Rodó Competidor: Wagner Renunció a la UDI y a Directorio de Cruz Blanca

0
553

El ex subsecretario de Minería del Gobierno de Sebastián Piñera, Pablo Wagner, renunció a la UDI apenas terminó la declaración como imputado por cohecho y lavado de dinero ante el fiscal oriente Carlos Gajardo.  Además, también debió dejar su cargo en el directorio de la isapre Cruz Blanca, también del grupo Penta. Wagner extendía boletas falsas a la sociedad “Díaz Moulian Silva y Wagner Gestores Ltda.”, donde tanto Wagner como el presidente de la UDI, Ernesto Silva, son socios desde 2005. ¿Y cuándo le toca a Silva?

 

Mientras era subsecretario, Wagner recibió $ 42 millones en pagos de tres millones bimensuales, con el objetivo de que operara a favor del proyecto minero Doña Dominga, en cuya propiedad participa el dueño de Penta Carlos Alberto «choclo» Délano. El vínculo entre ambos, se produce porque Wagner trabajó, antes de asumir en el gobierno de Piñera, en la Isapre Banmédica, también ligada al holding.

Al igual que Wagner, Délano será formalizado el próximo 4 de marzo por sobornar a Wagner, como también en calidad de autor de delitos tributarios, en el marco de los aportes a campañas políticas.

La decisión de Wagner, de abandonar la tienda gremialista fue impulsada por la imputación de cargos del fiscal Gajardo, y por la querella que le interpuso el Servicio de Impuestos Internos por delitos tributarios.

El SII descubrió al menos 59 boletas que emitía su cuñada María Carolina de la Cerda, para que Wagner recibiera los pagos de distintas empresas y sociedades.

Se trata de Inversiones Banpenta Ltda, Inversiones Penta III Ltda, Empresas Penta S.A, Administradora Génesis Capital S.A, Génesis Consulting & Capital S.A, Sociedad Química y Minera de Chile S.A, y a la sociedad Díaz, Moulian, Silva y Wagner Gestores Ltda.

Esta última empresa pertenece al presidente de la UDI Ernesto Silva.

Wagner llegó a prestar declaración ante el fiscal Gajardo, quien lo interrogó por cerca de cinco horas y tras salir no hizo declaraciones.

Según el Ministerio Público, los delitos de cohecho y lavado de dinero se producen por “recibir pagos e intentar ocultar dineros ilícitos”, por lo que será formalizado, al igual que los otros involucrados, el próximo 4 de marzo.

A su turno, el Servicio de Impuestos Internos (SII) se querelló por delitos tributarios.

La acusación del SII se produce porque habría facilitado “boletas de honorarios por servicios que jamás se prestaron”, especificándose que se trata de 59 boletas de honorarios ideológicamente falsas, las cuales fueron emitidas entre 2009 y 2014 por un monto de $ 120 millones y que fueron emitidas por su cuñada María Carolina de la Cerda.

De acuerdo a la querella, las boletas estaba destinadas a las empresas Inversiones Penta Ltda; Inversiones Penta III Ltda; Empresas Penta S.A.; Administradora Génesis Capital S.A.; Génesis Consulting & Capital S.A.; Sociedad Química y Minera de Chile S.A. (Soquimich) y la sociedad Díaz, Moulian, Silva, Wagner Gestores Ltda., la cual está ligada al timonel de la UDI, Ernesto Silva.

El abogado defensor de Wagner, luego que su cliente declarara ante la Fiscalía, negó los cargos que se le imputan, afirmando que “no existe un delito de cohecho, no existe un delito de lavado de activos en este caso. Y que efectivamente existen situaciones tributarias”.

Añadió que sí hubo “errores en las cosas que se hicieron ahí, errores que Pablo Wagner va a reparar. Cualquier eventual perjuicio que le haya ocasionado al Fisco, por cierto, lo va a reparar”.

También renuncia al directorio de Cruz Blanca Compañía Seguros de Vida S.A.

La salida de Wagner a la UDI no fue la única, ya que luego que se conociera que la colectividad evaluara la posibilidad de recurrir al Tribunal Supremo para la expulsión del otrora autoridad de Gobierno, la Superintendecia de Valores y Seguros (SVS) informó la renuncia al directorio de Cruz Blanca Compañía Seguros de Vida S.A.

