Por Orden de Manuel Contreras: El Día en que Michael Townley Intentó Asesinar a Odlanier Mena

0
448

El jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional, quien se encuentra cumpliendo condenas en el penal Punta Peuco por más de 300 años por violaciones de DD.HH., convocó en noviembre de 1977 al agente sicario de la CIA para que preparara una «sopa de bacterias» para «enfermar e incapacitar al general Mena». Así lo confesó en 2006 el ex colaborador de la DINA. Michael Townley,  al juez Alejandro Madrid.


De acuerdo al relato, revelado por radio Cooperativa, Manuel Contreras llamó a Townley a la Escuela de la Artillería del Ejército y le hizo la petición. Pero la intentona -planificada junto a Eugenio Berríos- solo le provocó «malestar» por medio día.

Según Townley, una semana antes de ser expulsado del país le contó de esto «personalmente» a Odlanier Mena.

En la declaración, además, asegura que Contreras comenzó a «guardarse cosas para él», pero era quien «le solucionaba los problemas» a Pinochet.

Gas sarín y espionaje

Townley sostiene que el gas sarín era para «una eventual guerra con Perú» y luego se utilizó para asesinar opositores políticos

Además, confirmó el espionaje a Patricio Aylwin en los primeros años de la dictadura, mientras el más tarde Presidente estuvo en Alemania.

Este espionaje se limitó a seguirlo tratando de determinar con quién se reunió y dónde iba, indicó.

En el interrogatorio, el ciudadano estadounidense, a quien se le sindica la autoría material en los atentados a Orlando Letelier, Ronny Moffit y Carlos Prats, señaló que el “Mamo” lo llamó a la Escuela de la Artillería del Ejército y le hizo la petición.

Sin embargo, el intento —planificado junto al bioquímico Eugenio Berríos— fracasó, causándole al general Odlanier Mena sólo un “malestar” por medio día.

“Sopa de bacterias”

En un capítulo del libro Magnicidio, del periodista y escritor Benedicto Castillo, se detalla de mejor manera esta historia. De acuerdo a la investigación periodística, en 1977 Estados Unidos descubre que Pinochet, la Junta de Gobierno y Manuel Contreras habían dado la orden de asesinar al ex ministro y ex canciller Orlando Letelier. Tras esto, el ex dictador decide expulsar a Townley y “detener” a Contreras y Fernández Larios. El jefe de la DINA decide renunciar y Pinochet crea la Central Nacional de Informaciones (CNI) y coloca a su cabeza al general Odlanier Mena.

El libro detalla: “El recién asumido director de CNI, general Odlanier Mena Salinas despidió a la gente de confianza de su antecesor, prohibiéndoles además el ingreso a los cuarteles. Allanó el cuartel de Lo Curro y ahí constató la existencia de una dependencia usada como laboratorio de bioquímica para Berríos. El ‘Mamo’ reaccionó en su estilo mucho antes de la instalación del sucesor. En noviembre de 1977 convocó a Townley para que preparara una ‘sopa de bacterias’ para ‘enfermar e incapacitar al general Mena’, pues quería recobrar ‘el poder de la DINA’”.

Townley confiesa:

–“Hablé con Berríos y éste me informó que podría ser la toxina botulínica o tétano, las que podía conseguir con el director del Instituto Bactereológico (situado frente al Estadio Nacional). Para esto Berríos me pidió que debía conseguir una incubadora, lo que transmití a Contreras, quien me dice después que fuera a ver al mayor Vianel Valdivieso, alias ‘Víctor’. Este me envió a un departamento de calle Bulnes, donde el coronel Fach, Mario Jahn Barrera”.

–“Jahn Barrera, ex subdirector de DINA, me entregó la incubadora. Lo que Berríos creó fue una sopa de bacterias, incluyendo la botulínica y otras”.

–“El coronel Vianel Valdivieso tuvo la responsabilidad de introducir en el té, a la hora de onces, el preparado para el general Mena, que generalmente se tomaba todos los días alrededor de las 16 horas. Para este efecto, su secretaria (de Mena), adiestrada por el coronel Vianel Valdivieso Cervantes, debería llevar este té con el veneno. Pero la misión falló, ya que ese día Mena no se tomó el té por estar enfermo del estómago”.

Descargue la declaración de Michael Townley ante el juez Madrid

DEJA UNA RESPUESTA