La Escombrera: La Verdad Sobre en Gobierno de Uribe Emerge Desde la Mayor Fosa Clandestina de Colombia

0
272

Este miércoles se iniciaron las excavaciones en el vertedero de la Escombrera, ubicado en la Comuna 13 d Medellín, al noroeste del país y con ellas se pretende dar a conocer la verdad sobre la relación del Gobierno del expresidente, Álvaro Uribe Velez con grupos paramilitares. Es el mismo sujeto que le proporcionó la información de «inteligencia» a Piñera, Allamand y Espina, que ha permitido el recurrente montaje de la «relación Mapuche-PC-FARC».

 

Cabe recordar que Uribe es acusado de dirigir una política conocida como “Estado de Excepción”, que permitía el asesinato de cualquier ciudadano sin previo enjuiciamiento. Según datos proporcionados por uno de los líderes de las bandas paramilitares, la Escombrera podría contener restos de hasta unas 300 víctimas, asesinadas por represión política al margen de la ley.

Se espera además esclarecer los asesinatos ocurridos en la popularmente denominada “Operación Orión” en octubre de 2002, que al parecer contó con la participación de la Policía Nacional de Colombia, la Fuerza Aérea y grupos paramilitares, bajo el supuesto propósito de acabar con las milicias en la zona.

Sin embargo, familiares de los hoy desaparecidos han denunciado que este hecho dejó víctimas inocentes además de miles de desplazados para entonces.

Esta Operación forma parte de las denuncias hechas por el Ejército de este país en 2008, donde el principal responsable señalado es el exmandatario, quien pudo haber abusado de la fuerza militar para abatir a personas que nada tenían que ver con grupos armados, lo que hoy se conoce como “Falsos Positivos”.

El corresponsal de teleSUR, Vladimir Carrillo informó durante el programa Agenda Abierta que el proceso de excavación en lo que ahora se conoce como “La Escombrera” durará aproximadamente cinco meses, debido a la gran cantidad de material de desechos que han sido arrojados en la comuna, hecho que también fue denunciado por los familiares de los desaparecidos, quienes claman al actual Gobierno detener el arrojo de materiales a la zona, para facilitar la búsqueda.

Constantes amenazas

Se conoció que los familiares están siendo amenazados por grupos irregulares que mantienen el control de “La Escombrera”. Además, el consejero para la Convivencia, la Reconciliación y la Vida de la Alcaldía de Medellín, Jorge Mejía Martínez, denunció que hay bandas delincuenciales que están interesadas en interrumpir los trabajos de exhumación.

Al respecto, la líder de la organización Mujeres Caminando por la Verdad, citada por Caracol Radio, dijo que ya habían pedido a la Fiscalía desarrollar un plan de seguridad, “tanto para las víctimas como para los operarios y las organizaciones de derechos humanos y los funcionarios”.

De acuerdo con datos oficiales, en la Comuna 13 existen unas 30 bandas criminales que podrían promover actos para obstruir las exhumaciones, con el fin de mantener el dominio en el sitio para seguir cometiendo actos delictivos.  

«Un total de 20 profesionales estarán dedicados a realizar la identificación, mientras otros se encargarán de la custodia de las pruebas que se puedan encontrar, porque lógicamente ésta es una intervención que tiene fines judiciales”, reportó Carrillo.

La remoción de escombros se realiza en coordinación con la Fiscalía, la Alcaldía de Medellín, el Museo Casa de la Memoria y la Unidad para la Atención y Reparación a las Víctimas, dejando que los familiares actúen como testigos de las labores de búsqueda, tras llegar a este acuerdo con el Gobierno colombiano.

La Comuna 13 es una popular barriada que ha sido escenario del accionar de todos los actores del conflicto armado en Colombia: insurgentes, paramilitares de derecha y agentes del Estado.

Las autoridades esperan exhumar al menos 90 cuerpos, sin embargo, el exjefe paramilitar, Diego Murillo Bejarano, alias “Don Berna” (extraditado a Estados Unidos en 2008) había dicho que en esa zona se encontraban 300 cuerpos.

Por su parte, activistas de los derechos humanos creen que el lugar podría resultar ser la fosa clandestina más grande de Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA