Las aguas del Río Blanco, ubicado en el sector Saladillo de Los Andes, fueron contaminadas con concentrado de cobre luego que se rompiera una cañería de las faenas de Codelco Andina. La Secretaría Regional Ministerial de Salud de  Aconcagua anunció un sumario sanitario para establecer las responsabilidades de la empresa en la emergencia.

Ante eso, se encuentran trabajando en el lugar equipos de Sernageomin junto a las seremis de Medio Ambiente y Minería para establecer la causa de la rotura y conocer la magnitud de los hechos. Por su parte, la gobernadora de Los Andes, María Victoria Rodríguez, precisó en Tele 13 Radio que “se tomaron medidas para que nuestra comunidad no consuma agua contaminada”.

Además, fueron desplegados los equipos de emergencia de la minera. En las próximas horas, se constituiría un Centro de Operaciones de Emergencia para abordar la situación y saber el porcentaje de concentrado que cayó al río.

Anuncian sumario sanitario contra Codelco

Tras el derrame de concentrado de cobre registrado esta mañana en las faenas de Codelco Andina, en Los Andes, la Seremi de Salud de la provincia de Aconcagua anunció que iniciará un sumario sanitario para establecer las responsabilidades de la empresa en la emergencia.

Así lo confirmó el jefe de la Oficina Provincial de Aconcagua de la Seremi de Salud, Mario Méndez, quien señaló que la investigación se abrirá «considerando los efectos que puede tener esta situación respecto de la salud de las personas y verificar si existen violaciones al código sanitario».

«Hemos resuelto mandar un equipo de fiscalizadores para hacer las aproximaciones a la situación que está ocurriendo producto de esta contaminación», señaló la autoridad, debido a que el concentrado de mineral fue vertido en el Río Blanco, en el sector de Saladillo, lo que generó preocupación respecto a la contaminación del agua.

En esa línea, Méndez aseguró que «estamos procediendo a tomar muestras para poder corroborar la situación de contaminación respecto de los metales que pudieran estar involucrados». No obstante, la autoridad sanitaria remarcó que el agua potable que se consume en la zona no ha sido afectada por la emergencia.

«El agua que se ha estado consumiendo no ha estado en contacto con este proceso», aseveró. Desde Esval, en tanto, informaron que tras la emergencia «activamos nuestros protocolos de seguridad cerrando preventivamente la bocatoma de la planta de producción de agua potable, El Sauce , ubicada en Los Andes y activando los pozos de respaldo». La empresa señaló que actualmente la entrega del suministro se realiza en forma normal y no ha sufrido alteraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here