El centenar de indicaciones al Proyecto de Ley que Moderniza el Sistema de Relaciones Laborales ha provocado el descontento de las organizaciones sindicales. Desde la CUT, CAT y UNT manifestaron su rechazo al proyecto que aún se encuentra en el Congreso.

Cerca de 100 indicaciones a la Reforma Laboral fueron introducidas por el Ejecutivo y el Senado. Para las centrales de trabajadores resultan preocupantes, fundamentalmente, las modificaciones vinculadas al reemplazo en huelga, la titularidad sindical y la constitución de sindicatos.

Si bien se prohíbe el reemplazo de trabajadores en huelga, no sucede lo mismo con sus puestos de trabajo, por lo que el empleador podría realizar reacomodos necesarios con los trabajadores que no adhieren a la huelga. Estos ajustes considerarían turnos y horarios de trabajo.

En relación a la constitución de sindicatos, éstos podrán formarse con 8 socios en empresas con menos de 50 trabajadores, pero deben alcanzar una afiliación del 50%. Actualmente, en un plazo de un año, deben abarcar al 10% de la empresa.

Reacciones del mundo sindical

Las tres centrales —CUT, CAT y UNT— rechazaron estas indicaciones y criticaron al gobierno por atenuar una reforma a favor del empresariado.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, Bárbara Figueroa, sostuvo que las indicaciones “si bien resguardan aquellos elementos que ya fueron votados en la comisión (titularidad sindical y extensión de beneficios), abren la puerta a debilitar las libertades sindicales por la vía de incorporar remplazo y descuelgue en la huelga, incorporar a los trabajadores de los subcontratos en este proyecto de ley (materia que está siendo trámite de otro proyecto en el Cámara actualmente), y rebaja las multas dándole una señal clara al empresariado de que puede hacer abusos de las prácticas anti sindicales”.

En tanto, Óscar Olivos, presidente de la Central Autónoma de Trabajadores, calificó el proyecto del gobierno como una “reforma light”, porque con las indicaciones “ya no existe presión a través de la huelga, porque ya no existe sin reemplazo, solo le cambiaron el nombre por uno rimbombante. La ministra fue clara cuando dijo que los que siguen trabajando y no van a la huelga pueden hacer las veces de los reemplazos a la función. Con eso, ya no hay huelga total”.

Segundo Steilen, presidente de la Unión Nacional de Trabajadores, criticó al gobierno por “hacer compromisos que después no quieren cumplir, por eso está tan desprestigiada la política”.

“Países vecinos no tienen reemplazo en huelga y aquí en Chile se ha demonizado esa palabra. Tampoco tienen extensión de beneficios. En Europa, Alemania por ejemplo, tienen un sindicalismo súper fuerte y son una de las economías más desarrolladas del mundo”, destacó el dirigente.

CUT reiteró rechazo a indicaciones de reforma laboral

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) reiteró su rechazo a las indicaciones presentadas por el Ejecutivo a la reforma laboral, entre las que se incluye el reemplazo de trabajadores en huelga.

El vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz, manifestó que «lo que tiene que hacer el Gobierno es hacer las cosas bien y no declaraciones rimbombantes que no apuntan a ningún lugar. Aquí el ministro de Hacienda, que ha funcionado como guaripola del empresariado en su intención de incorporar indicaciones, lo único que ha hecho es darle facultades a los empleadores para poder debilitar la huelga y debilitar la organización sindical».

«Además, nos parece muy grave que senadores del PPD y la Democracia Cristiana, que son senadores del Gobierno de la Presidenta Bachelet, pretendan incorporar más de 60 indicaciones que lo único que hacen es debilitar al movimiento sindical», indicó.

Desde el PS, Osvaldo Andrade, criticó el riesgo de reemplazo a nivel interno existente en el proyecto actual y defendió el envío de las indicaciones.

«Tal cual como está planteada la indicación hay un riesgo de que se generara un espacio para el reemplazo interno y en consecuencia, en mi opinión creo que debieran acotarse un poco más», dijo.

«Creo que hay que mirar bien lo del descuelgue, también allí hay un retroceso porque hoy día los trabajadores se pueden descolgar a los 15 días de una huelga y en el caso de la indicación se está planteando que sean 15, pero en el caso de las pequeñas empresas sean solo cinco», sostuvo el diputado.

La senadora Carolina Goic se desmarcó de las críticas, indicando que «lo he planteado en varias ocasiones, yo tengo una postura distinta, creo que nosotros tenemos que ser capaces de sacar adelante la reforma laboral fiel a los principios, a lo que podemos llamar el corazón de la reforma».

«Esto tiene que ver con garantizar la titularidad sindical, el derecho a huelga efectivo, es decir huelga sin reemplazo, no se puede abrir espacio para tener un reemplazo del reemplazo», agregó.

Por su parte, el timonel DC, Jorge Pizarro, comentó que «partiendo desde la base que hay que fortalecer el movimiento sindical pero resguardando los derechos de aquellos que no están sindicalizados y creo que con caricaturas o descalificaciones de ese tipo no se avanza nada, por el contrario, nosotros hemos hecho un informe por ir mejorando la reforma laboral, fortalecer la negociación colectiva, fortalecer los sindicatos, sostener una relación más equitativa entre empleador y trabajadores y creo que eso se ha conseguido plenamente».

El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, aseveró que «vamos a mantener una conducta permanente en esta materia, dialogar y conversar con los actores porque nos interesa que se mantengan los principios esenciales de la reforma laboral que presentamos, que es mejorar el equilibrio al interior de una empresa entre empleador y trabajador».

«Por lo tanto hemos presentado indicaciones, como también lo han hecho algunos senadores y esas indicaciones van a tener que discutirse y votarse, no va a ser Chile un país con mayor cohesión social si no tiene también una legislación laboral acorde a los desafíos que tiene», recalcó.

La reforma será discutida y votada este miércoles en la comisión de Trabajo de la Cámara Baja hasta su total despacho, para posteriormente ser enviada a la comisión de Hacienda, esperando su aprobación antes de febrero de 2016.

CUT intentará inhabilitar a senadores

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) recurrirá a la Comisión de Ética del Senado para solicitar que esta instancia inhabilite a los parlamentarios que tienen acciones en pequeñas y medianas empresas para votar la reforma laboral impulsada por el Gobierno.

Según informa esta tarde el diario La Segunda, la multisindical argumenta que senadores como los PPD Eugenio Tuma y Felipe Harboe, junto con el DC Andrés Zaldívar, «son parte interesada» en el debate de la normativa, marcado en los últimos días por la controversia en torno al centenar de indicaciones presentado por el Ejecutivo.

«Nos vamos amparar en ese artículo de la Constitución que habla del derecho de petición de cualquier persona a un órgano público», explicó al vespertino Nolberto Díaz, vicepresidente de la CUT, aludiendo al capítulo III de la Carta Magna, que señala que los ciudadanos tienen «el derecho de presentar peticiones a la autoridad sobre cualquier asunto de interés público o privado, sin otra limitación que la de proceder en términos respetuosos y convenientes».

«Tenemos derecho a exigir que los senadores que son parte de sociedades de empresas que tienen trabajadores pymes no voten la reforma laboral», aseguró Díaz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí