Tribunal Deja sin Efecto Brutal Separación de Madre y su Bebé por Consumo de Cannabis

0
364

El Tribunal de Familia de Talcahuano dejó sin efecto la orden de separar de su bebé a la madre que reconoció haber consumido cannabis una semana antes del parto. Así lo confirmó el abogado Adolfo Ojeda, luego que la familia presentara un recurso de protección ante la justicia en cual se adjuntó un examen de orina que demostró que la mujer no presentaba restos de cannabis.

A las 18:00 horas el Hospital Las Higueras de Talcahuano devolverá la bebé a sus padres.

Previamente, los padres de Luciana Montorfano Ortiz entablaron un recurso de protección contra la brutal medida del Hospital Las Higueras de Talcahuano, en el cual, apenas nació la pequeña,  fue separada de su madre, Sindy Ortiz.

La mujer tiene la prohibición de amamantarla por ya casi dos semanas tras una decisión de los tribunales de familia, luego de que admitiera haber consumido cannabis con fines medicinales una semana antes del parto.

Durante este martes, al llegar a la Corte de Apelaciones de Concepción, reveló los resultados de un examen de orina al cual se sometió y que resultó negativo para marihuana, por lo que espera que con este recurso pueda revertir la decisión de primera instancia del tribunal de familia y pueda alimentar a su bebe de manera natural.

«Espero tener a mi hija lo antes posible, estar con ella, poder abrazarla, poder darle pechito, poder disfrutarla todo este tiempo perdido que no he podido estar con ella porque me la han quitado», dijo Sindy.

Demandan ante la Corte de DD.HH. a hospital

Ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos los abogados Adolfo Ortega y Francia Flores Barría demandaron al hospital Las Higueras de Talcahuano. Esto, porque el recinto le impidió a Sindy Ortiz amamantar a su bebé, después de que ella reconociera haber consumido marihuana para combatir diversas molestias y dolores.

A Ortiz y Cristopher Montorfano sólo se les permite ver a su hija durante dos horas y media todos los días.

De acuerdo a Radio Cooperativa, el requerimiento que presentaron estos abogados en contra del hospital se basa en una solicitud de medidas cautelares, de acuerdo al artículo 25 del reglamento de la Corte Internacional.

Este artículo asegura que si existen situaciones que podrían revestir un grado de riesgo, las autoridades podrían actuar a favor de los afectados: en este caso, la pareja de padres a quienes se les impide ver a su bebé.

Sindy Ortiz llenó un formulario en el que confirmó que utilizó marihuana estando embarazada, por lo que fue separada de su hija Luciana. El Ministerio de Salud apoyó esta medida tomada tanto por el hospital y por el Tribunal de Familia.

Diputados proponen cambios a proyecto de ley sobre cannabis

Cambios tendientes a dar al Estado un mayor control, en el marco del proyecto de ley que despenaliza el autocultivo de cannabis y permite su consumo con fines terapéuticos y recreativos, están promoviendo los diputados PPD, Miguel Angel Alvarado y Daniel Farcas, tras lo ocurrido en el Hospital Las Higueras de Talcahuano y que mantiene a una madre impedida de amamantar.

El caso afecta a Sindy Ortiz (27), quien llegó el 18 de noviembre pasado al recinto y, antes del  parto, dijo haber fumado marihuana por una dolencia. El establecimiento informó los hechos al tribunal de familia, que resolvió mantener a la menor en custodia de la unidad de neonatología e impedir a la mujer amamantarla. Según informó el diputado Alvarado -tras entrevistarse con la directora (s) del hospital, Patricia Sánchez-, la menor sufre síndrome de abstinencia, lo cual, entre otros elementos, habría llevado a activar el protocolo.

“Experiencias como éstas, que nos ilustran las consecuencias, nos hacen pensar que hay que cautelar el interés y la salud pública, y buscar mecanismos alternativos para poder despenalizar el consumo de la cannabis”, dijo Farcas, quien añadió que “en Uruguay, el Estado interviene y entrega la droga, pero tiene un registro específico de a quién, cuándo y cómo. Así, se evita la proliferación de plantas, se conoce a los consumidores y se protege a jóvenes”.

Alvarado, en tanto, planteó que “es complejo hablar de libertad absoluta cuando vemos el consumo en menores de 15 años. Me interesa que haya un discurso orientado a morigerar los riesgos, porque algunas cosas se han tomado con liviandad”.

El diputado UDI, Javier Macaya, dijo que la experiencia de Uruguay tiene una mirada “mucho más propia de la salud que lo que plantea el proyecto en trámite” y que “lo veo mucho mejor que el autocultivo”.

Su par UDI, Gustavo Hasbún, dijo que “el daño que puede causar un proyecto de ley como el que se  tramita, incentiva que situaciones como la de esta guagua se repita una y mil veces”.

La propuesta también encontró detractores. “Es abusivo que use este ejemplo para modificar una ley que busca establecer criterios sobre tenencia y porte, no así de consumo, porque el consumo personal está permitido”, dijo el DC, Víctor Torres.

La diputada independiente, Karla Rubilar, manifestó que “podemos avanzar en que  el Estado sea proveedor, que la farmacia entregue cannabis o en generar clubes , pero todo basado en el autocultivo, eso no se puede quitar, porque es la esencia del proyecto”.

Juan Luis Castro (PS), dijo que es prematuro aludir al caso para proponer indicaciones y adelantó que tras la semana distrital se retomará el debate sobre la iniciativa, para que en enero vaya  a votación definitiva y pueda despacharse al Senado.

En representación de Sindy Ortiz, los abogados Adolfo Ortega y Francia Flores denunciaron al Hospital de Las Higueras ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por presunta “vulneración de derechos de esta familia. Se ha sobrepasado los límites racionales en la aplicación de una medida (…) creemos que la situación se les fue de las manos al hospital”, declaró Ortega, quien explicó que “el protocolo del Ministerio de Salud habla de una privación de lactancia de 24 horas en un caso positivo de cannabis, que se puede extender a 14 días,  pero cuando se trata de consumo crónico, y aquí no estamos frente a una persona que sea consumidora habitual. La madre ha sido honesta y transparentado la situación, su consumo fue puntual y medicinal”.

Respecto del síndrome de abstinencia que afectaría a la lactante, Cristhoper Montorfano, padre de la menor señaló que la información es falsa. “No hay ningún papel, ni examen que acredite que mi hija presenta síndrome de abstinencia. No nos han entregado ningún documento que diga que nuestra hija presenta algún problema”, manifestó

DEJA UNA RESPUESTA