Con Licencia para Delinquir: Plantean que la Mala Fama de Piñera lo Protege del Juicio Público

0
440

En Chile, las referencias valóricas en torno a la actividad política y su relación incestuosa con el dinero y los negocios están de tal modo extraviadas, que un medio de comunicación se pemitió el dislate de plantear que la mala reputación de Piñera, y su fama de pillo, constituyen su principal activo para sobrevivir a la nueva oleada de escándalos que lo ha vuelto a asaltar, lo que en el fondo significa que el especulador a escala superlativa y ex Gerente de la República tiene licencia para delinquir, que eso no afectará su «elegibilidad» en una segunda campaña, y que eso es aceptable para el medio que lo publicó. Y no es broma: lo dice totalmente en serio y con plena soltura de cuerpo. Peor aún, en la comarca de la República neoliberal, ese cuadro estremecedor puede hipotéticamente convertirse en realidad. En descargo de ese medio, cabe consignar que en la misma edición incluyó la declaración del gerente de finanzas de SQM en Fiscalía, quién  desmintió la existencia de una asesoría de Bancorp, enmpresa de Piñera, respaldada con boletas falsas.

 

Historial de negocios al filo de la ley le quita dramatismo ante la opinión pública:
La mala fama de Piñera: su principal activo para sobrevivir políticamente a los escándalos de corrupción

Macarena García Lorca

El entorno del ex Mandatario confía en que la mala reputación que lo precede en su manejo empresarial, funcionará como un escudo frente a los nuevos cuestionamientos que lo vinculan al financiamiento irregular de la política. Según ellos, la ciudadanía está acostumbrada a sus manejos “truchos”, por lo tanto, no habrá efectos sobre su imagen. Es sólo “una más” en su trayectoria, afirman, y por eso no ha sido golpeado.

El ex Presidente Sebastián Piñera tiene un largo historial de irregularidades en el mundo de los negocios, es reconocido como un hábil especulador bursátil, afín a operaciones de alto riesgo y un empresario que varias veces ha jugado al límite de la ley para incrementar su fortuna. Entre los casos más bullados, están las irregularidades en la quiebra del Banco Talca, su adquisición del negocio de tarjetas de crédito, el caso Chispas cuando era parlamentario, el uso de información privilegiada para adquirir acciones de LAN, la tardanza en la venta de sus empresas mientras asumía la Presidencia y sus vínculos con el caso Cascadas.

Ese historial, opinan tanto en la Alianza como en parte del piñerismo, es su principal activo para enfrentar los nuevos cuestionamientos por el rol de sus empresas, lideradas por Bancard, su matriz de inversiones, en los casos que remecen a la política: en el caso Penta se investiga la legalidad de un contrato de forwards por $50 millones entre Bancorp, CB y Penta; en el caso SQM, la Fiscalía indaga la emisión de boletas por $340 millones de pesos a la empresa de Ponce Lerou, también a través de Bancorp –tanto las boletas como los forwards coinciden con la primera y segunda vuelta de la campaña que lo llevó a la Presidencia–; y el último episodio que provocó la salida de Jaime de Aguirre de CHV por la triangulación del pago de sus bonos y asesorías mediante boletas falsas a SQM, Aguas Andinas, Pampa Calichera y Asesoría e Inversiones Ilihue por $130 millones, de los cuales se presume que eran dineros aportados por esas empresas a su campaña política.

La explicación que da su entorno es bastante sencilla: la ciudadanía está acostumbrada a sus conductas impropias. Los nuevos antecedentes no generan sorpresa ni asombro, por lo tanto, no afectarán su imagen ni su candidatura presidencial. El diagnóstico es que el ex Mandatario cuenta con experiencia en sortear bien los episodios en que se ha cuestionado la legalidad de sus operaciones comerciales y, sobre todo, creen que la opinión pública está habituada a que cada tanto se vea involucrado en estos escándalos:

“La gente sabe que Piñera es bastante pillo y lo aceptan así”, comentó un  alto dirigente de la Alianza.

Otro alto dirigente de Renovación Nacional comparó al ex Jefe de Estado con el fenómeno Bachelet hasta antes del episodio Caval:

“Piñera flota solo, pase lo que pase, seguirá viento en popa. Ya ha pasado muchas y sigue ahí. Hay candidatos inmunes, como era antes Bachelet; pese a lo que le decían, seguía en pie”.

En la UDI comparten el mismo diagnóstico. Uno de los parlamentarios gremialistas asegura: “Es claro que el estándar actual es más alto, pero todos los defectos y virtudes de Piñera ya son conocidos. No cambiará la percepción de él por los últimos hechos conocidos”. Otro parlamentario y miembro de la directiva argumenta que todos saben cómo se mueve Piñera: “La gente ya sabe que él funciona así, ha superado muchos cuestionamientos, esta vez no será la excepción”.

En Amplitud  fueron algo más críticos y recalcaron que se necesitan respuestas claras: “Hay que hacerse cargo y ser transparente. Piñera le ha sacado el poto a la jeringa, ha dado respuestas muy genéricas. Esto es parte de su ADN, la ciudadanía reconoce que  sus vínculos entre política y dinero son indisolubles, pero sería bueno que aclarara lo que está pasando”.

Incluso sus colaboradores más cercanos reconocen que estas conductas no son nada nuevo. Al respecto, uno de sus ex ministros de Estado, comenta que “él ya tiene reputación de ser alguien que viene del mundo de los negocios, ya ha tenido otros problemas, tiene historia, que tenga otra más casi no llama la atención”.

En relación a los resultados de las últimas encuestas, el analista Roberto Izikson aseguró que los cuestionamientos no han tenido efecto sobre su imagen: “En términos de opinión pública, la percepción de Piñera no se ha visto afectada para nada. Según la encuesta CEP y la Cadem, sale bien evaluado. De hecho, es el único que sube, tampoco afecta su posicionamiento como candidato de la centroderecha. Al menos SQM y Penta, que ya fueron medidas, no generaron efectos”.

La explicación del analista a cargo de Cadem reafirma la tesis de su entorno: la inmunidad de Piñera debido a su largo historial. “Esto tiene que ver con una historia asociada al empresario astuto, tiene una trayectoria asociada a esto, no genera sorpresa en la ciudadanía que ya lo eligió conociendo estas características”, afirmó.

El conflicto de CHV

El mismo ex secretario de Estado antes mencionado recalcó que, en el caso de De Aguirre, es necesario que Piñera deje de evadir la situación y dé algunas explicaciones concretas: “La operación que ha sido revelada respecto a De Aguirre es, por lo menos, confusa y, sin duda, requiere un pronunciamiento de Sebastián Piñera. Se necesita toda la verdad sobre la mesa”, planteó.

Este último hecho es el que vincula más directamente a Piñera con las irregularidades y Jaime de Aguirre incluso comentó, en un par de entrevistas, que le ofrecieron un “arreglín” para que mintiera en su declaración, aunque no quiso especificar quién hizo esas gestiones que buscaban blindar a Sebastián Piñera. Varios creen que es sobre este caso en particular donde faltan explicaciones del ex Presidente.

Aunque algunos dirigentes respaldan la versión oficial de Piñera sobre los bonos a De Aguirre, entregada el 28 de abril, en la que declaró que el 2009 él estaba desligado de la administración de sus empresas y abocado a la campaña presidencial, apuntando como responsables a Santiago Valdés –hijo de su íntimo amigo Fabio Valdés– y Nicolás Noguera, a cargo de Bancard. En el comunicado, Piñera explicó: “Se trata de operaciones ocurridas hace más de 5 años, cuando ya estaba desligado de la gestión y administración de las empresas, y respecto de las cuales no tuve ningún conocimiento ni participación”.

Un ex ministro y amigo de Piñera, respaldó la versión del ex Mandatario: “Piñera no estaba metido en esto, estaba haciendo campaña. Hubo malas decisiones de la gente que estuvo a cargo, no son su responsabilidad, él no estaba en el día a día. Y no está nada contento con las decisiones de su equipo”, relató.

Otro diagnóstico compartido es que, dado que el financiamiento irregular de la política afecta a todos los sectores y es reconocido como una práctica transversal, en realidad no afectará a nadie en particular: “Aquí están todos mojados. Esto lo va a afectar, pero igual que a los demás, todos tienen el mismo problema. Todos hacían lo mismo. Va a tener que pasar el chaparrón y más adelante será un buen candidato. Es audaz y bueno para los negocios, pero no es un tránsfugo”, argumentó uno de sus amigos.

En esa misma línea, otro de sus ex ministros comentó que “cualquiera de los políticos involucrados, como Velasco, Piñera o Peñaillilo, va a poder competir en tres años más. No van a ser duramente castigados porque la gente entiende que esto era una práctica transversal, tal como las anulaciones en el pasado, todo el mundo sabía que era irregular, pero todos se separaban así”, ejemplificó.

