Producto de la prolongada crisis del grupo, con la consiguiente exposición mediática, y como se dice ahora, el «impacto reputacional», el grupo Penta empezó a poner parte de sus activos en venta. En enero, la mesa directiva del holding había tomado la decisión de vender el banco, pero el proceso ha sido lento, y el interés en el mercado, tibio, por lo que los controladores buscan nueva fórmula. No obstante, la magnitud de la crisis obligó a Grupo Penta a incluir su corredora y la compañía de seguros en el paquete de activos en venta. Así, uno de los mayores conglomerados financieros iniciados en dictadura se está desmoronando con más pen(t)a que gloria.

 

Dificultades financieras en el conglomerado en medio del escándalo judicial: Crisis obliga a Grupo Penta a incluir su corredora y la compañía de seguros en paquete de activos en venta

Ya en enero, como este medio reveló, la mesa directiva del holding había tomado la decisión de deshacerse del banco, pero el proceso ha sido lento, y el interés en el mercado, tibio, por lo que los controladores buscan nueva fórmula.

Uno de los mayores conglomerados financieros postdictadura se estaría desarmando.

La crisis que golpea al Grupo Penta habría obligado a los controladores a incluir a la corredora y asegurador al paquete de activos que tiene en venta.

Ya en enero, como este medio reveló, Penta había tomado la decisión de vender el banco,principalmente por el impacto en las reputaciones que complica su futuro, no porque las cifras no daban.

El banco empezó a sufrir los primeros impactos del caso con un aumento en sus tasas de bonos y depósitos (lo que supone un encarecimiento en su costo de fondo), un hecho que, junto a la solicitud de formalización de la Fiscalía enero, motivó a altos ejecutivos del banco a contactarse con sus depositantes, principalmente AGF filiales de otros bancos, con el fin de poner paños fríos respecto de su situación.

Ese proceso ha sido lento y el interés tibio, por lo que –según el Diario Financiero– los controladores buscan nueva fórmula, ya que se puso más difícil el proceso de venta de banco con Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín formalizados y en prisión preventiva.

La decisión de la SBIF de confirmar la inhabilitación de los controladores para estar en el directorio y anunciar que pedirá apurar los cambios a la Ley General de Bancos para llenar el vacío legal que impide mayores sanciones a los controladores de un banco una vez que ya son los dueños, complicó aún más la operación y le quita espacio para encontrar un buen precio para la entidad.

De acuerdo a la nota del DF, ante este nuevo escenario se decidió una nueva fórmula para su venta y armar un paquete que también incluya a la aseguradora y la corredora.

El que más suena como interesado es el Grupo Romero de Perú, que ya controla IM Trust y tiene un paquete de acciones en el BCI.

Según la nota, el mismo Andrés Chechilnitzky, gerente general del banco Penta, habría viajado a Lima hace unos días para reunirse con el grupo Romero.

Armar el paquete de activos no sería fácil, ya que en Penta Security el Grupo Security tiene un 20,55% de la propiedad.

El Security estuvo interesado en comprar el banco, pero los números no le cierran.
Banmédica

El Diario Financiero informa que también suena fuerte en el mercado que Banmédica estaría en venta. Ahí Penta comparte control con el grupo Fernández León (28,74%). Pero fuentes consultadas por El Mostrador Mercados esta mañana lo descartán por el momento. “Es la gallina de los huevos de oro del grupo, no lo están contemplando por el momento. Lo que publicaron es mera especulación”, dice una fuente cercana al holding.

En lo que va del año las acciones de la Isapre han subido 17,6%.

Fuente: El Mostrador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here