Conforme a las normas reglamentarias, esta mañana se dio cuenta en la Sala de la Cámara de Diputados del ingreso a trámite legislativo del proyecto de ley de Presupuesto de la Nación para el año 2016, el que contempla un crecimiento del gasto del orden del 4,4% real y un monto neto de $42.040.361 millones y US$2.596 millones.

 

En el mensaje se resalta que la iniciativa fue elaborada «en el marco de responsabilidad fiscal que caracteriza a nuestro país y considerando las orientaciones del Programa de Gobierno». Asimismo, se especifica que se aplicaron criterios de priorización y gradualidad, de manera de hacer este presupuesto compatible con una paulatina disminución del déficit estructural.

«Esta propuesta de presupuesto permitirá mantener las cuentas fiscales sanas, a la vez de representar una contribución a la adaptación de la economía a condiciones externas menos favorables, a dinamizar la actividad del sector privado y a la coordinación de la política macroeconómica», se recalca en el texto legal.

El Gobierno reconoce el compromiso presidencial de converger gradualmente a una situación de Balance Estructural en el año 2018, sin embargo, se recalca que el análisis de la situación macroeconómica actual muestra una demora en la recuperación de la economía; un precio del cobre muy por debajo de lo previsto; correcciones a la baja de los parámetros estructurales (PIB tendencial y precio de referencia del cobre); y presión presupuestaria para hacer frente a las catástrofes naturales que golpearon al país.

«Esta realidad ha hecho prudente actualizar la estrategia fiscal para lo que resta de mi período gubernamental, de manera de equilibrar los compromisos de gasto público con el nivel de estímulo que requiere la economía y los recursos disponibles», precisó la Presidenta Michelle Bachelet en el proyecto.

La Mandataria indicó también en el documento legal que el objetivo central de la política fiscal de los próximos años consistirá en una gradual consolidación fiscal, que asegure la solvencia de las finanzas públicas en un horizonte de mediano y largo plazo. En este ámbito, dijo que se espera reducir el déficit estructural en cerca de un cuarto de punto porcentual del PIB cada año.

«Esto implica para el año 2016 moderar el ritmo de crecimiento del gasto público, pero considerar de todas maneras un crecimiento, concentrado en las prioridades programáticas, especialmente en educación y en otras áreas sociales», enfatizó.

El mensaje resalta que el presupuesto incorpora el efecto año de los mejoramientos sectoriales y generales aprobados y detalla que la partida del Tesoro Público, que incluye los ingresos generales de la Nación y los programas de gastos en subsidios, operaciones complementarias, servicio de deuda y transferencias de aportes fiscales a los organismos, presen­ta niveles de ingresos y gastos del orden de $37.642.525 millones y US$3.679 millones.

El proyecto incluye también las siguientes materias: una autorización a la Presidenta de la República para contraer obligaciones de carácter financiero en el exterior o en el país; limitaciones al gasto; la fijación de un mecanismo de control adecuado para evitar aumentos en la dotación de los servicios públicos, sin respaldo presupuestario permanente; la regulación de los procedimientos de licitación a que estarán afectos los servicios públicos para adjudicar durante el año 2016 la realización de estudios para inversiones y proyectos de inversión, distinguiendo, en relación a sus montos, la utilización de licitación pública o privada; y la incorporación de condiciones de uso o destino de las transferencias de recursos que contengas los decretos, así como obligaciones de información y reintegros cuando corresponda.

Asimismo, la iniciativa fija la prohibición a los organismos y servicios públicos, la adquisición, arrendamiento o construcción de viviendas destinadas a sus funcionarios (con excepciones específicas); establece un mecanismo de flexibilización de las dotaciones máximas de personal; y dispone un procedimiento para la provisión de los cargos de Alta Dirección Pública.

Además, regula la adquisición y arrendamiento de vehículos motorizados; regula el destino del producto de las ventas de bienes inmuebles fiscales; define obligaciones de información a las Comisiones de Hacienda del Senado y de la Cámara de Diputados y a la Comisión Especial Mixta de Presupuestos; y autoriza a la Presidenta de la República para otorgar la garantía del Estado a los créditos que contraigan o a los bonos que emitan las empresas del sector público y las universidades estatales, hasta por la cantidad de US$300 millones, entre otras variadas materias.

Gasto público, inversión y cómo se financia el Presupuesto 2016: las preocupaciones de los senadores

Las fuentes de financiamiento del gasto público y la inversión con un bajo crecimiento, así como las prioridades y énfasis del erario nacional para 2016 fueron algunas de las preocupaciones que surgieron tras la presentación del proyecto de Ley de Presupuesto para el próximo año en el Senado.  

El presidente de la Comisión Especial Mixta de Presupuestos, Andrés Zaldívar, señaló que “todavía es necesario revisar el detalle, partida por partida, y el próximo lunes tendremos la oportunidad de escuchar al ministro de Hacienda en la exposición sobre la Hacienda Pública que tendrá que hacer ante la Comisión Mixta de Presupuesto”.

No obstante, adelantó que “creo es un presupuesto austero, un presupuesto realista, que no presentó novedad mayor a lo que se había anunciado anteriormente. Asimismo, respecto de las prioridades, comentó que «la primera claramente es educación, porque un peso de cada cuatro va a esa temática, fundamentalmente para cumplir con la reforma educacional y la gratuidad de la educación superior, y si bien el detalle mismo de la glosa no lo conocemos ya lo estamos estudiando».

De igual manera, el legislador aclaró que se hace una inversión importante en salud, respecto de la contratación de especialistas y en la construcción de centros hospitalarios; así como en seguridad ciudadana, obras públicas y vivienda.

Por su parte, los parlamentarios integrantes de las Comisiones de Hacienda de la Alianza: senadores Juan Antonio Coloma y José García Ruminot, junto a los diputados: Patricio Melero, Ernesto Silva y Alejandro Santana, anunciaron un «exhaustivo  trabajo en cada una de las áreas de este proyecto».

El senador Coloma advirtió que “como Alianza vamos a enfrentar este presupuesto de forma unida”, haciendo hincapié en que lo más llamativo “es la falta de un cambio de actitud del Gobierno, porque da la impresión -asumiendo que hoy estamos en un mal momento económico-, que prefiere echarle la culpa al escenario internacional, en vez de asumir las causas propias. Si hoy estamos con problemas de inversión, eso se debe a las malas políticas públicas que hemos tenido en los últimos dos años”.

Por otra parte, dijo que “estamos viendo un presupuesto sin la palabra inversión y eso no preocupa, porque la solución no es seguir aumentando el gasto público, lo que el país necesita es inversión en todos sus ámbitos y nos hubiera gustado, que esa inversión se concentre en seguridad ciudadana, salud y clarificando la forma de financiar la gratuidad en educación”.

Por su parte, el senador García Ruminot, analizó las cifras entregadas y explicó que “el crecimiento del gasto no es como se dijo de 4,4%, pues según nuestras estimaciones será del 6,4%.  La Presidenta dijo que dicho aumento se calculaba sobre el gasto efectivo del  presente año, y eso no lo sabemos, pero sí  la podemos estimar, porque el Ministro de Hacienda cuando vino al Congreso dijo que el déficit fiscal efectivo de este año no iba a ser del 1,9%, sino que iba a ser del 3%; reconociendo que había mayor gasto público de 1.200 millones de dólares”

En ese sentido agregó que “si este mayor gasto se financiara con ingresos permanente estaríamos tranquilos, sin embargo para financiar este alto crecimiento gasto, se requiere mayor endeudamiento”, por lo que “el que todos los años estemos aprobando un presupuesto con déficit nos lleva a un espiral de endeudamiento que nos preocupa mucho”.

El senador Ricardo Lagos Weber, quien integra la Comisión de Hacienda valoró la responsabilidad con la que se elaboró el Presupuesto 2016 y destacó que “hace dos cosas simultáneamente: se ocupa de una desaceleración de la economía, por lo cual recorta el gasto del sector público y por otro lado, no deja de otorgar beneficios sociales”, en ese mismo sentido resaltó “no recorta programas sociales”.

El parlamentario además se refirió al anuncio del Titular de Hacienda en orden a equilibrar nuestras cuentas fiscales y aseveró “el Banco Central ha estado muy preocupado en materia inflacionaria de la economía y eso demuestra la preocupación y creo que está muy coordinada la política monetaria con la política fiscal y este presupuesto lo que hace en la consolidación de las cuentas fiscales en torno al llegar al balance estructural para el 2018”.

En otro tema destacó que “lo que no está en duda es que va a haber gratuidad en la educación superior y que en una primera etapa eso se hará en la Ley de Presupuesto y que luego tendremos la ley larga en la que haremos la discusión como corresponde” y agregó que “lo que preocupa es que algunos puntos que se usen para esta discusión puedan quedar o sirvan para la discusión más larga que se debe dar en torno a una sistema de financiamiento y gratuidad”.

En todo caso, el senador Lagos Weber subrayó “lo fundamental es que va a haber gratuidad para 200 mil alumnos a partir del 2016 y eso es algo muy importante”.

Otro de los temas que serán importantes en el debate manifestó es que “queremos ver cómo se distribuyen los recursos en regiones y se entregan a los gobiernos regionales” y acotó “debemos conocer en detalles el presupuesto, el tema regional es crecientemente más fuerte a la hora de discutir el Presupuesto”. Por último indicó “vamos a temer una discusión muy fuerte en torno a la Ejecución presupuestaria, ya que seguimos entregando recursos y muchas veces no se ejecutan como corresponden”.

En tanto, el senador Pedro Araya criticó duramente la decisión del Ministro de Hacienda quien –a través de la Ley de Presupuesto 2016- recortó en 2 mil 559 millones de pesos los recursos para la región de Antofagasta.

Al respecto, el parlamentario indicó que “el Ministro de Hacienda  está demostrando que no conoce la realidad de la segunda región pues es incomprensible que se castigue a la zona que más recursos entrega a las arcas fiscales”

Al momento de comparar los recursos asignados mediante Ley de Presupuesto para la región de Antofagasta, el 2015 estos eran de 72 mil 845 millones de pesos, mientras que ahora  la cifra es de 70 mil 286 millones de pesos. Es decir, una rebaja del 3,5%.

Además señaló que “no existe ningún argumento que justifique la decisión del Ministro de Hacienda pues el gobierno regional de Antofagasta se ha destacado por su eficiencia del gasto en el contexto nacional. Aquí hubo, nuevamente, un atropello a la región porque mientras a Antofagasta se recortan más de 2.500 millones de pesos a Santiago se le aumentan más de 6 mil millones de pesos”

A su turno, el senador por la región de la Octava Cordillera, Felipe Harboe, respaldó el proyecto enviado, señalando que nos encontramos frente a “un presupuesto responsable en un escenario económico internacional bastante adverso, y pone los énfasis en educación, salud, vivienda y seguridad ciudadana”.

El parlamentario se refirió al impacto que tendrá el presupuesto en la Región del Biobío, apuntando que en materia de salud “se mantienen las inversiones que se han comprometido. El Hospital de Nacimiento, de Santa Bárbara, el Hospital de Chillán, de Lota, cada uno en sus respectivos procedimientos”.

Especial énfasis puso el parlamentario en la inversión en materia de vivienda que se implementará en Biobío, puesto que el presupuesto “contempla recursos por más de 40 mil millones para la provincia de Arauco”, de esta forma se iniciará la construcción y mejoramiento de 10 mil viviendas. “Esto no ha ocurrido nunca en la historia del Biobío, asique es una buena noticia para los habitantes de la provincia de Arauco”.

