Los Resultados de la PSU: El que Siembra Segregación Cosecha Desigualdad

0
663

Los resultados de la PSU, conocidos hoy, demuestran sin lugar a dudas la necesidad de terminar la selección en la educación chilena, como establece uno de los proyectos de la reforma a la educación, actualmente en segundo trámite constitucional en el Senado. En efecto, según las cifras entregadas por el Consejo de Rectores de Universidades Chilenas, considerando las pruebas obligatorias de lenguaje y matemáticas los establecimientos privados pagados obtuvieron un promedio de 599 puntos, seguidos a mucha distancia por los colegios particulares subvencionados con 501 puntos, y los liceos municipales con 468 puntos de promedio, la mejor demostración de la fábrica de desigualdad en que ha devenido el sistema educacional neoliberal que prevalece en Chile desde 1981.

 

Por su parte, los estudiantes de colegios técnicos profesionales con 444 puntos en promedio de lenguaje y matemáticas, cerraron el ranking.

En este panorama, el vicepresidente del Cruch, Juan Manuel Zolezzi, dijo que el ránking de notas se posicionó como una herramienta exitosa, pues este año hubo un aumento en los casos de estudiantes beneficiados en su puntaje con este mecanismo.

En total, 253 alumnos que consiguieron puntajes nacionales, lo que representa un aumento del 15 por ciento respecto al 2013, cuando hubo 219 casos. De acuerdo al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, 180 estudiantes obtuvieron el puntaje máximo en la prueba de matemáticas, seis en la de lenguaje y comunicación, 15 en la de historia y ciencias sociales y 51 en la de ciencias.

Del total de puntajes nacionales, 35 corresponden a establecimientos municipales, 30 a particulares subvencionados y 188 a establecimientos de tipo particular pagados, lo que representa una explosiva alza de puntajes nacionales en estos tipos de establecimientos que pasaron un 66,3% en 2013 (146 casos), a 74,3% este año.

Un dato de la causa es que desde 2012 los colegios particulares aumentaron sus puntajes nacionales desde 135 a los 188 que anotaron hoy, lo cual significa cerca de un 40%, frente al 12% de los municipales o públicos, los que pasaron de 31 a 35.

De esta forma, entre los 10 primeros lugares, además del Nacional, existen nueve que pertenecen a los sectores de mayores ingresos del país y de los cuales casi todos están ligados a congregaciones religiosas de la clase alta.

Los establecimientos Municipales superaron a los Particulares Subvencionados en cantidad de puntajes nacionales. Así, los alumnos de corporaciones municipales (6) y colegios municipales (29), alcanzan a un total de 35 puntajes nacionales, lo que representa un 13,8% del total; cinco más que los particulares subvencionados, que sólo llegaron a 30 alcanzando apenas un 11,9%. De esta forma se revierte el dato de la versión 2013 de la PSU, donde los municipales fueron 32 (14,6%) vs. los 42 particulares subvencionados (19,1%).

Un dato especial es el que entrega el Instituto Nacional, el cual es municipalizado y una vez más acumula más puntajes nacionales (22) y es el único que pertenece al sistema público que está entre los 42 primeros establecimientos, mientras que el resto son todos particulares.

Además, 53 de los puntajes máximos fueron obtenidos por mujeres y el resto por hombres. Cabe recordar que este año se eliminó el descuento por respuestas erradas.

En el desglose, la prueba que aglutinó el mayor número de puntajes nacionales fue la de Matemáticas, con 180 casos. Le siguen la de Ciencias, con 51; la de Historia, con 15; y finalmente la de Lenguaje, con 6 casos.

En lo que respecta al máximo puntaje ponderado (entre la prueba de Lenguaje y Matemáticas), el reconocimiento fue para Javier Cembrano del Colegio San Ignacio del Bosque con 842 puntos ponderados.

Las cifras por regiones:

La región con más puntajes nacionales fue la Metropolitana, con 173, seguida de la del Bíobío con 19 y la de La Araucanía con 11.

Las regiones de Valparaíso, de Coquimbo y de Los Lagos destacaron con 9 puntajes nacionales cada una.

La distribución de puntajes máximos en el resto del país fue la siguiente: 2 en Arica y Parinacota, 4 en Antofagasta, 1 en Atacama, 8 en Libertador Bernardo O´Higgins, 7 en Maule y 1 en la Región de Los Ríos.

En Tarapacá, Aysén y Magallanes no se registraron puntajes nacionales.

Rossi: «los resultados demuestran la profunda inequidad que existe en el sistema educativo»

Como una nueva muestra de la «inequidad» en el sistema educativo chileno, calificó el presidente de la Comisión de Educación del Senado, Fulvio Rossi, los resultados de la PSU dados a conocer. Rossi manifestó que esto demuestra que existe una «correlación exacta entre el ingreso familiar y los resultados de los jóvenes» y es por ello que se hace necesaria una reforma educacional que mejore el sistema».

Esto luego que los resultados mostraran que si bien el Instituto Nacional obtiene la mayor cantidad de puntajes nacionales, los otros nueve establecimientos que lideran corresponden a particulares pagados:

«Una vez más los resultados demuestran la profunda inequidad que existe en el sistema educativo chileno. Los puntajes muestran una correlación exacta entre el ingreso familiar y los resultados de los jóvenes, además en Chile existen más puntajes nacionales en escuelas públicas que en escuelas particulares subvencionadas».