“Hoy, 9 de enero de 2015, el señor Pablo Wagner San Martín, informó al Presidente del directorio de Cruz Blanca Compañía de Seguros de Vida S.A, su renuncia al cargo de director de la compañía, la que se hace efectiva a contar de esta fecha”, explica un comunicado que fue puesto en la página web de la entidad.

Sociedad de Ernesto Silva con Pablo Wagner en la mira del SII

Un nuevo golpe al Presidente de la UDI, Ernesto Silva, llegó este viernes de la mano de una querella presentada por el Servicio de Impuestos Internos (SII) por delito tributario contra el ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, derivada de la investigación que afecta al Grupo Penta.

¿La razón? La querella contra el ex subsecretario y militante UDI incluye la acusación de haber extendido boletas falsas a la sociedad “Díaz Moulian Silva y Wagner Gestores Ltda.”, donde tanto Wagner como el timonel gremialista son socios desde 2005.

De hecho, Ernesto Silva señala ser socio de “Díaz Moulian Silva y Wagner Gestores Ltda.” en su declaración de patrimonio de la Cámara de Diputados. La sociedad fue creada en marzo de 2005, bajo el nombre de fantasía “DSW Limitada”, por Ernesto Silva, el ex vicepresidente de Enami, William Díaz, y Asesorías e Inversiones Santa Irene, sociedad constituida por Wagner un mes antes, junto a su esposa Irene de la Cerda. En noviembre de ese año se incorporó el actor Vasco Moulian, a través de su sociedad M & Moulian Producciones Ltda.

La noticia salta al tapete en una semana que se evalúa como la peor de la presidencia de Silva, y que ha tenido de todo: desde las revelaciones del Caso Penta que han hecho tambalear diariamente al partido de Suecia 284, hasta el quiebre del “Choclo” Délano con Jovino Novoa, luego de que el cuestionado empresario reconociera ante el fiscal Carlos Gajardo la entrega de platas políticas al poderoso coronel gremialista.

Lo que en términos políticos ha implicado la agonía de Novoa, que rebota sobre su delfín, Ernesto Silva, que además ha debido enfrentar fuertes críticas por su manejo de la crisis en torno al Caso Penta.

La querella criminal por delito tributario en contra de Pablo Wagner y su cuñada, María Carolina de la Cerda, por la facilitación y uso de boletas de honorarios falsas, la obtención de devoluciones de impuestos indebidas y la omisión de ingresos en las declaraciones de Impuestos a la Renta, fue presentada este viernes ante el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, según un comunicado emanado del servicio liderado por Michel Jorratt.

El objeto de esta acción, según detalla el documento enviado por el SII, es “hacer efectiva su responsabilidad por la comisión en calidad de autores, de los delitos previstos y sancionados en el artículo 97 N° 4 inciso primero, tercero y final del Código Tributario, referidos a la presentación de declaraciones de impuestos maliciosamente incompletas y/o falsas, a la obtención de devoluciones de impuestos indebidas y a la facilitación de documentación tributaria falsa”.

Se trata de al menos 59 boletas de honorarios ideológicamente falsas emitidas entre los años 2009 y 2014, por un monto total de $120 millones. Además de la sociedad compartida por Wagner y Silva –dedicada a vender merchandising de la Universidad del Desarrollo–, también fueron emitidas boletas a las empresas Inversiones Banpenta Ltda.; Inversiones Penta III Ltda.; Empresas Penta S.A.; Administradora Génesis Capital S.A.; Genesis Consulting & Capital S.A.; Sociedad Química y Minera de Chile S.A.

Según el SII, “de acuerdo con los antecedentes analizados por fiscalizadores y abogados de la Subdirección Jurídica del SII, María Carolina de la Cerda, a instancias de Pablo Wagner, facilitó a las empresas ya señaladas boletas de honorarios por servicios que jamás se prestaron, conducta que permitió la omisión de estos ingresos en las declaraciones de impuestos por parte de Wagner San Martín y la obtención de devoluciones indebidas por parte de ambos querellados”. Agregando que “las conductas señaladas ocasionaron un perjuicio fiscal que será estimado en forma definitiva en el curso de la investigación”.

Por estos delitos, Wagner y Cerda arriesgan penas de hasta 15 años de cárcel y multas que pueden llegar al 400% del monto defraudado.

El ex subsecretario de Minería –que dejó el cargo tras la fallida licitación del litio– también enfrenta una querella por cohecho presentada por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) y está en la lista de las formalizaciones que Gajardo planea para el mes de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA