El Servicio de Registro Civil informó que detendrá el subsidio a cédulas de identidad y pasaportes desde el 1 de octubre, por lo que la emisión de pasaportes subirá cerca del doble de su valor. El notorio aumento se debe a que el gobierno anterior decidió subsidiar la diferencia, acarreando al Estado desde 2013 hasta la fecha un gasto de 30 mil millones de pesos al que hoy el órgano fiscal puso término.

 

«Antes de estar subsidiando pasaportes tenemos prioridades que tienen que ver con temas de educación. Además del 100% de a las personas que viajan en Chile el 85% lo hace a países donde sólo se necesita carnet de identidad».

En estos términos la ministra de Justicia Javiera Blanco ratificó la decisión que tomó el gobierno de poner fin al subsidio de pasaportes y cédulas de identidad que había comenzado tras la implementación de los nuevos modelos en 2013, en el gobierno de Sebastián Piñera.

El Registro Civil durante la mañana había anunciado la decisión a través de un comunicado en el que aseguraba que el término del subsidio se debía a un «criterio de justicia, en orden a que no sean todos los ciudadanos quienes financien a través de sus impuestos, los pasaportes de quienes viajan», alegó el Servicio.

El acuerdo para implementar las nuevas documentaciones entró en vigencia el 26 de enero de 2011 entre el Estado de Chile y la empresa francesa Morpho, encargada de la fabricación del pasaporte y las cédulas. De acuerdo al contrato (Ver PDF), el valor por pasaporte sería de $55.000, pero el mismo acuerdo establecía que «el reajuste al precio del carné y de los pasaportes electrónicos se realizarán anualmente a partir del 1° de mayo, según la variación del IPC acumulado durante el periodo marzo-febrero anterior, o el mecanismo que lo reemplace», señaló el Registro Civil en la época. A este gasto, había que sumar el costo del cuadernillo que iba de entre $4.474 a $4.558.

La diferencia entre el valor del pasaporte antiguo y el nuevo decidió ser subsidiado por el gobierno anterior, incluso después de considerar que el impacto económico sería acotado, ya que cerca del 85% de los viajes que se realizan desde Chile al extranjero no requieren pasaporte. En países como Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Venezuela, Paraguay, Perú y Uruguay, sólo se requiere la cédula de identidad para viajar.

Con el fin del subsidio, el valor del pasaporte será el segundo más caro de Sudamérica, después de Venezuela, que en noviembre pasado tuvo un incremento por el que ahora cuesta 164.000 pesos chilenos. El más barato en tanto es el pasaporte peruano que vale casi diez veces menos que el chileno, aproximadamente unos $8.255 según el valor actual del cambio.

Los documentos de identidad que hoy se confeccionan en Chile cuentan con los estándares de seguridad y tecnología que han permitido el ingreso de Chile al Programa de exención Visa Waiver con Estados Unidos y Canadá, lo que también se tradujo «en una rebaja considerable de los costos para los usuarios que viajen a esos países», afirmó el Registro Civil.

Fuente: Yornal

Revise la resolución que fijó el nuevo precio del pasaporte:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here