La Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones mantuvo las medidas cautelares a los controladores de Penta, Pablo Wagner e Iván Alvares, y excarceló a Hugo Bravo y Marcos Castro, quienes deberán cumplir cumplir arresto domiciliario total. La resolución se adoptó tras seis horas de audiencia y pese al voto disidente del ministro Alfredo Pfeiffer, quien abogaba por mantener la medida dictada por el Octavo Juzgado de Garantía contra el ex gerente y el jefe de contabilidad del holding.

 

En el caso de los otros imputados, Carlos Eugenio Lavín, Carlos Alberto Délano, Pablo Wagner e Iván Álvarez se acordó mantener la prisión preventiva. El voto de minoría en este caso perteneció al titular de la instancia de apelación, Juan Escobar Zepeda, quien cuestionó sin éxito que «recién iniciada la investigación se aplicara una medida tan gravosa».

Para el ex gerente general del grupo Penta Manuel Antonio Tocornal y el ex fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos Juan Martínez Céspedes se acordó de forma unánime que continúen bajo las cautelares de arresto domiciliario total y arresto domiciliario nocturno, respectivamente.

Los ex ejecutivos así como el ex subsecretario de Minería y los fiscalizadores del SII, estan formalizados por cohecho y otros delitos tributarios como evasión tributaria y emisión de boletas falsas, las que se vinculan al financiamiento irregular de campañas políticas.

Reacciones de conformidad

Pese al revés sufrido por la defensa de los ex controladores de Penta y del subsecretario Pablo Wagner, sus representantes se mostraron tranquilos por la determinación que los mantiene bajo custodia, aunque aseguran que seguirán trabajando en obtener una medida cautelar menos agravosa.

Julián López, abogado de Délano y Lavín, anticipó «que la prisión preventiva no es una medida necesaria ni adecuada, pediremos que sea revisada las veces que sea necesaria porque no dice relación proporcional con los delitos que se están imputando y con las penas asociadas a esos delitos».

«La resolución establece un criterio que está confirmando el del tribunal de garantía y seguiremos trabajando para que ese criterio sea revisado», agregó el profesional.

Por su parte, Gonzalo Medina, defensor de Pablo Wagner, rescató que «si bien se ha mantenido la prisión preventiva, creo que es importante destacar que esto ha sido con voto dividido por parte de la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones».

Sobre el voto de minoría del ministro Juan Escobar, el abogado dijo:

«Coincidimos con él en que esto es aún una parte premilimar de la investigación y por lo tanto, tenemos aún una serie de diligencias y solicitudes que vamos a estudiar».

Abandonando rápidamente el Palacio de Tribunales para dirigirse rumbo al anexo penitenciario Capitán Yáber, el defensor de Marcos Castro, Rodrigo de la Barra, dijo al paso:

«Estamos conformes, obviamente es un triunfo y tengo ganas de compartirlo con mi cliente».

Por su parte la defensora de Hugo Bravo, Catherine Lathrop, valoró que «la Corte de Apelaciones ha validado nuestra teoría que la colaboración debe ser reconocida durante un proceso judicial, estamos muy conformes con la resolución y por lo tanto les damos las gracias».

Más tarde y ante las complicaciones de salud del ex gerente de Penta, la abogada aclaró:

«Tenemos que tener autorización del tribunal para llevarlo a un recinto médico distinto de su domicilio y una vez que sea revisado por los médicos tratantes vamos a evaluar la solicitud para que sea ingresado o compensarlo, pero no tenemos autorización para ello todavía».

El Fiscal Nacional Sabás Chahuán también se retiró conforme tras la resolución judicial, ya que la solicitud desde la repartición -a diferencia que la formulada desde el Consejo de Defensa del Estado- se ajustaba a la determinación:

«Eso nos deja tranquilos porque el trabajo de la fiscalía ha sido avalado en los hechos por la resolución del tribunal. Los requisitos de las medidas cautelares implican que en concepto del tribunal, están acreditados los hechos que constituyen delito y hay presunciones fundadas y una necesidad de cautela».

Sobre la disminución en la aplicación de la medida cautelar, Sabás Chahuán aclaró:

«Es lo que nosotros habíamos sostenido en la audiencia ante el magistrado del Juzgado de Garantía; nos parecía que había una colaboración del imputado Castro y el imputado Bravo sustancial en los términos que permitía imponerles esa medida».

El plazo para el cumplimiento de las modificadas medidas del caso es hasta la medianoche del sábado o 00.00 horas de este domingo, y aunque resta una instancia a la que pueden apelar las defensas, están en curso los 120 días fijados para la investigación por los delitos de cohecho, soborno, lavado de activos y delito tributario.

Salida de los excarcelados

El ex gerente general de Penta, Hugo Bravo, y el ex funcionario del SII, Marcos Castro, salieron en libertad este sábado tras una semana detenidos en el anexo Capitán Yáber, luego de la revocación de su prisión preventiva. Bravo se retiró pasadas las 18:00 horas acompañado por su abogada Catherine Lathrop, a pesar de que previamente se indicó que sería retirado en una ambulancia hacía una clínica de la capital.

Lathrop explicó que una vez en su domicilio, se evaluará el estado de salud de Bravo para ver si será enviado a algún centro hospitalario.

Por su parte, Castro se retiró unos minutos después junto a su abogado Rodrigo de la Barra.

Al salir del recinto, Castro manifestó que se encontraba «muy contento, muy tranquilo. Agradecer también la atención que ha tenido Gendarmería y la deferencia que ha tenido con nosotros. Han sido días difíciles, complejos para todos, pero tranquilos y agradecidos de todos».

Las medidas cautelares en su contra fueron revocadas en la mañana de este sábado por la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones, pese al voto disidente del ministro Alfredo Pfeiffer. Sin embargo, deberán permanecer en arresto domiciliario total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here