Además en materia de seguridad ciudadana destacó el aumento de cerca de un siete por ciento, “lo que revela la prioridad de la Presidenta en esta materia, y en la región se va a poder implementar programas importantes en esta materia en ciudades como Concepción, Chillán, Los Ángeles, Negrete, entre otras”.

Hacienda: Presupuesto 2016 contempla aumento de 7,5% para Educación

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés y el director de Presupuestos, Sergio Granados, dieron a conocer este jueves los detalles del proyecto de presupuesto para el próximo año que fue ingresado ayer al Congreso y que contempla un aumento del gasto fiscal de 4,4% respecto del gasto efectivo de 2015.

Granados detalló que el presupuesto de Educación, que es el área prioritaria, contempla una expansión de 7,5%. En tanto en el caso de Salud el alza sería de 5,1% mientras que en Vivienda y Urbanismo se propone un aumento de 5,3%.

De este modo el presupuesto total del Ministerio de Educación sumará $8.755.935 millones. Para el financiamiento de la gratuidad en educación superior se destinarán $536.620 millones, beneficiando a los estudiantes de familias en los cinco deciles más vulnerables del país que se matriculen en las universidades del Consejo de  Rectores, Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) acreditados y sin fines de lucro, así como también otras universidades que cumplan criterios de acreditación y participación. Valdés precisó que en el neto dicho monto queda en unos $177 mil millones si se descuentan los beneficios que ya están recibiendo algunos estudiantes que podrán acceder a la gratuidad.

Valdés adelantó que el déficit fiscal este año será mayor al previsto en julio pasado, estimándose ahora en 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB), versus el 3% anterior.  Sin embargo, destacó que en 2016 el déficit estructural será «algo más» de un cuarto de punto porcentual del PIB menor que este año, y que la idea es ir mejorando a razón de un cuarto de punto en los próximos tres años.

De este modo el ministro reconoció que no se podrá cumplir el objetivo de alcanzar el balance estructural el 2018.

En cuanto a la inversión pública indicó que será menor a la de este año, pero que como tasa de inversión en relación al PIB será la tercera más alta después de 2009 y 2015.

Valdés destacó que 3,5 puntos del aumento del gasto fiscal proviene de la mayor recaudación por la reforma tributaria, de modo que de no existir dicha ley el gasto habría crecido menos de un 1% el próximo año.

Más temprano el ministro, destacó que el proyecto de ley de presupuesto representa un avance muy importante para lograr el compromiso del gobierno de dar gratuidad en la educación superior, pero aclaró que los detalles de cómo se implementará este proceso serán dados a conocer por la ministra del ramo Adriana Delpiano.

«Respecto de la glosa (sobre gratuidad) les quiero decir que la ministra de Educación va a hacer un punto de prensa detallando estos temas en el Congreso, la glosa va a ser pública en un rato más», señaló el ministro tras participar de un Consejo de Gabinete en La Moneda.

Al respecto Valdés destacó que «tuvimos un muy buen Consejo de Gabinete, vimos las prioridades que tiene este presupuesto, discutimos la importancia de que tengamos una discusión con la ciudadanía, de cara a la ciudadanía, muchas veces el presupuesto se tecnifica rápidamente y empezamos a discutir de macroeconomía, queremos primero hacer una discusión ciudadana y respecto de la discusión ciudadana queremos decir con toda claridad que este gobierno tiene su énfasis puesto en educación».

El ministro realizó un llamado a no simplificar el tema. En este sentido sostuvo que «yo he visto discusiones por la prensa que caricaturizan un poco esto, lo importante es que Chile está dando pasos en todos los estamentos de la educación y en particular este presupuesto da un primer paso que es muy importante hacia el avance en gratuidad en educación superior».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here