Sólo a través de la prensa y no por medio de una comunicación oficial se habrían enterado de la fusión de Cuprum y Argentum las ministras Ximena Rincón y Javiera Blanco, así como el ministro Marcos Barraza, según indicaron ayer en la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados que estudia este caso. La posición de la Superintendenta de Pensiones, Tamara Agnic, es cada vez más insostenbible.

 

Ante la Comisión Investigadora de la Cámara, indicaron que sólo tuvieron conocimiento de la operación en mayo, iniciando con ello una serie de consultas a la Superintendencia de Pensiones por la vía de oficios. En el último de estos documentos, datado el 14 de agosto, la Ministra Rincón puso de manifiesto que, pese a los antecedentes recibidos, mantiene sus reservas sobre el proceder de la institución fiscalizadora y la autorización entregada a las empresas para fusionarse.

«Como Ministerio del Trabajo y Previsión Social y, particularmente, como Subsecretaria de Previsión Social, tomamos conocimiento de esta fusión vía periódico electrónico The Clinic, el 5 de mayo de 2015. El 8 de mayo oficiamos a la Superintendencia de Pensiones pidiendo información al respecto, sin embargo esta respuesta llegó el 26 de mayo cuando yo ya no era Subsecretario y había asumido como Ministro de Desarrollo Social», reiteró ante la prensa el Secretario de Estado.

La diputada Karol Cariola (PC) también se manifestó sorprendida con la información entregada por las autoridades:

«Cómo es posible que ni el Subsecretario de Previsión Social ni la Ministra del Trabajo hayan sido informados cuando se crea una AFP. No se crean AFP todos los días y eso nos preocupa y esperamos seguir investigando».

La legisladora recalcó que se está frente a un problema de irregularidades y de ética profundo, que tiene que ver con lo que está observado la ciudadanía:

«Aquí se llevó adelante un procedimiento en el cual se creó una AFP falsa, sin afiliados, donde no había pensiones que administrar, no había recursos que administrar, con el fin de fusionarla con otra para poder recibir beneficios tributarios de más de 80 mil millones de pesos. Yo creo que eso es una vergüenza y frente a eso estamos en la inquietud de poder investigar a fondo».

Oficios

La diputada Cariola informó que los Secretarios de Estado entregaron antecedentes que tienen que ver con el rol y el papel que jugó la Superintendenta de Pensiones, particularmente en su rol de resguardar los intereses de los afiliados. En este plano, consideró que el deber queda en entredicho, porque no estaría claro si se veló efectivamente por el bien superior de los cotizantes «o por los intereses económicos de dos grupos que lo único que quisieron fue fusionarse para poder recibir beneficios tributarios a través de la elusión tributaria, antes que cambie la ley».

Los antecedentes indicados dicen relación con cinco oficios que dan cuenta de un historial de correspondencias entre las autoridades, proceso que se inició el 8 de mayo con un oficio de la Subsecretaría de Previsión Social, en donde se solicita un informe sobre el procedimiento de creación de la nueva AFP Argentum y su fusión; y datos técnicos, jurídicos y tributarios tenidos a la vista al momento de calificar el prospecto.

La respuesta de la Superintendenta de Pensiones, Tamara Agnic, fue recepcionada en la Subsecretaría el 26 de mayo. El oficio contempló un amplio marco de antecedentes, una reseña del proceso y una evaluación de los efectos posteriores, incluyendo en ese marco la aseveración de que la fusión no afectó a los fondos administrados por Cuprum y que tampoco se vio perjudicada la calidad de servicio de los 640 mil afiliados.

El 31 de julio, es la entonces recién asumida Ministra del Trabajo, Ximena Rincón, quien oficia a la Superintendenta Agnic expresando sus observaciones y reparos a la fusión, especialmente por estimarse que «la AFP Argentum es en realidad la AFP Cuprum y no dos sociedades existentes que se fusionan, ya sea porque una de ellas, a saber Argentum, no existe, al no estar constituida conforme a la normativa vigente, o porque la AFP Cuprum no existe pues los elementos básicos se incorporaron a la nueva AFP previa a su fusión».

De este análisis, agrega la misiva, queda de manifiesto que el proceso de constitución de la AFP Argentum como la fusión con la AFP Cuprum «es a lo menos irregular, no ajustándose esa Superintendencia a los imperativos legales sobre la materia y, en especial, a su obligación de velar por los intereses de los afiliados».

La Superintendenta Agnic responde, a su vez, el 5 de agosto, destacándose que todo el proceso (constitución de Argentum y fusión) analizado, revisado y evaluado por un equipo multidisciplinario con vasta experiencia en este tipo de operaciones. Se relata otras operaciones de este tipo realizadas hasta esa fech; las características específicas de la fusión y sus implicancias; y se destaca el grueso de información que se tuvo a la vista para autorizar las operaciones, dando en detalle algunas de las normas específicas que sustentaron la decisión del organismo.

Finalmente, es la Ministra Rincón la que envía un último oficio a Tamara Agnic, el 14 de agosto pasado, reconociendo la autonomía de la Superintendencia de Pensiones, pero poniendo de manifiesto que los antecedentes recibidos como respuesta «no disiparon, a juicio de la suscrita, las serias reservas acerca del proceder de la Superintendencia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí