A 24 horas de finalizadas las negociaciones para la plantilla parlamentaria de la Nueva Mayoría y la correspondiente inscripción de candidaturas, el presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, revela pormenores de las tratativas que protagonizó por varios meses, y de las cuales se siente tan satisfecho como optimista de los resultados que la tienda va a lograr en noviembre próximo.

– ¿Satisfecho con el resultado de las negociaciones para la lista parlamentaria?

«Estoy satisfecho con la negociación en general, con la primaria convencional se resolvieron bien los nudos que se provocaron. Para mi gusto no fue bueno que no se hicieran primarias legales, eso estuvo casi listo, no fuimos nosotros los que pusimos obstáculos para eso, pero hubiera sido bueno hacerlo porque habríamos contado por ejemplo, con Giorgio Jackson dentro de la Nueva Mayoría y no fuera como fue después. Me parece bien lo que se hizo ahora que se bajaron los candidatos de la Nueva Mayoría porque se corría el riesgo que doblara la derecha».

– ¿Cómo explica el fracaso de las primarias legales?

«Hay partidos que están sobrerrepresentados, entonces la discusión se dio entre ellos y los que estábamos muy subrrepresentados, y para poder entrar tenían que hacerse a un lado los otros y en algunos casos eso se resolvió con primarias, en otros casos, hubo generosidad de los partidos».

– ¿Los partidos sobrerrepresentados son la DC y el PS?

«Hay que hacer la diferencia. En diputados, los partidos sobrerrepresentados eran la DC y el PPD, que con derecho defienden lo que tienen porque el sistema binominal los obliga a hacer eso, quien pierde con el sistema binominal es muy difícil que después pueda recuperar lo perdido. En senadores los que estaban sobrerrepresentados son el PS y la DC. Ahora nosotros quedamos bien aunque podíamos aspirar hasta 16 cupos de diputados y sólo ocupamos 9. La mayoría con una alta posibilidad de efectividad, privilegiamos la calidad por sobre la cantidad, porque no tenemos tantos recursos».

– ¿Faltó generosidad de los partidos sobrerrepresentados?

«Hubo generosidad. Por ejemplo en el caso nuestro, en La Florida. El PS ahí declinó sus pretensiones, pese a que con Montes sacan el 50% de los votos. Nosotros pensábamos que iban a haber primarias, pero en un momento la DC dijo que cedía el cupo a Camila y después se desdijeron, entonces de nuevo empezó el debate de las primarias, hasta que los socialistas dijeron que ellos iban a entregar ese cupo».

– ¿Qué posibilidades reales tienen los candidatos del PC de ser electos??

«Nosotros al menos vamos a doblar, todos tienen posibilidades. Hay que tomar en cuenta que llevamos 9 candidatos a diputados, por tanto en 9 distritos vamos a trabajar por nosotros, vamos a trabajar por Jackson y en 50 distritos vamos a trabajar y votar por candidatos de otros partidos. Eso hace que estemos contribuyendo altamente a las posibilidades de doblajes o que en lugares donde son muy estrechas las diferencias, le demos el triunfo a un candidato de la Nueva Mayoría. Nuestro aporte es mucho mayor del que aparece respecto al número de candidatos».

– ¿Se lograrán los doblajes necesarios para romper los qúorum existentes en el Parlamento?

«No sé si alcancemos a romper todos los quórum. Creo que por lo menos el de la mayoría absoluta y que es muy importante. Los otros son más difíciles, pero si tenemos más del 50% va a posibilitar mucho avanzar en lo que está planteando la presidenta. Hay que tener en cuenta que muchas de las cosas se pueden hacer con mayoría simple».

Acuerdo en lo esencial

– ¿Cómo han sido las negociaciones para incluir en el programa de la candidata las propuestas del PC?

«Las prioridades nuestras son las mismas que ha planteado la candidata: cambio de Constitución, reforma educacional, reforma tributaria, cambios en la institucionalidad laboral. Nosotros hemos dicho cambio en el sistema de AFP, ella está planteado una AFP estatal, hay que conversarlo un poco más, a nosotros no nos convence la AFP estatal, pero escuché algo nuevo de la candidata que lo vamos a analizar. En el tema salud estamos bastante de acuerdo. Pero ella todavía no entrega el programa completo con la ingeniería de los detalles, lo estamos esperando. En lo esencial estamos de acuerdo».

