La presión se hizo finalmente irresistible. Tras 28 años como presidente del directorio y controlador de SQM, Julio Ponce, no repostó a la mesa directiva de la compañía minera, para las  elecciones que se realizarán el viernes en la junta ordinaria de accionistas de SQM. Pero eso no es todo. El fiscal José Morales no descartó formalizar a Julio Ponce tras peritaje por caso cascadas.

 

La decisión se da tras los cuestionamientos de otros accionistas como la canadiense Potash Corp, que posee el 32% de SQM y el fondo de inversión estadounidense Sailing Stone, propietario del 15,08% de la serie B, sobre la forma como el directorio ha abordado la investigación del Ministerio Público por eventuales delitos tributarios y financiamiento ilegal de campañas políticas.

La semana pasada el controlador de SQM viajó a Estados Unidos junto su hermano y director de las sociedades cascada, Eugenio Ponce; y el director de SQM, Hernán Büchi, para reunirse con inversionistas y acercar posiciones.

Además de la salida de Ponce se suma la de Patricio Contesse Fica, miembro de la mesa desde 2013 e hijo del cuestionado ex gerente general de la compañía, Patricio Contesse González.

El accionista controlador de SQM, a través de la sociedad Pampa Calichera, propuso como candidatos a la mesa directiva a Wolf von Appen, Hernán Büchi, Juan Antonio Guzmán y a Dieter Linneberg, en representación de la serie A.

En tanto Potash Corp propuso a Joanne Boyes, Robert Kirkpatrick y Arnfinn Prugger, también en representación de la serie A.

A ellos se suma el abogado Edward J. Waitzer, propuesto por el fondo de inversión Sailing Stone que posee el 15,08% de la serie B.

Una vez constituido el directorio son sus integrantes los que designan al presidente y vicepresidente.

El directorio de SQM está integrado por 8 miembros, pero en la actualidad sólo está funcionando con 5 luego que el 17 de marzo los tres directores representantes de la canadiense Potash Corp: José María Eyzaguirre, Alejandro Montero y Wayne Brownlee, presentaran su renuncia descontentos con la forma en que la empresa había abordado la investigación del Ministerio Público sobre pagos irregulares.

Julio Ponce es el controlador de SQM porque, aliado a la japonesa Kowa, elige a cuatro de los siete directores de la serie A. La canadiense escoge a tres. Y la serie B, donde hay minoritarios, elige uno. Pero al presidente, cuyo voto es dirimente en caso de empate, lo eligen solo los directores de la serie A. Así Ponce ejerce el control. Ambas partes tienen el 32% del capital completo de SQM.

Fiscal Morales no descarta formalizar a Julio Ponce tras peritaje por caso cascadas

El fiscal jefe de la Unidad de Delitos de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte, José Morales, no descartó que se pueda formalizar al controlador de SQM, Julio Ponce, en el marco de la investigación por las transacciones cuestionadas por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) en el denominado caso cascadas.

La Fiscalía Centro Norte solicitó el lunes al Séptimo Juzgado de Garantía que fije una audiencia. El organismo en tanto formalizará al gerente general de Pampa Calichera y Norte Grande, Aldo Motta el 12 de mayo, por infringir el artículo 53, inciso segundo, de la Ley de Mercado de Valores, de modo reiterado. Ese artículo dice así: “Ninguna persona podrá efectuar transacciones o inducir o intentar inducir a la compra o venta de valores por medio de cualquier acto, práctica, mecanismo o artificio engañoso o fraudulento”.

“Creemos que hay alrededor de 13 operaciones de manipulación bursátil, dentro de las cuales, hay 5 operaciones que creemos que con los antecedentes que tenemos ahora son suficientes para formalizar al señor Motta, porque básicamente este señor es el gerente general y de acuerdo a las investigaciones que tenemos es la persona que ejecutaba las operaciones bursátiles”, dijo Morales en entrevista con Radio ADN.

«Lo anterior es sin perjuicio de que a propósito del peritaje que está realizando la Universidad Católica de Valparaíso se pueda determinar la responsabilidad de otras personas», agregó. Consultado respecto de si esas personas podrían incluir a Julio Ponce, el fiscal respondió «exactamente».

El fiscal recordó que “la sociedad SQM tiene una estructura de control que se denomina cascadas tiene sociedades anónimas abiertas y cerradas, lo que se cuestiona en este caso, es que se hacían operaciones con acciones de la empresa SQM o de las sociedades controladoras, operaciones que iban en prejuicio de los accionistas minoritarios y en prejuicio de la sociedad”, agregó Morales en la entrevista.

“Se vendían en un determinado precio y se recompraban en perjuicio de la sociedad y como están en la contabilidad a un precio menor, cuando se registraban era a un precio mayor, si bien implicaba una pérdida de caja de la sociedad, implicaba una ganancia contable la que fluía a las sociedades que estaban más arriba de la cascada”, agregó.

La SVS cursó en 2014 multas por US$ 164 millones en total contra Julio Ponce, presidente de SQM; Aldo Motta; Roberto Guzmán; Patricio Contesse Fica y Alberto Leblanc. Además, sancionó a LarrainVial, Leonidas Vial, Manuel Bulnes y Felipe Errázuriz. En esta arista de la causa no había declarado hasta ahora Julio Ponce. Lo hizo hace unos diez días ante Morales y habría declarado que Motta era quien definía las modalidades que se emplearían en cada una de las operaciones cuestionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here