En un grupo de 72 voluntarios  comenzó a ser estudiada una vacuna  contra la fiebre hemorrágica Ébola para verificar que se trate de un  producto seguro  y bien tolerado por el ser humano.

Los ensayos los realiza el grupo farmacéutico estadounidense  Johnson & Johnson, uno de los más avanzados en la lucha contra el Ebola que ya ha  dejado 8.100 muertos en Africa según un último informe de la Organización Mundial de la Salud.

«Los primeros voluntarios ya recibieron su dosis inicial», dijo J&J en un comunicado.

Estos estudios de fase I (la primera de las tres que debe pasar una vacuna antes de su comercialización) son realizados por el Oxford Vaccine Group de la universidad británica de Oxford.

Johnson & Johnson había anunciado a fines de octubre del 2014 que había invertido unos 200 millones de dólares para acelerar la producción de la vacuna.

Los estudios de fase I, que abarcan a un número reducido de 72 voluntarios en este caso concreto, sirven esencialmente para verificar que una vacuna es segura y bien tolerada.

Pero J&J no tiene previsto limitarse a esta fase y contempla acelerar el proceso y a partir de abril  próximo ampliar los estudios a un universo mucho más extenso.

Ya produjo más de 400.000 dosis de la vacuna y prevé fabricar 2 millones  este año, lo que supone una aceleración del cronograma anunciado en octubre.

Si fuera necesario, el grupo dijo estar en condiciones de elevar su producción hasta los cinco millones de dosis en un plazo de 12 a 18 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here