A juicio del presidente de la Comisión de Educación, «esto es comparable con diversas muestras del Simce que no exhiben mayores diferencias entre escuelas públicas y particulares subvencionadas». Por otro lado, el parlamentario mostró su preocupación por el hecho que en la región de Tarapacá -la cual representa- no haya obtenido un sólo máximo puntaje:

«Esto demuestra la urgente necesidad de una Reforma Educacional que mejore la calidad y la equidad del sistema educativo. Además, demuestra que en general los resultados son malos y existe, como he dicho, una correlación nítida entre nivel socioeconómico de la familia y resultado Simce».

Finalmente, el senador planteó:

«Tanto el Simce como la PSU evidencian la necesidad de derrotar la segregación existente en nuestras escuelas a través de la inclusión, de la no discriminación y de la gratuidad».

Bancada estudiantil: «Hay que acabar con la selección de raíz»

Los resultados de la PSU 2014, que tuvieron un alza de 33 puntajes nacionales respecto al proceso anterior y la acumulación de los mejores indicadores en el sector oriente de la capital, generó una dura crítica de parte de la llamada «bancada estudiantil» del Congreso que componen los diputados Giorgio Jackson (RED), Camila Vallejo (PC) y Gabriel Boric (IA).

Esto porque los colegios Cumbres, Tabancura, Everest, Los Andes, Padre Hurtado y Juanita de Los Andes, San Benito, Cordillera, Verbo Divino y Saint George’s, junto al Instituto Nacional de Santiago Centro, integraron el top 10 de puntajes en esta medición.

Vallejo indicó en su cuenta de twitter: «Nuevamente vemos la terrible segregación. Es hora de poner fin a la selección».

En tanto, Jackson dijo: «lamentablemente no es novedad que tengamos esta segregación educacional basada en la selección y el nivel socieconómico. Espero que en la recta final del proyecto de inclusión se construyan las condiciones para terminar con estas desigualdades».

Asimismo, Boric aseguró: «los resultados son un panorama predecible y que la selección es un punto vital para cambiar esta realidad. No podíamos esperar resultados diferentes haciendo lo mismo, por eso tenemos que sacar adelante la reforma educacional. El proyecto en sus principios apunta en la dirección correcta pero creo que se ha ido relativizando».

Y agregó: “para mí es solamente reafirmar la convicción de que hay que terminar con la selección sin apellido”.

Además, dijo tener “esperanza” que la derecha pueda entender esta situación, especialmente los “senadores de la Nueva Mayoría que han estado hablando últimamente de relativizar el fin de la selección en el proyecto de reforma educacional que se está tramitando actualmente en el Senado”.

Cabe recordar que el Senado aprobó en general proyecto que elimina el lucro, copago y selección escolar y el Gobierno espera que el proyecto esté despachado antes del 31 de enero con nuevas indicaciones a la reforma.

La vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), Lorenza Soto, cuestionó el formato de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), ya que a su juicio sigue siendo segregadora y desigual a pesar de las reformulaciones que se le han hecho:

«Iindependiente de las reformulaciones que se hacen a la PSU el sistema de educación sigue siendo absolutamente segregador y desigual. Estas pruebas estandarizadas, PSU y Simce, simplemente califican hoy la capacidad del alumno para memorizar los contenidos que le han enseñado. En algunos colegios se les educa para esta prueba constantemente como en el Instituto Nacional”.

Máximo puntaje nacional de la PSU apoyó la reforma educacional: «Es el camino correcto»

Javier Cembrano, quien sacó el mejor puntaje ponderado a nivel nacional en la última Prueba de Selección Universitaria (PSU), expresó su respaldo a la reforma educacional impulsada por el Gobierno.

El joven, que egresó del Colegio San Ignacio del Bosque, obtuvo 850 puntos en la PSU de Matemáticas y 842 en la de Lenguaje, consiguiendo así el puntaje ponderado más alto del país.

Para Cembrano «cuando salen los puntajes nacionales y cuando se conocen los resultados de la PSU es cuando todos notamos, una vez más, las enormes diferencias que hay entre los distintos establecimientos educacionales y las personas que pueden pagar y las que no».

«Creo que es cuando más tangible que nunca se hace necesario lo de una reforma como la que se está debatiendo y de todas las demás peticiones que no están todavía incluidas en la reforma, que esperamos que estén más adelante», afirmó Cembrano, que pretende ingresar a ingeniería civil industrial en la Universidad de Chile.

El joven enfatizó que todos estos cambios nacieron de las movilizaciones estudiantiles del 2011, manifestaciones en las que participó activamente y a las que ve como un referente para la reforma que se está tramitando.

«Estoy por todos estos cambios que abogan por una mayor igualdad de la educación, que es de donde se pueden paliar un poco las diferencias enormes que existen antes de eso», manifestó.
subir La calidad es «algo a más largo plazo»

El joven también abordó las críticas que se la han hecho a la reforma educacional, como aquellas que apuntan a que el proyecto deja de lado la calidad de la educación para ir por cobertura o gratuidad.

«Creo que lo que ha impulsado el Gobierno hasta ahora sí está por comenzar un poco a disminuir la segregación que existe hoy», expresó el estudiante y agregó que la calidad «es algo a más largo plazo y tenemos que ser capaces de tener un poco de paciencia porque no es algo que pueda mejorar de un año a otro, sino que requiere de un proceso mucho más intenso».

Un proceso en el considera se debe apuntar a mejorar la formación de los profesores así como la valorización de la carrera docente; mejorar la infraestructura de los colegios y poner fin al copago. Algo con lo que Cembrano está de acuerdo y que recalcó «significa también una mayor implementación de recursos de parte del Estado hacia la educación».

«Creo que es el camino correcto», dijo el joven respecto de la reforma, proceso en el que pidió «una mayor escucha de los movimientos sociales, de la gente que todavía tiene algo que decir».

 

DEJA UNA RESPUESTA