Las Primeras Horas en Chirona de los Reos del Pentagate

0
363

Los seis imputados por el caso Penta durante la mañana de este sábado, Carlos Eugenio Lavín, Carlos Alberto Délano, Hugo Bravo, Pablo Wagner, Iván Álvarez y Marcos Castro, quienes quedaron en prisión preventiva en el anexo penitenciario Capitán Yáber durante las indagaciones correspondientes, pasaron sus primeras horas en el anexo cárcel Capitán Yaber en aislamiento y soledad. De hecho, no podrán recibir visitas hasta la próxima semana. El esperado cara a cara entre Hugo Bravo y sus ex jefes y ex amigos, no llegó a producirse, porque sufrió una descompensación, por lo cual fue derivado al hospital de la Penitenciaría.

 

Los seis imputados por el caso Penta durante la mañana de este sábado, Carlos Eugenio Lavín, Carlos Alberto Délano, Hugo Bravo, Pablo Wagner, Iván Álvarez y Marcos Castro, quienes quedaron en prisión preventiva en el anexo penitenciario Capitán Yáber durante las indagaciones correspondientes, no podrán recibir visitas hasta la próxima semana.

El coronel de Gendarmería, Carlos Muñoz, señaló que “las visitas van a ser a contar de la otra semana porque, como todo interno, las familias tienen que enrolarse”.

Por su parte, los defensores del ex gerente general de Penta, Hugo Bravo, y del ex subsecretario de Minería del e xpresidente Sebastián Piñera, sostuvieron que sus clientes requieren de diversos medicamentos por sus respectivas condiciones de salud.

Frente a esto el coronel Muñoz enfatizó: “tenemos médico, paramédico y enfermera de turno que están trabajando en eso. Cualquiera que presente problemas deberá ser trasladado al hospital penitenciario”. Fue el caso de Hugo Bravo, quién sufrió descompensación diabética.

Hugo Bravo sufre descompensación y es trasladado hasta el Hospital Penitenciario

Uno de los imputados por el denominado Caso Penta debió ser trasladado hasta el hospital Penitenciario durante la tarde de este sábado, tras presentar una descompensación. Se trata del ex gerente de las empresas Penta, Hugo Bravo, quien comenzó esta jornada a cumplir prisión preventiva en el anexo Cárcel Capitán Yáber.

La información fue confirmada por el coronel de Gendarmería Carlos Muñoz, quien señaló que su caso fue detectado en el control de salud que se le realiza a los imputados al ser internados en el centro carcelario;

“Al momento del ingreso, en el control y el médico tratante determinó que debido a las enfermedades que el presentadesde el exterior antes de ingresar a la unidad, más toda este proceso se dictamina la hospitalización del señor Bravo. Gendarmería adoptó de inmediato los procesos de seguridad como lo hace con todos los internos y fue trasladado y en este momento se encuentra hospitalizado en nuestro Hospital Penitenciario al interior de la Penitenciaria”.

La autoridad penitenciaria desmintió la información respecto a que la demora en la entrega de sus medicamentos habría influido en su descompensación.

El ex ejecutivo tiene antecedentes médicos debido a que sufre de hipertensión y diabetes, según advirtieron sus abogados.

El resto de los internos imputados por el bullado caso se encuentran en perfectas condiciones de salud, según informó la autoridad penitenciaria.

A eso de las 14:00 horas comenzaron a llegar al recinto penal los abogados de los detenidos por el Caso Penta, es decir, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, Hugo Bravo, Marcos Castro, Pablo Wagner y Iván Álvarez.

Los defensores ingresaron con carpetas y los medicamentos de algunos de los internos, como Bravo y Wagner.

Según precisó el coronel Muñoz, los imputados deben cumplir con los protocolos que establece Gendarmería para las visitas. De esta forma, primero deben enrolarse para ser autorizados a ingresar, en un trámite que podría extenderse un par de días.

“Las visitas van a ser a contar de la otra semana porque, como todo interno, las familias tienen que enrolarse”, sostuvo Muñoz.

Respecto al anexo Capitán Yáber, la autoridad penitenciaria sostuvo que “funciona como cualquier otra unidad penal, donde ellos tienen la alimentación fiscal y tienen derecho a una hora de patio”.

Regimen interno del anexo cárcel Capitán Yaber

Las instalaciones que recibieron a los reos del caso Penta son las correspondientes al anexo penitenciario Capitán Yáber, ubicada en avenida Pedro Montt 1853 en Santiago. En esta unidad funcionó por 20 años la Escuela de Gendarmería, pero en 2005 se habilitó para recibir a personas consideradas de alta connotación pública, mientras no hayan cometido delitos violentos.

Este penal, dependiente de la Unidad Especial de Alta Seguridad de Gendarmería, tiene una capacidad de 30 reos. Actualmente es ocupada por 7 personas, entre las cuales se incluye Iván Álvarez, quien ya estaba recluído por su participación en el caso de Fraude al FUT, del cual se desprende la arista Penta.

“Las personas que llegan ahí no han cometido delitos de sangre. Son los que se conocen como ‘de terno y corbata’. Es para evitar problemas con el resto de la población penal en el recinto”, cita el diario La Segunda de fuentes de Gendarmería. “Sin embargo no tendrán un trato especial. Estarán en una celda, tras las rejas, tal cual lo están los miles de internos en la ex penitenciaría o en Santiago I”, concluye.

De hecho, tienen allí las mismas normas del resto de los penales de Chile, como una salida diaria al patio.

“Existe un área de desencierro, un horario de cuenta y reciben desayuno, once y comida. Los internos de la Capitán Yáber comienzan su jornada entre las 8:30 y las 9:00, cuando se les da la primera ración de alimentos”, consigna el vespertino.

Uno de los puntos más llamativos es que existe un solo baño común, que depende de los propios reos limpiar al igual que el resto de las dependencias, ya que no existe personal especial de ayuda o limpieza asignado a la unidad.

Aún así, el penal también cuenta con instalaciones que permiten la recreación de los internos. Esto porque además de contar con una televisión, mesa de pool y dos salones comunes para recibir visitas, pueden hacer uso de un gimnasio con máquinas trotadoras y de fuerza, el que en todo momento está bajo observación de un gendarme.

La institución indicó que las comodidades al interior de Capitán Yáber van modificándose según la cantidad de internos. Es así como, si bien en este momento hay camas en las habitaciones, estas son reemplazadas por literas cuando la capacidad del penal se acerca al límite.

Algunos reos que han ocupado este penal en el pasado han sido Luis Ajenjo, tras ser procesado por el caso EFE, el ex presidente de La Polar, Juan Pablo Alcalde, y Guillermo Arenas por el caso de fraude al fisco en el Registro Civil.

DEJA UNA RESPUESTA