La Cámara de Diputados aprobó en general la Ley de Presupuestos para 2016. La iniciativa considera un total neto de $42.040.361 millones y US$2.596 millones. Según datos del Ejecutivo, se contempla para el próximo año un gasto del Gobierno Central Total de $40.277.024 millones, lo que implica una expansión real de 4,4% en comparación con lo proyectado para 2015. Asimismo, se estima un déficit efectivo del Gobierno Central Total de 3,2%, en tanto que el déficit estructural se considera llegará a 1,3%.

Tras cuatro horas de debate, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó en general, con 70 votos a favor, 4 en contra y 12 abstenciones, el proyecto de Ley de Presupuesto de la Nación para el año 2016 (boletín 10300), que contempla un total neto de $42.040.361 millones y US$2.596 millones, que se distribuye entre las 27 partidas presupuestarias.

Según datos del Ejecutivo, se contempla una expansión del gasto real de 4,4%, en comparación con lo proyectado para 2015; y de 6,6%, medido presupuesto 2015 con presupuesto 2016. Asimismo, se estima un déficit efectivo del Gobierno Central Total de 3,2%, en tanto que el déficit estructural se considera llegará a 1,3%.

El proyecto de ley se sustenta en los siguientes supuestos macroeconómicos: un crecimiento de 2,75% del PIB; una demanda interna del 2%; una variación del IPC anual promedio de 3,8%; un precio del cobre de 2,50 de dólar la libra, promedio anual; y un tipo de cambio de $700 por dólar. .

La iniciativa, ingresada a trámite el pasado 30 de septiembre, contempla 24 artículos, en los que se definen los montos asignados para cada repartición pública a través de las partidas presupuestarias (27, incluida la del Tesoro Público) y la tradicional autorización para la Presidenta de la República para contraer obligaciones, en el país o en el exterior, en moneda nacional o extranjeras, hasta por US$9.000 millones, por concepto de endeudamiento.

 Asimismo, el proyecto contempla normas generales para las operaciones del Estado, entre ellas: que las propuestas o licitaciones públicas sean obligatorias respecto de los proyectos y programas de inversión y de los estudios básicos a realizar en el año 2016, cuando el monto total de estos sea superior a mil UTM; condiciones de información para las transferencias públicas; prohibiciones en materia de arrendamiento o adquisición de edificios para destinación de habitación de funcionarios; normas sobre dotación de personal, reemplazos y provisión de vacantes; obligaciones de información para la Dirección de Presupuestos y otras entidades públicas; cobertura de riesgos financieros y límites para la emisión de bonos que emitan las empresas del sector público; normas sobre avisaje y publicidad; y la entrada en vigencia de la ley, a contar del 1de enero de 2016.

Las partidas empezaron a discutirse esta mañana, en dos sesiones a las 10:00 y 14:00 horas y hasta las 20:00 horas. El miércoles, en tanto, la sesión está citada para las 10:00, hasta el total despacho de esta iniciativa, cuyo plazo constitucional de aprobación en el Congreso vence el 30 de noviembre.

Según definieron los Comités Parlamentarios; para la discusión en particular se utilizará el siguiente procedimiento:

– El uso de la palabra se otorgará a quienes se hayan inscrito anticipadamente
– La duración de las intervenciones será de hasta tres minutos, sin embargo, cada bancada contará con un tiempo adicional para otorgárselo a un miembro de su Comité. No procederá la solicitud de cierre del debate.
– Una vez terminada la discusión del artículo o partida que fue objeto de indicación o respecto de los cuales se pidió votación separada, se procederá a su votación inmediata y se continuará con la discusión del artículo o partida siguiente.

 Diputados de la Nueva Mayoría Valoraron aprobación en general de la Ley de Presupuestos para 2016

Los diputados de la Nueva Mayoría expresaron sus opiniones respecto a la votación en general y en particular que se está llevando acabo en la Sala de la Cámara de Diputados en relación a la Ley de Presupuestos para el año 2016.

