Así Nos Ven: Amplia Cobertura del Doble Asesinato en la Prensa Internacional

0
411

Importantes espacios a la cobertura del asesinato de dos estudiantes en la marcha por la educación pública brindó la prensa internacional, la mayor parte con la ilustración de la foto que acompaña esta nota. Aparte del relato de los hechos, también la versión de la mayoría de los medios ensaya interpretaciones de contexto, con los particulares matices provenientes de su identidad ideológica. En algunos casos, el despacho aparece firmado por corresponsales en Chile; en otros, reproducen notas o reportajes de agencias internacionales. La muestra que presentamos sólo incluye medios en español, aunque muchos de ellos corresponden a cadenas globales multiparlantes.  

 

BBC: Mueren dos jóvenes tras masiva marcha estudiantil en Chile

Dos jóvenes chilenos murieron baleados tras una discusión al terminar la multitudinaria marcha estudiantil de protesta contra la reforma educativa de la presidenta, Michelle Bachelet.

La policía informó que los jóvenes, de 18 y 25 años, fueron baleados tras ser sorprendidos haciendo una pintada en la pared de una casa.

Según los testigos, el dueño de la casa sorprendió a los jóvenes e inició una discusión en la que luego intervino su hijo quien sacó un arma y disparó a los estudiantes.

El ministro del Interior, Jorge Burgos, lamentó y condenó el fallecimiento de los jóvenes, al tiempo que insistió en que el responsable no tiene relación con la policía.

«El gobierno no tolerará acciones de esta naturaleza que son un riesgo para la vida y a la vez garantiza el libre ejercicio de marchas convocadas por la ciudadanía».

El incidente se produjo después de la multitudinaria marcha de estudiantes y profesores chilenos por las calles de Valparaíso para exigir cambios en la reforma educativa que impulsa el gobierno de Bachelet.

La manifestación copó la Alameda, la principal avenida de la ciudad, con banderas y pancartas con lemas contra la reforma.

Al finalizar la protesta se registaron incidentes entre grupos de manifestantes y la policía.

Los estudiantes acusan al gobierno de no haber escuchado sus exigencias, mientras los profesores rechazan el proyecto de carrera docente de Bachelet.

La reforma educativa, centrada en mejorar la calidad de la enseñanza, eliminar la selección de alumnos y garantizar la gratuidad, es una de las principales promesas de campaña de la presidenta.

De las medidas propuestas, ya han salido adelante la de poner fin al lucro, selección y copago en los establecimientos que reciben subvenciones del Estado.

Las más controvertidas siguen pendientes, entre ellas devolver los colegios públicos al Estado (ahora están en manos municipales) y un sistema de gratuidad progresiva en la Universidad.

Bachelet enfrenta la protesta en un momento muy delicado marcado por su baja popularidad y tras realizar un profundo cambio de gobierno en medio de escándalos de corrupción.

Fuente: BBC Mundo

El País: Dos jóvenes mueren a tiros en una manifestación estudiantil en Chile

Dos estudiantes chilenos fueron asesinados el jueves en Valparaíso mientras participaban en una de las manifestaciones que se realizaron en diferentes ciudades chilenas para reclamar al Gobierno de Michelle Bachelet una reforma de la educación. Las víctimas, Exequiel Borvarán, de 18 años, y Diego Guzmán, de 24 y militante comunista, eran estudiantes de la Universidad Santo Tomás de Viña del Mar. Según la investigación de la fiscalía, los jóvenes instalaban un pancarta en un edificio del centro cuando el hijo del dueño del inmueble, Giuseppe Briganti, de 20 años, les disparó. Una vez detenido, Briganti, en cuyo domicilio se halló una pistola y droga, proclamó su inocencia.

El Gobierno chileno presentó una querella por homicidio y aclaró que los asesinatos no tiene relación con las demandas estudiantiles. Bachelet “condenó enérgicamente” las muertes. “En Chile no hay espacio para actos irracionales, intolerantes y brutales y el Gobierno dispondrá de todos los recursos para obtener justicia y verdad”.

La policía ha anunciado que el atacante ha sido arrestado

Los dirigentes juveniles convocaron a la marcha a través de la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH) para presionar al Gobierno y lograr que sus peticiones se consideren en los distintos proyectos de reforma educacional que son confeccionados en el Ejecutivo y debatidos en el Congreso.

Entre sus principales preocupaciones se encuentra la educación gratuita universal y una nueva política docente. Pero las multitudinarias marchas, que en Santiago congregaron a unos 150.000 asistentes según los organizadores, fueron empañadas por los sucesos de Valparaíso.

Valentina Saavedra, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), la pública de mayor tradición del país, manifestó su total repudio a los crímenes: “A cualquiera de nosotros nos pudo haber pasado y ninguno de nosotros es delincuente. No puede ser que la propiedad privada valga más que la vida de las personas”.

Los crímenes han generado un impacto profundo en Chile. Aunque es común que en las manifestaciones sociales hayan disturbios, enfrentamientos con la policía y detenidos, es inédito que se produzcan muertes. La única ocasión en que hubo un fallecido en el marco de una protesta fue en agosto de 2011, cuando Manuel Gutiérrez, de 16 años, murió en Santiago luego de ser baleado por un carabinero.

El incidente provocó la indignación entre los activistas universitarios, que organizan regularmente manifestaciones que en ocasiones terminan en enfrentamientos con la policía. Los estudiantes demandan una educación más barata y de mejor calidad y denuncian la desigualdad de Chile, uno de los países con mayor inequidad de América Latina.

«Pudo haber sido cualquiera de nosotros», escribió en Twitter Giorgio Jackson, que cobró fama como líder estudiantil y, actualmente, ocupa un escaño en la Cámara baja chilena. «Es el síntoma de una sociedad enfermiza e individualista que valora más una fachada que la vida de dos jóvenes».

La manifestación se produjo en momentos en que el Gobierno enfrenta una baja aprobación, cercana al 30%, que llevó a la presidenta Bachelet a realizar esta semana un profundo cambio en su gabinete ministerial, del cual cesó a todo el equipo político, incluido el responsable de las finanzas públicas.

Fuente: Diario El País, de España

Página 12: Mataron a dos manifestantes chilenos

Cuando la manifestación en Valparaíso estaba llegando a su fin, dos jóvenes, de 18 y 25 años, intentaron pintar con aerosol la puerta de una casa. El hijo del dueño apareció con un revólver, les disparó y mató a ambos.

En el marco de las masivas protestas estudiantiles realizadas en Santiago y ciudades cercanas, dos jóvenes fueron baleados en Valparaíso por un hombre porque estaban pintando el frente de su casa. Las manifestaciones fueron convocadas por la Conferederación de Estudiantes de Chile (Confech), el Colegio de Profesores y la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), bajo el lema “Que Chile decida”, y finalizaron con disturbios aislados en Santiago.

Cuando la manifestación en Valparaíso estaba llegando a su fin, dos jóvenes, de 18 y 25 años, intentaron pintar con aerosol la puerta de una casa. Cuando el dueño del inmueble se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo, empezó a discutir con ellos y su hijo salió a la calle con un revólver, con el que disparó a los manifestantes. Uno de ellos recibió un disparo en el cuello y el otro en el tórax. Ambos fueron llevados con urgencia al hospital Carlos Van Buren, de Valparaíso, pero los médicos no pudieron salvarlos. En tanto, la persona que ejecutó a los dos manifestantes, de 20 años, fue detenida por la policía. Tras conocerse los hechos, los mismos dirigentes universitarios que convocaron las manifestaciones organizaron en Valparaíso un “velatín”, una ceremonia en la que se encendieron cirios para homenajear a los estudiantes asesinados.

El ministro del Interior, Jorge Burgos, condenó el doble asesinato y anunció la designación de un fiscal especial para investigarlo. “El gobierno no tolera ni tolerará acciones de esta naturaleza que pongan en riesgo la vida y a la vez garantiza el libre ejercicio de marchas que convoca la ciudadanía”, sostuvo Burgos, quien subrayó que el autor de los disparos no tiene ningún vínculo con la policía que vigilaba la manifestación. “En el autor del crimen no hubo racionalidad alguna, sino una desproporción absoluta del medio empleado”, dijo el funcionario.

Por su parte, la activista y diputada por la Juventud Comunista, Camila Vallejos, repudió el asesinato de los dos jóvenes en Valparaíso. “Queremos que se haga justicia, que se investigue bien lo que sucedió y que sea un aprendizaje para el país de que nada justifica estos hechos”. Vallejos recalcó que en estos casos “la acción de carabineros” debe contribuir “a que la manifestación social se lleve a cabo con seguridad para todos” y evitar que se generen eventos violentos. “La criminalización de la protesta social no nos puede llevar a que los ciudadanos civiles o carabineros valoren más la propiedad privada o el orden antes que la vida de las personas”, expresó la activista.

En tanto, la mayor de las protestas tuvo lugar en Santiago, donde carabineros cifró la asistencia en 50 mil personas, mientras que los organizadores estimaron la concurrencia en más de 100 mil personas, quienes recorrieron la Alameda, la principal avenida de la capital chilena, para manifestarse contra el gobierno por la tramitación de los proyectos de la Reforma Educativa prometida. Los estudiantes universitarios y de la educación media, además de los profesores presentes en la marcha, cuestionan que el gobierno no los haya convocado para discutir la reforma, además de exigir el fin del lucro en el sector educativo. Valentina Saavedra, presidenta de la Confech, expresó su malestar por la inacción del gobierno respecto de lo prometido. “Hemos visto una pasividad y un silencio por parte del gobierno, donde nadie conoce mucho sus voluntades, cuáles son los intereses que quiere satisfacer y con quiénes la quiere constituir”, dijo. “La reforma educativa será legítima cuando se construya con los diversos actores sociales”, expresó Saavedra.

Por su parte, el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, llamó a que se imponga el diálogo para resolver las materias pendientes en el ámbito educativo. “Uno espera que hubiera un ambiente de respeto recíproco, de diálogo y de acciones concretas. Quizás acciones mínimas podrían ayudar a restablecer la confianza con los estudiantes”, puntalizó. “Hay un ambiente de desconfianza radical de los estudiantes en el sistema, en el Parlamento, en las autoridades, en general, y en esa situación creo que las señales concretas ayudan mucho”, expresó Vivaldi.

Pequeños grupos con sus rostros cubiertos se enfrentaron con bombas molotov a la policía, que los reprimió con chorros de agua y gases lacrimógenos. Además, los manifestantes destruyeron algunos semáforos y fachadas de edificios del sector céntrico de la capital. Los manifestantes dieron plazo hasta la próxima semana a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, para que entregue una “respuesta clara y contundente” sobre el tema.

La mandataria concurrirá al Congreso el próximo jueves 21 de mayo para dar cuenta al Parlamento y al país sobre el estado de la nación. En caso de que allí no encuentren respuesta, estudiantes y profesores advirtieron que las movilizaciones irán en ascenso. Una de las promesas de la mandataria es mejorar los salarios de los profesores y establecer gradualmente la gratuidad de la educación universitaria a partir del próximo año.

Desde la dictadura militar (1973-1990), la educación pública universitaria chilena es paga, con aranceles que llegan a miles de dólares anuales, mientras casi la mitad de la población percibe salarios mensuales por debajo de los 450 dólares.

Fuente: Diario Página 12, de Argentina

La Jornada: Condena Bachelet asesinato de dos estudiantes tras protestas en Chile

Como un hecho “irracional, intolerante y brutal”, definió la presidenta Michelle Bachelet el asesinato de los estudiantes de una universidad privada el jueves en Valparaíso, hecho cometido por un matón de 20 años, hijo de una familia propietaria de una céntrica manzana de edificios a escasos pasos de la Plaza Victoria de Valparaíso, el equivalente al Zócalo de esa urbe litoral.

El ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre afirmó que esto es prueba de que, pese a lo que se suponía, “aún hay personas descompensadas, que creen que se pueden imponer las ideas mediante la sangre”. La jerarquía católica, el Consejo de Rectores universitarios, el Colegio de Profesores, la mayoría de los partidos políticos y diversos organismos sociales, condenaron esta verdadera tragedia.

El dirigente estudiantil secundario Rodolfo Paredes afirmó que el doble homicidio es señal de las repercusiones tardías de la barbarie que implantó por más de 16 años la dictadura militar de Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990 e   igualmente refleja la resistencia de grupos sociales, en una suerte de alianza de facto entre los más beneficiados por el régimen militar, las antiguas familias oligárquicas y los nuevos ricos, formados “al amparo del desmantelamiento del antiguo Estado solidario para imponer una economía de mercado salvaje”.

Michelle Bachelet lamentó la muerte de Exequiel Borbarán Salinas de 18 años y Diego Guzmán Farías de 24, este último dirigente de las Juventudes Comunistas, y condenó sin reservas el crimen y aseguró el total compromiso del Poder Ejecutivo para lograr verdad y justicia. A primera hora de la mañana, la mandataria se reunió con Marco Núñez, presidente de la Cámara de Diputados, y Patricio Walker, titular del Senado.

En la ocasión se habló sobre lo ocurrido en el cercano puerto y la agenda legislativa para acelerar los proyectos de ley sobre moralización de la política, la no relección de todos los cargos seleccionados por el sufragio universal con efecto retroactivo y la relación entre el empresariado y los actores e instituciones de los tres poderes del Estado.

Después del mediodía, un juez de Garantía formalizó la detención del asesino de los dos jóvenes alumnos de la sede Viña del Mar de la privada Universidad Santo Tomás, en las carreras de sicología y prevención de riesgos, respectivamente. Se trata de Giusseppe Briganti Weber, de 20 años, quien tiene antecedentes criminales previos como matón, ladrón e incluso agresor de personal policial uniformado. Fue ingresado al tribunal en medios de manifestaciones de repudio de unos doscientos muchachos.

Hasta el momento el móvil del crimen fue la intención de los dos manifestantes de pegar un afiche en la fachada del inmueble de los Briganti, con una previa discusión entre el padre del acusdado y un grupo de jóvenes que regresaba a sus hogares tras la marcha principal de ayer y a unas tres cuadras del lugar donde concluyó.

Todos estos datos fueron confirmados por el subprefecto de Investigaciones (PDI) de Valparaíso, Carlos Aguirre, quien agregó que «hasta el minuto, podemos señalar que los disparos salieron de la parte inferior del inmueble, en dirección a las personas que fueron lesionadas el día jueves».

Durante la noche, hubo actos en memoria de los asesinados especialmente en Santiago, Valparaíso y Concepción. En esta capital, un grupo intentó marchar hacia La Moneda desde la cercana Plaza Italia, 15 cuadras al este del palacio presidencial. Fueron dispersados por Carabineros cuando intentaron armar barricadas en la calzada de la vital avenida Alameda, con un saldo de tres detenidos.

En las manifestaciones de la mañana y primeras horas de la tarde del jueves, decenas de miles de profesores y estudiantes universitarios y secundarios marcharon en diversas ciudades del país para exigir mayor diálogo respecto a la reforma educacional, que fue el marco en que se desarrolló el crimen porteño.

En la jornada nacional de protesta, hubo 132 detenidos y dos heridos fuera de contusos y mojados.

Fuente: Diario La Jornada, de México

Prensa Latina: Formalizan a presunto autor de crímenes de estudiantes chilenos     

El intendente regional de Valparaíso, Ricardo Bravo, presentó hoy en tribunales una querella contra quienes resulten responsables del asesinato de dos estudiantes chilenos.