La incertidumbre

La principal preocupación de su entorno es cómo avanzará la arista judicial. Existe cierta  incertidumbre que estriba en que no está claro hasta dónde podrían llegar las diligencias de la Fiscalía o cuán involucrado puede estar el ex Mandatario. Varios de ellos señalaron que, si es llamado a declarar, su situación se podría complicar.

Sobre cómo está enfrentando la situación su círculo más estrecho, comentaron: “Sería negar lo obvio que hay una tensión sobre lo que está pasando y se está diciendo en la prensa. Es evidente que el tema requiere estar con los ojos abiertos. Pero estamos confiados en que se demostrará que él estaba concentrado en su campaña y no tiene responsabilidad sobre los hechos”.

Respecto a si la situación judicial que enfrenta ha afectado su estado de ánimo, aseguraron que el ex Presidente está con mucha energía y sumido en múltiples actividades, sobre todo vinculadas a actividades internacionales. Algunos sostienen que esto ha sido una estrategia para evitar referirse a los cuestionamientos. Algo que descartan en su círculo: “La semana pasada estuvo 10 días en Centroamérica, la gira estaba agendada hace mucho tiempo, es falso que sea una estrategia para no hablar, como han sugerido algunos”.

En los próximos días, Piñera recibirá al presidente de Honduras y estará abocado a las actividades promocionales del lanzamiento de la película Los 33.  Por último, recalcaron que, de ser citado a declarar, colaborará con la investigación.

Fuente: El Mostrador

Se complica más la pista para Piñera: gerente de finanzas de SQM dice que “no existe este servicio” prestado por Bancorp

«Me llama la atención, ya que no se me ocurre qué servicio puede prestar alguien a una empresa como SQM en esta área», dijo el ejecutivo a la fiscal Carmen Gloria Segura.

El actual gerente de Finanzas de SQM, Gerardo Illanes González, declaró en calidad de testigo el pasado 27 de abril, ante la fiscal Carmen Gloria Segura.

Según consigna hoy Canal 13, el ingeniero civil dio cuenta ante la persecutora sobre los pagos de servicios que la minera no metálica firmó bajo el período de Patricio Contesse y que luego rectificó ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) porque no contarían con el respaldo suficiente.

Uno de ellos: la asesoría financiera brindada por Bancorp, una de las sociedades fundadas por Sebastián Piñera, que involucró el pago de $ 340 millones.

Illanes en su testimonio ante la fiscal exhibió una factura emitida en noviembre de 2009 por Administradora Bancorp, cuya glosa es “asesoría administración activo circulante”.

“Todo lo relacionado a decisiones de activo circulante pasa por Finanzas, pero yo no recuerdo alguna vez que se haya hablado respecto de contratar alguna asesoría de activo circulante, eso pasa por finanzas, pero yo no sé de qué puede tratarse, sí puede necesitarse una asesoría de administración de fondo o de la caja, pero es muy difícil”, sostuvo.

“Yo creo que este servicio no existe. Me llama la atención, ya que no se me ocurre qué servicio puede prestar alguien a una empresa como SQM en esta área”, agregó el ejecutivo de SQM.

Agregando que “si alguien llegara hoy a ofrecerme una asesoría en activo circulante, no veo tema a discutir. Es como alguien que venga a enseñarme a abrocharme los zapatos. El servicio no me hace sentido y pagar $22 millones mensuales me parece mucho”.

En esa línea, dijo que “cuando esa empresa requiere de asesorías financieras recurrimos a los bancos más grandes del mundo en este tipo de cosas. Yo no conozco a Bancorp como experto en el tema”.

Sobre la asesoría, acotó que fue ingresada al sistema por la secretaria del ex gerente general de la compañía Patricio Contesse.

“Es poco probable que la gerencia general hubiese aprobado la contratación de un servicio de esta naturaleza, que pertenece a la gerencia de finanzas. La prestación de este servicio es posible, pero altamente improbable por lo que acabo de decir, es decir que haya sido aprobado por el gerente general, que lo haya ingresado la secretaria de la gerencia general, que se haya contratado a una empresa no conocida, y que se haya pagado de esa manera”, declaró.

Consultado por el momento en que realizaron las rectificaciones puntualizó: “No recuerdo el valor total de los contratos de Bancorp que fueron objetados, pero no era poca plata. Todos los pagos que hicimos a esta empresa, se incluyeron en la rectificatoria, ya que no teníamos respaldo que nos permitiera defendernos ante una revisión del SII”.

“Si (Bancorp) es una empresa tan conocida, que nosotros podríamos contratar, tendría que tener una facturación más profusa”, concluyó.

Fuente: El Mostrador

DEJA UNA RESPUESTA