– Y los tiempos que plantea la candidata para llevar a cabo estos cambios ¿los comparte??

«La calle quiere ir más rápido. Todo esto lo venimos discutiendo los partidos de oposición desde hace tiempo, incluso antes que volviera Bachelet a Chile ya teníamos firmado un acuerdo de reforma educacional que habla de gratuidad hasta el 70% y ella ha dicho, en cuatro años gratuidad del 70%. En el caso de reforma tributaria nosotros veíamos que por la envergadura de la reforma que estábamos proponiendo, por lo menos necesitábamos cuatro años. Pero es evidente que se necesitan medidas en el primer año y creo que eso es lo que se está discutiendo más en profundidad y es lo que los equipos tienen que generar como parte de su trabajo. Ella ha anunciado cosas que va a hacer en los primeros 100 días, como las salas cunas. Creo que van a tener que modificarse las leyes en educación en el primer año. Hay muchas cosas de las cuales preocuparse y muchas deben hacerse el primer año».

El movimiento social?

– ¿El PC está apoyando a Bachelet, pero no está decidido si serán parte del futuro gobierno?

«No lo hemos definido todavía. Queremos hacer una reflexión así como la hicimos -con mucha discusión- sobre si apoyábamos o no a Bachelet. Va a depender de la voluntad de la presidenta, no se trata de golpear en La Moneda y decir que quiero ser ministro. Ahora ¿si vamos a jugar un rol?, creo que sí. Si nos estamos jugando por un programa y hay objetivos que estamos peleando por que se cumplan, no vamos a hacer como el capitán Araya, que empujamos a todo el mundo, hacemos una Nueva Mayoría y después: ¡ahh bueno ustedes cumplan con eso y nosotros nos quedamos aquí para ver si cumplen. No vamos a hacer eso!».

– ¿Entonces no se cumplirá este anuncio de que van a estar en la Alameda y en La Moneda?

«Esas son caricaturas que nos endilgan, eso lo inventó Ignacio Walker. Encuentro que es imposible separar lo que es una gestión de gobierno, que pretende hacer cambios profundos en el país de lo que es el movimiento social y sus aspiraciones. No se puede. Entonces si uno está en el gobierno tiene que estar con los oídos muy abiertos y tener una gran capacidad de diálogo y dar cumplimiento a esos anhelos que nosotros mismos comprometimos. Si llega un momento, en que estando en el gobierno, se produce una diferencia profunda, o se sale o se queda pero no estar con un pie acá y el otro allá. Nuestra relación con el movimiento social no la vamos a cortar. La Concertación cometió el gran error de romper vínculos con el movimiento social, entonces que nos vengan con la receta que tenemos que dejar de lado el movimiento social, ¡nunca!».

“NO hemos traicionado nuestros principios”

– Han dicho que Camila Vallejo, Camilo Ballesteros y Karol Cariola traicionaron el movimiento estudiantil ¿Cómo recibe esas críticas?

«Hemos sido oposición los 20 años de gobierno de la Concertación, pero decimos que tenemos que conformar algo nuevo, que se llama Nueva Mayoría. Nos hemos incorporado a esto nuevo. No hemos traicionado nuestros principios, ni los objetivos que nos hemos propuestos. Es la mejor forma de luchar por esos objetivos que son las demandas sociales que la mayoría quiere que se lleven adelante. Además, las primarias en que participó Karol Cariola nos dicen que la gente quiere la unidad y quiere que se incorporen al Parlamento estos liderazgos jóvenes».

– ¿Qué le pareció la decisión del senador Gómez, no obtuvo un cupo y se restó de la inscripción de las listas?

«Reclamaba un justo derecho, porque tanto radicales como comunistas teníamos derecho a llevar al menos dos candidatos al Senado cada uno. En el caso de los senadores nosotros elegimos una circunscripción que hasta muy avanzadas las negociaciones nadie había puesto interés. Inicialmente queríamos competir en la Cuarta y en la Octava Cordillera pero vimos que eso era un nudo muy difícil de deshacer, entonces optamos por bajar nuestras pretensiones. Incluso en algún momento cuando Gomez pidió cupo se lo ofrecimos, pero a él le interesaba la Sexta o la Octava Cordillera. Ahora como fue candidato presidencial vino demasiado tarde a expresar su aspiración y eso dificultó mucho y quien debió haber cedido era la DC o el PS».

Fuente: Diario Financiero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí