En un explícito reconocimiento de culpabilidad, y con el evidente propósito de reducir la responsabilidad penal con base en la «cooperación» con la justicia, el jueves recién pasado, el grupo Penta devolvió casi $ 5.000 millones de pesos al fisco, por concepto de contratos forward y bonos a ejecutivos entregados durante los últimos seis años, además de multas e intereses. El dinero fue entregado este jueves a la Tesorería General de la República. El monto endeudado era de 2.095 millones de pesos, los que llegaron a 4.900 millones con reajustes, intereses y multas correspondientes.

 

Pocos días antes de que el Servicio de Impuestos Internos, SII, interponga una nueva querella contra el grupo Penta, el holding decidió pagar al Fisco 4.900 millones de pesos por concepto de impuestos adeudados, lo cual, evidentemente, constituye un tácito pero contundente reconocimiento de culpabilidad.

El pago de casi $8 millones de dólares considera principalmente tributos adeudados al SII por $2.090 millones, más otros $2.810 millones por reajustes, intereses y multas asociadas.

Según fuentes de la compañía, citadas por el matutino, la decisión de cancelar dicho monto intenta demostrar una disposición a colaborar con la investigación que lleva adelante el Ministerio Público y que desde la semana pasada encabeza personalmente el fiscal nacional, Sabas Chahuán.

Este nuevo pago de impuestos adeudados se suma a los otros $1.191 millones que había pagado el grupo a inicios de diciembre del año pasado. En esa ocasión, $532 millones correspondían a impuestos adeudados, y los $659 millones restantes formaban parte de los reajustes, multas e intereses aplicados.

La tributación morosa que Empresas Penta pagó corresponden al periodo 2008-2014 por operaciones forward y la entrega de bonos ejecutivos, los cuales fueron ingresados a la Tesorería por medio de varias sociedades del grupo, entre las que se encuentra Penta S.A., Inversiones Penta III Limitada, Inmobiliaria Duero y Los Estancieros.

Penta ya había cancelado $1.191 millones por impuestos adeudados de boletas de honorarios cuestionados por el SII en diciembre pasado, a lo que el grupo indicó que estaban “incluidas en anteriores declaraciones de impuestos de Empresas Penta S.A. y algunas otras sociedades no operativas de este grupo empresarial, por estimar que no corresponderían a gastos necesarios para producir renta”.

El monto de esa oportunidad consideraba un impuesto adeudado por $ 532 millones, más $659 millones por concepto de reajustes, intereses y multas.

La empresa declaró el 3 de diciembre que “pese a que se trata de un caso que aún se discute y se encuentra en una fase investigativa, hemos pagado estas diferencias, incluyendo las multas e intereses, como una muestra de buena fe y de colaboración con la investigación en curso”.

Con el pago del viernes, el Grupo Penta canceló $ 6.091 millones adeudados al Fisco en el marco de la investigación de la Fiscalía.

Lo cancelado por Empresas Penta, encabezado por Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, se da en la antesala de una nueva querella en el caso que será presentada en los próximos días por el SII. Lavín y Délano serán formalizados por la Fiscalía Oriente el próximo 4 de marzo por delitos tributarios y soborno.

De esta forma, el ente fiscalizador busca probar delito tributario en operaciones de contratos forward que fueron suscritos por sociedades y ejecutivos vinculados al holding, con firmas y ejecutivos ligados al grupo Cruzat y a la consultora financiera VSA S.A.

La acción judicial incluirá, según fuentes ligadas a la querella y citadas por el medio, acusaciones contra Délano, Lavín, y algunos de los representantes legales de las sociedades a través de las cuales se materializaron las operaciones, entre las que se encuentra la Inmobiliaria Duero que es representada por Macarena y José Luis Délano Méndez, hijos de uno de los controladores de Penta.

Los controladores del grupo Penta serán formalizados por la Fiscalía Oriente el próximo miércoles por delitos tributarios y soborno. Además, en los próximos días podrían sumar una nueva querella por delitos tributarios en operaciones de contratos forward suscrito por sociedades y ejecutivos vinculados con el holding, con firmas y ejecutivos ligados al grupo Cruzat y a la consultora financiera VSA S.A.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here