Guillermo Teillier, Presidente del PC: “Se Nos ha Impuesto una Cuarta Reforma, Terminar con la Corrupción»

0
364

En entrevista con Radio Nuevo Mundo, el Presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, dijo que sSi esta crisis se agrava o se agudiza, evidentemente pone en peligro el cumplimiento del programa de la Presidenta Bachelet y de la Nueva Mayoría”. En relación al documento sobre probidad y corrupción, suscrito por siete partidos, agregó: “no hay ningún tipo de arreglín. Es más bien un amarre de manos para aquellos que quisieran el arreglín”.

 

Esta es la conversación que sostuvo el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, con el periodista Hugo Guzmán en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo.

-¿Cuál fue el objetivo, el propósito de haber firmado un texto con partidos de la Nueva Mayoría y de la derecha sobre probidad y esto del vínculo dinero y política?

-El objetivo de esta especie de carta de intenciones de casi todo el mundo político -porque hubo excepciones de algunos partidos que no firmaron la nota, creo que por un error de apreciación-, fue amarrarle las manos a todos aquellos que están planteando borrón y cuenta nueva en los casos de delitos e irregularidades, es decir, que quieren impunidad.

No sé si se va a lograr esto, no es fácil, porque hemos visto ahora un titular de La Tercera que dice que «Hernán Larraín se alinea con diseño de Jovino Novoa y descarta sanciones a militantes investigados”. Y la declaración que firmamos dice claramente que hay un compromiso de todos los partidos de reconocer que estamos cuestionados por la opinión pública, independientemente que estemos en los delitos o no, y que las culpas individuales deben pagarse, deben responder tanto las personas, como los partidos.

En este caso, uno lee esta conclusión de la UDI, donde se dice que no van a ser sancionados aquellos militantes comprometidos en casos como Penta. Entonces aquí vamos a tener un traspié.

Esto me trae a colación algo que ocurrió en el Parlamento el día miércoles (8 de abril), cuando se discutió sobre la Comisión Investigadora sobre Arcis, en que un diputado de la UDI, Urrutia, hizo una intervención muy destemplada que desnudó cuáles eran los propósitos de la UDI de hacer una investigación respecto a Arcis. No tenía nada que ver con Arcis, tenía que ver con el Partido Comunista. ¿Qué es lo que pretendían ellos?; que el PC había usado platas que envió Venezuela para Arcis, ése era el propósito.

Y dijo ese diputado de la UDI, que eso permitiría una acusación constitucional contra el PC y así lo dejaría fuera de la ley por lo menos 8 años, porque no podía usar dineros del extranjero. Dejaría fuera a sus dirigentes, diputados, representantes públicos, ellos no podrían ejercer cargo alguno durante 8 años.

Bien brutal la declaración. Ahora, ellos podrán seguir buscando esto de que el PC gastó plata venezolana, pero nunca van a llegar a eso, porque no fue así. Se sabe que se gastó hasta el último centavo de platas venezolanas en Arcis y en ninguna parte aparece el PC recibiendo de esos fondos. Claro, él (diputado Urrutia) lo aduce porque según la Constitución los partidos no pueden ser financiados con plata desde el exterior, y con eso nos quiere desaparecer, como lo han querido hacer por otras vías en otros momentos.

Le diría a la UDI que si son tan drásticos respecto al PC, y piden esa sanción gravísima, por qué niegan las sanciones a los militantes UDI vinculados a situaciones irregulares. Es decir, “a los comunistas aplíquenle todo el rigor de la ley, a nosotros los UDI no, nosotros nos salvamos”. Le pediría a ese diputado Urrutia y a los diputados de la UDI que lo respaldaron, que sean consecuentes con sus declaraciones y les exigiría que se inhabilitaran en las votaciones de aquí para adelante aquellos que aparecen en casos de irregularidades que son investigadas y sobre las que hay antecedentes y pruebas.

-¿Es ocupar la táctica de la mejor defensa es el ataque? ¿Hay peligros entonces de que la UDI no cumpla con lo que firmó?

