La Letra Chica de la Reforma Tributaria

0
364

A pesar de la inspiración de justicia social que se invocó en su nombre, lo que nunca se ha dicho sobre la reforma tributaria, es que permitió también el “blanqueo” de platas negras más grande de la historia de Chile. En efecto, el artículo 24° transitorio permitió el “blanqueo” de US$ 18.775 millones, cifra más de tres veces superior a lo que se espera recaudar con la reforma misma, y que en términos netos, significó una evasión de unos US$ 5.000 millones.

La ”gran vergüenza” que oculta la reforma tributaria de Bachelet

El gran impulsor de esta norma conocida como “repatriación de capitales”, y que permitió el “blanqueo” de US$ 18.775 millones (cifra más de tres veces superior a lo que se espera recaudar con la reforma tributaria), fue el senador PS Juan Pablo Letelier, quien, desde su época de diputado, intentaba pasar un proyecto de ley de estas características y que después del terremoto del 2010,  intentó justificar con una recaudación de impuestos que una norma así permitiría, se podrían recaudar fondos para la “reconstrucción patrimonial” de las secuelas dejadas por el sismo que afecto la zona centro-sur del país.

Sin embargo, el senador PS no tuvo mayor éxito en sus gestiones, a pesar de intentar también, incorporar la norma en el programa de gobierno de Bachelet, y también, en el texto original de la reforma tributaria.

A pesar de dichos fracasos, su oportunidad llegó en medio de las últimas y más angustiantes negociaciones para la aprobación de la reforma tributaria de Bachelet. En ese momento, el entonces Ministro de Hacienda Alberto Arenas, incorporó la petición del Senador Letelier, en el artículo 24° transitorio de la ley.

“Artículo vigesimocuarto.- Establécese, a partir del 1 de enero de 2015 y hasta el 31 de diciembre del mismo año, el siguiente sistema voluntario y extraordinario de declaración de bienes o rentas que se encuentren en el extranjero:

     1.-  Contribuyentes que pueden acogerse.

Los contribuyentes domiciliados, residentes, establecidos o constituidos en Chile con anterioridad al 1 de enero de 2014, podrán optar voluntariamente por declarar ante el Servicio de Impuestos Internos, en la forma que determine mediante resolución, sus bienes y rentas que se encuentren en el extranjero, cuando habiendo estado afectos a impuestos en el país, no hayan sido oportunamente declarados y/o gravados con los tributos correspondientes en Chile …..”

Esta sencilla norma, que no contaba con el respaldo de prácticamente ningún otro parlamentario en el Congreso, con la excepción del Ministro de Hacienda y el senador Letelier, se terminó aprobando a pesar de las críticas de parlamentarios tanto de gobierno como de oposición, quienes no pudieron hacer nada ante la estrategia de “hechos consumados”.

Lo anterior, debido a que en el Senado se había aprobado el acuerdo sobre la reforma tributaria alcanzado entre el gobierno y la oposición sin discusión, y por tanto, si la Cámara de Diputados votaba en contra esta norma, obligaría citar una “comisión mixta”, lo cual podría hacer caer el frágil consenso alcanzado.

Y así fue como entre “gallos y medianoche”, el Senador Juan Pablo Letelier, con la complicidad del Gobierno de Bachelet, logró la aprobación del mayor “blanqueo” de capitales de la historia de Chile

Para colmo, la norma aprobada no se limitaba con NO sancionar a quiénes no habían declarado sus patrimonios en el extranjero, sino que además, los sometió a una tasa de impuesto preferencial de solo el 8%.

A lo anterior, se suma el hecho de que el oficio del SII que regulo la norma, estableció que no era necesario entregar documentación detallada sobre el origen de los capitales que habían evadido impuestos.

Así las cosas, al cierre del plazo para la llamada “repatriación de capitales”, que finalizó el 31 de diciembre pasado, se habían acogido 7.832 declaraciones, las que sumaban nada menos que US$ 18.775 millones.

Según informa el diario El Pulso, ante estas cifras el senador Letelier habría valorado el resultado:

“Dijimos que esto era bueno para Chile y se ha demostrado que fue así …. Con una recaudación de US$ 1.500 millones para las arcas fiscales …. He propuesto que se amplíe por tres meses el plazo para la repatriación de capitales …”

Sin embargo, lo que el gobierno y el senador Letelier no han dicho, es que la reforma tributaria, si bien espera recaudar aproximadamente US$8.000 millones, la misma reforma en su artículo 24° transitorio, permitió una evasión tributaria que alcanzaría aproximadamente a los US$ 5.000 millones.

Como lo señaló un diputado de oposición al momento de incluirse esta norma en la reforma tributaria, es “el más grande blanqueo de platas negras que ha tenido nuestro país”.

Fuente: El Muro

DEJA UNA RESPUESTA