Bravo dijo en la ciudad portuaria, a 120 kilómetros de esta capital, que el hallazgo del arma criminal, una pistola de nueve milímetros, era esencial para seguir adelante con el proceso.

Exequiel Borbarán, de 18 años, y Diego Guzmán, de 25, fueron asesinados ayer al concluir una marcha estudiantil, con disparos de bala presuntamente ejecutados por Giuseppe Briganti, en cuyo domicilio se encontró el arma, dinero y drogas.

Queremos recalcar la certeza de que este crimen no va a quedar impune, dijo Bravo quien agregó que Briganti «cuenta con prontuario, lo que agrava la condición, sumado a la tenencia de armas».

Además, autoridades de Valparaíso informaron que el acusado tiene antecedentes por violencia intrafamiliar e intento de agresión a Carabineros.

La muerte de Borbarán y Guzmán, alumnos de la Universidad Santo Tomás, de Viña del Mar, conmocionó a Chile y en numerosos velatorios predominaron carteles en los cuales se podía leer «Por Diego y Exequiel lucharemos por un Chile digno y soberano».

Esta mañana, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, envió un mensaje de condolencias a los familiares de los estudiantes ultimados, y calificó de acto irracional y desproporcionado lo ocurrido.

De otro lado, la bancada parlamentaria del Partido Comunista emitió una declaración en la cual manifestó que «estos dos jóvenes han caído luchando por transformar nuestra sociedad, son hoy héroes de nuestro pueblo».

En el texto, difundido por el periódico El Siglo, aseveró que «nos sumamos al más profundo rechazo a estas muestras de odio, que se traducen en actos irracionales que han costado la vida de dos jóvenes luchadores sociales».

De forma especial, los máximos dirigentes del Colegio de Profesores, la Confederación de Estudiantes de Chile y numerosas organizaciones del sector, exigieron justicia y que el crimen no quede en la impunidad.

«Ellos (los jóvenes asesinados) querían colocar carteles en los muros de una vivienda y de ahí salió un chico armado que les disparó y amenazó a todos con matarnos», dijeron varias personas entrevistadas por la televisión nacional.

Fuente: Agencia Prensa Latina, de Cuba

RT:  Dos jóvenes mueren luego de multitudinaria marcha estudiantil

En Chile, dos jóvenes murieron baleados al finalizar la multitudinaria marcha estudiantil de protesta en el puerto de Valparaíso contra la reforma educativa del Gobierno chileno, informa Radio Bío-Bío.

Según la información disponible, los jóvenes fueron baleados tras ser sorprendidos haciendo una pintada en la pared de una casa. Los testigos indicaron que el dueño del inmueble sorprendió a los jóvenes e inició una discusión en la que luego intervino su hijo, quien sacó un arma y disparó a los estudiantes.

Agencia Rusia Today, de Rusia

Telesur: Mueren dos estudiantes en incidentes tras marcha

Los estudiantes murieron tras recibir disparos en el cuello y tórax, realizados por otro joven de 22 años que vivía en una casa en la que los manifestantes intentaban pegar panfletos, de acuerdo a testigos. Dos estudiantes murieron baleados la tarde de este jueves en el centro de Valparaíso, en la costa central de Chile, en incidentes que se generaron al final de una marcha de estudiantes, confirmó la policía. «Está confirmada ya la muerte de la segunda persona … tenemos la edad (de las víctimas), una de 18 (años) y otra de 24 años», dijo el oficial de la policía de Valparaíso, Julio Pineda, a medios locales. El autor de los disparos fue detenido, informó la agencia AFP. Los hechos ocurrieron en las cercanías de la Plaza Víctoria, en el centro de Valparaíso (120 km al oeste de Santiago), al final de una marcha de estudiantes que se replicó en otras ciudades de Chile, como en Santiago, donde también se registraron incidentes.

Fuente: Cadena Telesur, de Venezuela

DEJA UNA RESPUESTA