-Con Arcis lo vienen haciendo desde un comienzo, pero les ha ido fallando la línea táctica. Está el peligro de que no cumplan (lo firmado en el documento de los partidos). Yo pensaba que Larraín le iba a dar otra impronta a la UDI, pero veo que no, ya se casó con Novoa al momento de no sancionar a los militantes investigados o acusados por irregularidades.

-Diputado, a nivel de percepciones, en la opinión pública se sintió que la firma de ese documento era como un acuerdo de los partidos, que podía llevar a un perdonazo; hubo como un sentimiento de incertidumbre de que los partidos estuvieran llegando a un acuerdo que la ciudadanía rechaza.

-No hay ningún tipo de arreglín, ningún partido ha hablado de “sálvenme a algún militante o dirigente”, eso no existe. Es una conducta que está clara desde la Presidenta de la República hacia abajo, de que pese a quien pese, la justicia debe funcionar, las investigaciones deben seguir. Eso se dice en el documento. Ya lo dijo además el Fiscal, que ninguna carta de los partidos podría cambiar el rumbo de la justicia y yo tengo bastante confianza en que la justicia va a seguir adelante y que se va hacer justicia. El documento es más bien un amarre de manos para aquellos que quisieran el arreglín.

El texto dice que los partidos nos hacemos cargo de la indignación de la gente, que estamos siendo cuestionados. Segundo, cada partido tendrá que responder por lo suyo y cada persona también por lo suyo. Tercer punto, es que todos nos hacemos parte de lo que plantee el Consejo Asesor Presidencial sobre Probidad y Trasparencia.

Hay algunas críticas de algunos que dicen que no hay nada vinculante. No puede haber nada vinculante porque no conocemos los elementos que va a plantear el Consejo, y si no, le estaríamos dando el sello nosotros, y no es ésa la idea, la idea es que independientemente de todos los actores políticos, el Consejo haga las propuestas y tendrán que verse en el Congreso.

Allí es donde se verá quién es quién, allí es donde vamos a ver si la UDI cumple con su palabra o no, y si están comprometidos con lo que dice el Consejo o no. Lo otro importante de este texto es que se apoya la figura presidencial y se establece claramente que quien tiene que liderar este proceso es la Presidenta de la República y se espera una voz muy potente de ella. Seguramente, dicen algunos, podría dar esa voz cuando se informe el resultado de la Comisión Asesora o en la cuenta del 21 de mayo.

-Usted dijo en una entrevista que se espera una palabra más firme de la Presidenta Michelle Bachelet, ¿qué quiso decir con eso?

-Exactamente, y lo digo ante la percepción pública, porque yo de alguna manera ausculto bastante a la opinión pública en estos temas, y la gente siendo partidaria de la Presidenta Bachelet, espera que ella diga pan-pan, vino-vino, respecto de todos estos temas, que deje trazada una línea nítida de cómo debe ser la conducta de los chilenos y las chilenas en estos temas.

-¿Usted cree que ese momento seria el 21 de mayo?

-Puede ser, yo no pretendo darle pauta a la Presidenta. Ahora, el otro punto importantísimo de la declaración, es que dice con todas sus letras que respetamos a todas las instituciones, es decir, a la Fiscalía, a la Justicia, al Servicio de Impuestos Internos, a todas las instituciones en su quehacer para aclarar las situaciones. Expresamos clara y nítidamente que tampoco habrá impunidad en ninguno de los casos, eso es el contenido del texto. Entonces si alguien pensaba decir “lleguemos a algún arreglin”, este documento no da posibilidades de arreglín.

-Diputado Teillier, salió la información de que usted pidió que no hubiera foto de los firmantes, nada de foto apareciendo todos juntos, y nada de una puesta en escena. Simplemente distribuir el texto.

-Yo dije que no iba a ir a una foto y efectivamente plantee la no conveniencia al coordinador de la Nueva Mayoría, de una foto. Porque la foto, y sobre todo si está la UDI y el PC, iba a concitar la atención y se iban a preocupar de la foto y nadie iba a leer el contenido. Mientras que de la forma que se hizo, la gente ha tenido que leer el contenido.

Muchos me han preguntado por qué tiene que ser con la UDI; pero mire, nosotros firmamos cosas con la UDI en el Parlamento, porque hay proyectos de acuerdo de conjunto, las leyes se hacen de conjunto, es decir, es imposible desembarcarse de tener que actuar de conjunto, porque hay oposición y hay partidos del gobierno y nosotros somos parte de los partidos de gobierno y hay que interactuar con la oposición. Se discute, se confronta, pero también en algún momento hay acuerdo y hay acuerdos que tienen que ver con beneficios para las personas. La otra vez de conjunto salió la ley del fuero maternal, bajo el mando de Sebastián Piñera, y votamos todos de conjunto.

-Se firmó esto. ¿Qué viene ahora? Porque la opinión pública también tiene incertidumbre sobre finalmente qué pasará con estas intenciones y estas propuestas.

-Yo creo que esta carta de intenciones lo que plantea es en sentido de urgencia. Que tiene que ser ahora. Nosotros decimos, como Nueva Mayoría, que se nos ha impuesto una cuarta reforma estructural del país, que es ésta de la institucionalidad para evitar que se produzcan este tipo de delitos.

No solo de los políticos, también del gran empresariado, que es el que está más metido en esto, porque hay que recordar que todos estos ilícitos o este sistema provienen de la dictadura. Soquimich y Penta surgieron de la apropiación por parte de privados de empresas del Estado y el sistema tan liberal para poder hacer estos negocios tan rentables, viene también de esa época. Nosotros hemos pedido investigar hacia atrás para saber de dónde salió toda esta fortuna que hoy se da vuelta, para que incluso se puedan dar el lujo de pagarle a parlamentarios sus campañas. Pero está prohibido investigar hacia atrás.

-Entiendo que diputados comunistas presentaron una reforma a la Constitución para que se pueda investigar la venta de empresas estatales en dictadura.

-No sé si es reforma a la Constitución, pero sí, revocar esa prohibición y que la gente pueda saber qué pasó realmente.

-Usted en la semana varias veces habló de una crisis institucional, lo repitió al argumentar la firma del documento con otros partidos. ¿A qué se refería?

-Una de las causas de por qué firmé la nota, es porque estamos viviendo un momento difícil para la institucionalidad y para el proceso de reformas que se están llevando adelante. Porque si esta crisis se agrava o se agudiza, evidentemente pone en peligro el cumplimiento del programa de la Presidenta Bachelet y de la Nueva Mayoría.

Nosotros los comunistas ingresamos al gobierno por este programa, no ingresamos por otra cosa. Nosotros entramos al gobierno para que se hagan estas reformas profundas que el país conoce y haremos todo lo posible, si se pone en peligro este proceso, para evitar que se ponga fin al proceso. Por eso fue que firmamos el documento, porque creemos que ello ayuda a afirmar la institucionalidad, a reformarla también, y a hacerla más creíble en la opinión pública. Eso nos permite una tranquilidad de avanzar rápidamente en proyectos que están en el Parlamento y los que vendrán.

-En contrapunto, Joaquín Lavín y Jovino Novoa, entre otros, dicen que hablar de reformas en estos momentos, de cambios institucionales y de nueva Constitución, es ir al caos. Piden sujetar las cosas al orden actual.

-Eso me da la razón a mí cuando digo que si se agudiza la crisis institucional el peligro es que se ponga fin a los cambios. Porque hay sectores muy poderosos, políticos y empresariales, que no están de acuerdo con las reformas y que de alguna manera les gustaría tirar el mantel y hasta aquí no mas llegamos y se acaban las reformas. Y evidentemente que tenemos que tratar de zafarnos de ellos.

-Estas semanas se habló mucho del liderazgo de la Presidenta de la República. Quisiera dar un giro en el tema y preguntarle cómo vio eso desde el punto de vista de la instalación comunicacional.

-El manejo comunicacional es, por así decirlo -valga la redundancia-, inmanejable comunicacionalmente para nosotros. Porque ¿cómo lo hacemos para darle pauta a los medios de comunicación como lo hacen otros sectores políticos?, sobre todo con medios de comunicación que no están de acuerdo con las reformas; algunos a lo mejor les interesaría que esta crisis se agudizara.

Es casi imposible, lo que aquí falta entonces es una forma de cómo el gobierno de la Nueva Mayoría puede de manera más nítida y clara, dar a conocer su política y sus respuestas cuando hay preguntas tan difíciles como estas. Eso es lo que falta, yo creo que es una deuda que tiene este gobierno, además con una ciudadanía que necesita más información y que no puede seguir siendo presa de la información que recibe de una sola parte.

Pero así y todo la prensa no puede dejar de lado entregar unos antecedentes, por ejemplo, viene una noticia que a mí me golpeó un poco, en relación al caso Caval. Porque así como se dice que todos los caminos llevan a Roma, podríamos decir en los casos de corrupción, que todos los caminos llevan a la UDI. Porque en el caso Caval, una de las cosas que habría declarado la nuera de la Presidenta, es que había un contrato que no sabe ella si estaba escrito o no, en que el 50% de las utilidades de los negocios que se hicieran, iban a parar a dos personajes operadores de la UDI y muy cercanos a Joaquín Lavín.

Todos los caminos van a la UDI.

Aparece ese dato que es muy preocupante respecto de lo que está sucediendo en el país, porque quiere decir que las fuentes de la colusión son las mismas y vienen de un punto, vienen desde la dictadura, desde la instalación de un sistema de corrupción y los mismos personajes que hacen lobby, que buscan los buenos negocios y los buenos contactos, están involucrados en esto del dinero y la política, en las malas prácticas.

Hay gente de partidos de la Nueva Mayoría que también han recibido dineros, algunos de sus militantes, pero me parece que es marginal en relación a lo que ha recibido la derecha. Porque aparece Renovación Nacional, que hasta ahora parecía que no tenía nada, pero resulta que el señor Ponce Lerou, Presidente de Soquimich -que ahora lo quieren desbancar desde los Estados Unidos-, era el que financiaba a los secretarios generales, a los vicepresidentes de ese partido, a través de una empresa que se creó para eso y mes a mes le ponía plata.

Y RN es uno de los partidos, después de la UDI, que más ha recibido. De alguna manera está tocado otro personaje o dos grandes personajes y que se están candidateando: El ex presidente (Sebastián) Piñera que no responde nada y está muy silencioso respecto a esto y uno que ha dado respuestas pero no muy convincentes,  MEO, que también aparece tocado a través de un operador.

-¿Qué rol tiene el movimiento social en todo esto?

-Yo estuve ayer en un encuentro de profesores bastante interesante, fue de análisis del proyecto que está por enviarse al Parlamento sobre Carrera Docente. Ahí se habló también de las 40 mil personas que fueron a la marcha el jueves 9 de abril, que fue una muy buena marcha junto con los estudiantes secundarios. Yo felicité primeramente a los profesores por la marcha, que fue en pro de la reforma educacional, lo que a mí me parece muy bien; en defensa de la reforma. Les decía que lo más probable es que si se seguía agudizando la crisis institucional, es que todos tuviéramos que salir a la calle.

 En el acto que hicimos en el Caupolicán, donde dimos cuenta del Pleno del Comité Central del Partido, dijimos que si era preciso íbamos a salir a la calle a defender las reformas y puede que en algún momento eso se dé y a mí me parece que un papel fundamental de las organizaciones sociales es defender las reformas hoy día.

Se puede defender de diferentes maneras, no solamente en la calle, porque la organización social no es solo la calle, las organizaciones sociales por sí mismas discuten, piensan, tienen programas, son capaces de dialogar con las autoridades y lo hacen muy bien. Por ejemplo, la reforma laboral y la CUT, donde ha sido muy importante el papel que ha jugado para establecer las coordenadas para llegar a la aprobación de ese proyecto de ley.

Así que el movimiento social tiene  un gran papel y en esto de la corrupción yo creo que el movimiento social debe enrumbarse hacia esta reforma institucional. Al Consejo Asesor fueron muchas organizaciones sociales a dar su opinión y que han sido muy valoradas. No me cabe duda que si muchas de esas opiniones son recogidas, efectivamente podemos tener una  reforma de la institucionalidad bastante potente que va a servir como instrumento de ahora en adelante para ir limpiando la política y los negocios.

-Desde el movimiento social salen algunos grupos diciendo “que se vayan todos”.

-En el Parlamento también he escuchado cosas así. Pero con sentido de realidad y de responsabilidad no se actúa así no más. Porque el decir que se vayan todos da a entender que todos somos iguales y no es verdad. Yo estoy seguro que la mayoría de los actores políticos y la mayoría de los empresarios en Chile no son corruptos, entonces decir que se vayan todos, ¿quién queda entonces? Lo que no quiere decir que algunos tienen que irse.

-El viernes y el sábado hubo un encuentro entre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama. Hablaron de avanzar en el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y la mayoría de medios de prensa del mundo hablaron de que fue un hecho histórico.

-Yo creo que es histórico también, y me parece que Cuba nos enseña a veces cómo hay que hacer política, porque esto es una clase de política, de alta política. Enseña que muchas veces para defender un sistema, un camino elegido por un pueblo, en este caso un pueblo cubano que hizo una Revolución, es necesario dialogar hasta con el enemigo.

Porque alguien por aquí podrá decir, “pero cómo tú firmas una carta con la UDI”; bueno, cómo Raúl Castro habla con Obama. Y no creo que Raúl Castro esté engañando a la opinión pública nacional, internacional y que esté traicionando la Revolución, todo lo contrario. Él ha dicho que el objetivo es otro, es afirmar los cambios sociales que se han producido en Cuba y no creo tampoco que Obama vaya a cambiar su forma de pensar, no lo creo.

Lo que hay es que se ha producido un acercamiento necesario, histórico y además un triunfo de los cubanos. Aquí ha fracasado el bloqueo estadounidense y la política de Estados Unidos de intervención en toda la línea en relación a  Cuba, lo que no quiere decir que no van a seguir intentando intervenir.

Además, tienen que producirse los hechos, es decir, el restablecimiento de relaciones diplomáticas y además tendrá que producirse el levantamiento de bloqueo o por lo menos la morigeración del bloqueo con medidas importantes, porque si no, son solo palabras al viento. Pero me imagino que en las reuniones privadas debe haberse avanzado mucho más en aspectos concretos.

-¿Esto no es un mensaje y una clase para los sectores políticos chilenos en cuanto a cómo se hace la diplomacia y se llevan las relaciones internacionales?

-Puede ser, yo no quiero comparar Chile con Cuba, ni Estados Unidos con Chile porque no corresponde. Pero a veces uno echa de menos una iniciativa más potente de un país como Chile que tiene mucho que decir en el ámbito internacional, un país que es respetado por muchas cosas. Pero somos un poco quedados en la política internacional, estamos muy acartonados, como presos de lo que digan otros.

Yo creo que Chile debiese tener su propia voz de política exterior. Yo quisiera resaltar que Chile ha actuado correctamente en relación a UNASUR y en lo que UNASUR  ha planteado, por ejemplo, en este conflicto entre Venezuela y Estados Unidos, creo que Chile ha tenido una voz oportuna y correcta en relación  a lo que UNASUR debe hacer en este caso.

-Aquí en Chile hay mucha beligerancia contra el gobierno de Venezuela, hay mucha estridencia, y sin embargo en espacios bilaterales se juntan Nicolás Maduro y Barack Obama -dicen que fue casual-, y funcionarios de ambos países se reúnen.

-Primero, yo creo que Estados Unidos retrocedió después de las declaraciones de UNASUR en apoyo a Venezuela. Es decir, en apoyo al proceso democrático en Venezuela, porque no es en apoyo a (Nicolás) Maduro, si no que se mantenga la independencia de ese país, la no injerencia en los asuntos internos de ese país y eso ha sido muy importante y creo que ya Obama retrocedió, dijo que no lo había querido decir (que Venezuela es un peligro para la seguridad nacional de EEUU), que es una cosa técnica, etc.

Pero es un paso también importante en la distención de la relación de Estados Unidos con América Latina, porque se está hablando mucho de colaboración ahora de Estados Unidos con América Latina, pero de forma distinta de cómo se hacía antes. Antes Estados Unidos imponía las reglas y los demás decían amen; y si no decían amen, había intervención o había golpe de Estado o cualquier otra triquiñuela para cambiar el rumbo político de un país.

Ahora eso se termina y el propio Obama lo declaró, ya no va a ser lo de antes.

Y esto de la mala relación que existe entre Estados Unidos con Venezuela, yo creo que entraba mucho las relaciones con América Latina, porque Venezuela es un actor importante, lo queramos o no, en este momento.

Lo otro es que hay algunos que son más papistas que el Papa. Mire, por ejemplo, el ex presidente Ricardo Lagos recibe a la señora de López y el alcalde Ledezma. Sebastián Piñera también y no me extraña, porque él fue partidario de la dictadura, formó parte de ese proceso. Ricardo Lagos, acordémonos que él en un principio le había dado el apoyo al golpe de Estado contra Hugo Chávez y después se optó por lo más sano y se dijo que el Embajador se había equivocado, pero eso fue un traspié gravísimo en el gobierno de Lagos. Esos dos personajes estuvieron en el golpe en contra de Chávez y ahora los tratan como víctimas.

Otra cosa es que me digan, “miren, queremos defender a esas personas que están encarceladas y su derecho a la libertad”, eso está bien, pero se dice que están violados sus derechos humanos. Yo no sé de qué manera están violados sus derechos humanos, si están detenidos por una acción judicial. Si estuvieran violados sus derechos humanos estarían siendo torturados y aquí en Chile sabemos de violación de derechos humanos bajo prisión.

Creo que es muy cuidadoso el gobierno de Venezuela de no provocar ese tipo de violación a los derechos de las personas, porque eso ya sería incurrir en otras cosas. Allá no hay torturados, ejecutados, ni desaparecidos. Sin embargo, aquí se prestan para ese juego porque hay una mirada de la socialdemocracia internacional que cree que ese país debiera volver a manos de algún partido de la socialdemocracia o de la Democracia Cristiana.

Pero lo anterior en Venezuela no tiene punto de comparación con lo que es Venezuela hoy, porque antes sí que había violación a los derechos humanos, hubo matanzas de tres mil personas, matanzas en las cárceles, matanzas en las calles de Caracas y ¿quién los condenó?

Aquí nadie, ni se hablaba de eso. El pueblo venezolano los condenó y el pueblo eligió a Chávez. Esa condena está presente todavía en Venezuela respecto a las violaciones de los derechos humanos en la etapa anterior a Hugo Chávez. Están los muertos chavistas, un diputado chavista, ¿y quién dice algo de eso? Estamos hablando no de presos, estamos hablando de muertos.

Yo quisiera que los familiares de esas personas vinieran a Chile, y voy a hacer el esfuerzo porque vengan a Chile familiares de las víctimas de las últimas asonadas que han ocurrido en Caracas. Asonadas no por iniciativa del gobierno, sino por iniciativa de la oposición, de la derecha, de los partidarios de esas esposas que vienen a Chile ahora, donde francotiradores enmascarados mataban gente a mansalva en las calles.

Porque esa gente está exigiendo justicia y esos quieren que se juzgue a estos personajes. Entonces me gustaría que todos estos que rasgan la vestidura por los derechos humanos escucharan a esas personas y nosotros vamos a hacer el empeño de invitarlas y traerlas a Chile para que el mundo escuche, escuche ese clamor de justicia que existe en Venezuela, que aquí es tapado. Aquí lo que se habla de violación de los derechos humanos.

Y no me vengan con el cuento, que ya es viejo, de que los comunistas tenemos doble estándar con los derechos humanos. Nosotros estamos porque se respeten los derechos humanos de esos dos personajes, hayan hecho lo que hayan hecho. Pero lo que no estamos de acuerdo es que con tanta liviandad se hagan estas campañas escudándose en la defensa de los derechos humanos, para que sean dejados en libertad sin ninguna justicia aquellos que fueron golpistas, que ahora están proclamando la posibilidad de un golpe y que además llevaron adelante esa sonada contra personas inocentes.

-En medio de todo lo que hablamos, ¿se sigue trabajando en las reformas?

-Las reformas están bien encaminadas. Me da la impresión de que eso no ha variado. Hay que tener en cuenta que estuvo el desastre del Norte, que equivale a lo que ocurrió en Valparaíso e Iquique junto, que significa un gran esfuerzo de varias instituciones del Estado que tienen poco menos que radicarse en la zona, que va a significar un gran desgaste en cuanto a dinero, financiamiento. Sin embargo, lo de las reformas no está paralizado.

Lo que creo que está un poquito retrasado es mejor gestión o mayor gestión respecto a temas como la salud, como la vivienda, las pensiones, la delincuencia, el transporte. Ese tipo de cosas donde tienen que darse respuesta más efectivas y más acorde con lo que piensa la ciudadanía o la percepción que tiene la ciudadanía. Porque no es lo mismo hacer un hospital de primera calidad, que efectivamente se han hecho muchos, inaugurar ese hospital, pero que después funcione a media máquina porque no hay especialistas, porque no hay médicos y esa es una situación que se arrastra hace mucho tiempo, que es difícil de solucionar, pero que creo que deben darse en este gobierno pasos muchos más certeros.

-Con todos estos asuntos y temas, ¿a usted le da tiempo de ir a su Distrito? ¿Cuándo va, qué escucha, qué dice la gente?

-Si claro. Hay una preocupación, y la gente está convencida que hay que llevar adelante las reformas. El temor de muchos es que la reforma se paralice. La gente está muy confundida respecto a esta situación de delitos tributarios y de otro tipo, el hecho que esté golpeada la Presidenta también creo que a muchos les ha impactado.

La gente sabe también que se pone en peligro el proceso de reformas, mucha gente lo sabe y lo siente así. Pero están dispuestos a trabajar. Yo creo que como Nueva Mayoría tenemos un déficit, porque la Nueva Mayoría no en todas partes funciona como tal a nivel de Comuna, a nivel de población, a nivel de Región, y no hay información ni conducción. Donde funciona los resultados son mejores, de mayor convencimiento, hay mayor trabajo con dirigentes sociales, con el movimiento social hay una mejor relación, eso da cohesión, da fuerza. Pero donde no se trabaja, persisten más dudas, hay más debilidades.

-¿Estamos hablando de base social?

-Estamos hablando de base social y gente en general. Entonces nosotros tenemos que persistir mucho como Nueva Mayoría en la organización por la base, hay muy buenos ejemplos y hay muy malos ejemplos sobre esto, pero tenemos que trabajar en todas partes.

-Esto tiene que ver también, al final, con la participación electoral de la gente y se habla de que un 60% podría no votar en las elecciones municipales.

-Es vital, yo creo que la participación ciudadana electoral no se va a modificar mucho ni se ha modificado mucho, pero creo que estamos a tiempo de revertir ese cuadro. Al contrario de lo que piensan algunos, yo creo que si pasamos este problema de crisis, hacemos esta reforma institucional en contra de la corrupción y si cumplimos con las reformas de aquí a fin de año, con lo que está programado para este año, yo creo que estamos al otro lado con respecto a esto. Porque la gente había retomado mucho la confianza hasta enero del año pasado, pero vinieron estos golpes mediáticos respecto a la corrupción y bajó la confianza de la gente. Pero cuando vean que a pesar de todo ello pasamos adelante y cumplimos con el programa, creo que se va a revertir de nuevo el cuadro.

DEJA UNA RESPUESTA