuerdo a su mérito», dijo Larroulet.

Agregó, asimismo, que se trata de una buena iniciativa que «desde una mirada de largo plazo permitía determinar reglas del juego que promovían la inversión en el sector minero, pero además, y esto era lo más importante, permitía contar con recursos para financiar la reconstrucción».

Y quiso insistir en que «mirado por la perspectiva de hoy la historia confirma lo acertado que fue el proyecto de ley, ya que como todo Chile lo reconoce, incluso es una experiencia a nivel mundial, la reconstrucción del terremoto del 27-F es uno de los logros más destacados de nuestro gobierno».

El correo en cuestión enviado por Longueira dice:

«De acuerdo a lo conversado, te mando texto del Artículo Quinto Transitorio del Royalty (por error se adjuntan 2 copias). Confírmame que recibiste el correo. Mándame por favor, a este mismo correo, el texto que tú redactes si le introduces cambio para verlo antes que lo mandes. Un abrazo. Pablo».

En el adjunto de la comunicación se lee: «Cristian, Te mando los comentarios de porque (sic) no sirve el artículo transitorio que tiene redactado el ministerio de minería y te adjunto una sugerencia (artículo quinto transitorio nuevo) de lo que debiera incorporar la ley en ese artículo transitorio».

Correo a Golborne

Larroulet le reenvió, a su vez, este correo al ministro de Minería de la época, Laurence Golborne, horas después de recibirlo, pasadas las 12:00.

El adjunto era un documento word con la propuesta de Longueira, que es prácticamente la misma que la hecha por Contesse.

En este se lee, de acuerdo al portal, «las empresas chilenas pertinentes no suscribieron el Convenio a que se refiere el Artículo 5º Transitorio de la Ley actualmente vigente (Nº 20.026). Pues la autoridad de entonces no pretendía que esto ocurriera y las condiciones puestas lograban ese efecto en la práctica».

Y, «en consecuencia, claramente, el posible ARTÍCULO QUINTO TRANSITORIO del nuevo Proyecto de Ley no se aplicará a las empresas chilenas que se busca incorporar con el artículo transitorio que se propone. Así lo señala expresamente dicho posible Artículo cuando, en su penúltimo párrafo, indica que ‘el mismo derecho tendrán las empresas [‘chilenas no receptoras’] con convenios vigentes acogidos al artículo 5º transitorio de la ley Nº 20.026 y borrará, con tal exclusión, todo lo conversado al respecto y todos los esfuerzos que se han hecho para intentar uniformar los derechos y obligaciones tributarias (royalty) de las ‘empresas mineras chilenas’ con los de las ‘empresas mineras extranjeras'».

En definitiva, Longueira sugiere que «la omisión indicada debe ser solucionada», y reseña un texto para ello. El que le había enviado Contesse, que luego habría quedado prácticamente igual en la ley.

DEJA UNA RESPUESTA