Para la bancada del Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana, existen temas centrales en el debate de la Ley de Presupuestos, donde hay una preocupación mayor para alivianar el bolsillo de los chilenos, en el contexto de un panorama internacional de restricción económica.

En ese sentido, el diputado Daniel Núñez, sostuvo que la propuesta realizada por el Ejecutivo apunta a cumplir con las reformas estructurales que se han comprometido con la ciudadanía, especialmente en el tema de Educación.

«Este es un presupuesto que está invirtiendo recursos en la gratuidad. Está invirtiendo en la nueva Educación Pública para que efectivamente las escuelas y liceos vuelvan a manos del Estado. Este presupuesto aliviana el bolsillo y la mochila que cargan las familias, puesto que permite disminuir las cuotas de copago para aquellas familias que hoy tienen a sus hijos en las escuelas particular subvencionadas», puntualizó.

Agregó que pese a vivir un proceso de restricción económica, igualmente se ha dado la posibilidad de diálogo con el Gobierno, el que ha recogido algunas de las propuestas de la bancada, tal como sucedió con la rebaja del AFI para el traspaso a la gratuidad de la Educación Superior.

Asimismo, el legislador sostuvo que igualmente existe un especial interés en el inicio del Proceso Constituyente, lo que consideró como un factor fundamental para mejorar la democracia. “Es un presupuesto que también está invirtiendo en la Nueva Constitución. Quiero destacar que los 2.600 millones de pesos que se destinan para este ítem, también son parte de las preocupaciones que tenemos los chilenos y en ese sentido, nosotros tenemos una tremenda valoración”.

Finalmente, el parlamentario se refirió a uno de los temas más complejos en la Ley de Presupuesto, como lo es la partida destinada a Salud:

“Nosotros hemos postulado que para cubrir parte de los problemas que tenemos en el ámbito de la Salud, tanto en cobertura como en infraestructura hospitalaria, debemos recurrir a los fondos soberanos, al Tesoro Público».

«Sabiamente se ahorraron recursos cuando el precio del cobre tenía valores más altos. Hacer inversión social, es utilizar en forma adecuada esos recursos. Yo llamaría a que el Ministerio de Hacienda no se cierre a esa posibilidad, porque evidentemente que los recursos van a mejorar la salud de todos los chilenos, especialmente de los más necesitados”, concluyó.

Democracia Cristiana

Los diputados de la Democracia Cristiana, en tanto, otorgaron también su respaldo al Presupuesto en su votación general, argumentando que los avances han sido grandes y destacando que se han logrado mejorar varias glosas con la voluntad del Ejecutivo.

Al respecto, el diputado Ricardo Rincón, señaló que “aunque la derecha repita un millón de veces que este es un mal presupuesto, la realidad dice otra cosa, muy por el contrario; los avances son enormes, hemos logrado mejorar glosas y ello seguirá ocurriendo durante la votación particular, pues existe voluntad de parte del Ejecutivo y eso es lo importante “.

«Nuestra preocupación se ha centrado en Educación y Salud y en ambas partidas estamos observando que hay cambios y que se pueden focalizar mejor los recursos y eso hay que destacarlo”, comentó.

Precisó que “mientras países en Latinoamérica han aplanado sus presupuestos, el nuestro contempla una expansión del gasto real de 4,4%, en comparación con lo proyectado para 2015; y de 6,6%, medido presupuesto 2015 con presupuesto 2016. “
   
Partido Por la Democracia
    
Desde la Bancada PPD, el diputado Pepe Auth sostuvo que “no es un misterio para nadie que la recuperación económica ha sido más lenta de lo esperado, que el precio de los commodities ha bajado considerablemente, que China ha experimentado una desaceleración de su crecimiento muy significativa, y que el cobre, que el 2007 aportó a través de Codelco 8.5 puntos del PIB, se prevé que el 2016 aportará sólo 0.9 puntos del PIB”.

A pesar de ello, el parlamentario sostuvo que el Presupuesto fiscal crece 4,4% real, es decir, un crecimiento moderado pero significativo:

“Esto es exclusivamente gracias a la reforma tributaria que en su tercer año de aplicación aporta 1.82 puntos del PIB. Sin reforma tributaria no podríamos financiar ley de inclusión escolar, la fuerte inversión en educación preescolar, ni el primer paso hacia la gratuidad en la educación superior”, indicó Auth, quien destacó además que el “0.1% de la población más rica de Chile está aportando el 73% de los recursos adicionales generados por el Impuesto a la Renta”.

Respecto al gasto en salud, el legislador indicó que “el deseo de nuevos hospitales no puede tapar la necesidad de hacer funcionar a plenitud los hospitales actuales, porque no podemos construir más y modernos inmuebles si no somos capaces de hacerlos funcionar como corresponde con especialistas y la tecnología que se requiere”.

Por este motivo, el diputado del PPD, resaltó que «la necesaria rigidez que ha tenido el Ministro Valdés para no acrecentar en un solo peso el gasto fiscal, tiene su feliz contrapunto en la tremenda flexibilidad demostrada en la Comisión Mixta de Presupuesto para reevaluar las reasignaciones fiscales que permitan hacerse cargo de las prioridades que plantea este Parlamento”.

Finalmente, culminó diciendo que “el programa comprometido con la gente claramente se llevará adelante con las prioridades y la gradualidad que la realidad económica exige”.

Por su parte, el diputado Enrique Jaramillo señaló que si bien “el aumento de este presupuesto para el 2016 es moderado con sólo un 4,4 % respecto al presupuesto anterior, este aumento aún es mayor que el crecimiento del PIB proyectado. Indicó que para el próximo año se calcula alrededor del 2,5% y que este aumento sólo es posible debido a la mayor recaudación que está entregando la reforma tributaria.

“Este presupuesto está pensado con responsabilidad, pero también con mucha altura de miras, ya que son muchas las esperanzas que el pueblo coloca en los avances del país. Sabemos que la situación internacional no es la adecuada, pero que si actuamos con la debida cautela, podremos avizorar un mejor futuro para nuestra patria”, aseguró el legislador.

Partidas aprobadas

En la jornada de hoy se aprobaron las siguientes partidas

–  $495.645 millones fueron aprobados para el Poder Judicial
–  $18.568 millones y un incremento del 3,8% para el presupuesto de la Presidencia de la República.
– $69.730 millones para la Contraloría, una reducción presupuestaria del orden del 2,3% respecto del presente año.
– $115.358 millones, para el Congreso, que representan una disminución de 3,3% respecto al presente año.
– $238.468 millones para el Ministerio de Relaciones Exteriores, 1,3% de reducción, partida que considera una provisión de $84.388 millones y US$ 220 millones.
– $ 477.829 millones para el Ministerio de Hacienda, con un fuerte énfasis en la implementación de la Reforma Tributaria y el Programa de Modernización del Estado.
– $168.508 millones para el Ministerio Público, incluyendo dineros para la puesta en marcha del plan de fortalecimiento.
– $38.830 millones para Bienes Nacionales, distribuidos entre la Subsecretaría de Bienes Nacionales y tres programas: Regularización de la Propiedad Raíz, Administración de Bienes y Catastro.  
– $3.270.426 millones y US$44 millones fueron aprobados para el Ministerio del Interior.
– $1.420.894 millones para el Ministerio de Economía, partida que considera recursos para las Subsecretarías de Economía y Empresas de Menor Tamaño, de Pesca y Acuicultura y de Turismo; para el Sernac; el Sernapesca; la Corfo; el INE; la Fiscalía Nacional Económica; el Sernatur; el Sercotec; el Comité Innova Chile; la Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera; el Instituto Nacional de Propiedad Industrial; y la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here