Para Verdades, el Tiempo: Candidato Presidencial Reconoce que Estados Unidos No Debió Derrocar a Allende

0
327

En el cuarto debate demócrata de las primarias estadounidenses que protagonizó Hillary Clinton contra Bernie Sanders, el precandidato socialista emitió una dura crítica a la política estadounidense con América Latina y criticó el rol que el gobierno de Richard Nixon jugó en el golpe militar en Chile de 1973, según consigna el Washington Post.

“Me opuse fuertemente a Henry Kissinger (respecto) a derrocar el gobierno de Salvador Allende en Chile”, dijo Sanders sobre quien fue el secretario de Estado de Richard Nixon (1969-1974) y hombre clave del Presidente en delinear su planteamiento para la política internacional.

«No creo que sea la función del Gobierno ir derrocando gobiernos por todo el mundo», dijo el senador por Vermont, en un debate donde habló de las políticas hacia América Latina.

El único oponente de Clinton en la carrera de las primarias, mostró su férreo descontento con la política que Estados Unidos ha mantenido con América Latina a través de su historia. Específicamente con la llamada Doctrina Monroe ?nombre que tomó la política estadounidense para con los países latinoamericanos?  “y que dijo que Estados Unidos podía hacer lo que quisiera con América Latina”, agregó Sanders.

El enunciado de Sanders fue a raíz de la pregunta del moderador del debate, que recordó una frase del candidato en 1985, cuando alabó el gobierno sandinista, y luego expuso un audio donde Sanders reconocía el rol de Fidel Castro en la revolución cubana.

Al respecto, Sanders dijo que Estados Unidos había estado en lo incorrecto al tratar de invadir Cuba, al apoyar a gente que trató de derrocar el gobierno de Nicaragua y de haber intentado hacer lo mismo con el gobierno en Guatemala en 1954.

“Creo que Estados Unidos debería estar trabajando con gobiernos alrededor del mundo, y no involucrarse en los cambios de régimen. Todas estas acciones, de hecho, trajeron muchos sentimiento anti estadounidenses. La  historia de nuestras relaciones con Latinoamérica ha operado bajo la llamada Doctrina Monroe, que dice que Estados unidos tiene el derecho de hacer cualquier cosa y lo que quiera en Latinoamérica».”, agregó.

A diferencia de Hillary Clinton, yo siempre he estado en contra de los cambios de régimen (forzados por EE.UU.) en Cuba, Nicaragua, Irak, donde fuese», remató Sanders, mientras que la ex primera dama catalogó tanto a Fidel como a Raúl Castro como dictadores.

Ambos candidatos, en tanto, coincidieron en la distancia que tomaron del presidente Barack Obama por las deportaciones de inmigrantes que ha concretado el actual gobierno, medida que tanto Sanders como Clinton rechazaron.

DEJA UNA RESPUESTA