La Irritante e Inaceptable Brecha entre las Pensiones Civiles y Militares

0
627

En esta sociedad de suyo desigual, en que el 0,01% de la población gana lo que cerca del 40%, una de las mayores y más sensibles desigualdades, dado el número de habitantes que implica,es la diferencia de pensiones entre civiles y militares. Mientras que los retirados de las FF:AA y de «orden», el único segmento social en salvarse de la «libertad» de optar por el sistema privado de pensiones, perciben jubilaciones promedio que oscilan entre los $1.489.497 y $1.622.680 al mes, los chilenos que fueron obligados a cambiarse a la libertad del sistema privado de pensiones, obtienen un promedio que fluctúa entre los $147.763 y los $197.000 mensuales. Las FFAA no sólo no permitieron que se les traspasara al sistema de AFP, sino que además jubilan a menor edad, y con una tasa de reemplazo caso tres veces superior a las de los civiles. No está lejana la hora que iniquidades como éstas deberán ser corregidas.

 

Desigualdad percibe el mundo civil respecto a la edad y montos de jubilación de los efectivos de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y de Orden. Así quedó de manifiesto, entre otras apreciaciones, en el informe “Sistematización de audiencias y estudio cualitativo sobre estrategias de previsión y perspectivas ante la tercera edad”, elaborado por la consultora Socialis a petición de la Comisión Asesora Presidencial de Pensiones.

Dicho estudio da a conocer cómo los chilenos perciben la jubilación de los funcionarios de Fuerzas Armadas.

De acuerdo al informe Sistematización de audiencias y estudio cualitativo sobre estrategias de previsión y perspectivas ante la tercera edad, los civiles en nuestro país consideran que existe una desigualdad entre ellos y los efectivos de las FF.AA.

En efecto, y sin que la información que manejan los participantes -organizaciones civiles y sindicatos, por ejemplo- sea necesariamente correcta, uno de los diagnósticos que recoge la investigación apunta a que los funcionarios de las FF.AA. jubilan con aportes de la ciudadanía, a menor edad y con una tasa de reemplazo mucho mayor: “los civiles financian todos esos años de improductividad”.

Ello porque muchos consideran que los uniformados jubilan a una menor edad, con tasa de reemplazo mayor en comparación al resto de los trabajadores, y con pensiones que son aportadas por la ciudadanía, es decir, los encuestados estimaron que “los civiles financian todos esos años de improductividad”.

El documento afirma que “lo que se observa en esos diagnósticos, es esta sensación de desigualdad en términos de que (en las FF.AA. y de Orden) tienen una condición favorable de jubilación, y que es con plata de todos los chilenos. Esto, versus el esfuerzo, de quienes no pertenecen a esas entidades, de incluso extender su vida laboral para obtener una mejor pensión».

El texto cita un testimonio de la mesa de trabajo de Aysén, donde queda en evidencia la sensación de la población: “Se pensionan con el total de los últimos sueldos y, aún más, lo hacen con 30 años de servicio y con edades que fluctúan entre los 45 y 50 años”.

Remata: “y son chilenos, igual que todos los demás”.

En la consultora que hizo la indagación, Socialis -recopiló y sistematizó la opinión y propuestas ciudadanas, sin determinar si esos antecedentes eran correctos o no-, señalan: “Lo que se observa en esos diagnósticos es esta sensación de desigualdad en términos de que en las FF.AA. y de Orden tienen una condición favorable de jubilación, y que es con plata de todos los chilenos. Esto, versus el esfuerzo, de quienes no pertenecen a esas entidades, de incluso extender su vida laboral para obtener una mejor pensión”.

Efectivamente, el sistema previsional en Chile funciona de distinta manera para los civiles y los uniformados.

Esto cambió durante la dictadura de Augusto Pinochet, cuando los trabajadores tuvieron que acogerse al método de las AFP, mientras que los efectivos militares se mantuvieron en el régimen de reparto.

¿Cuál es la diferencia entre las pensiones que reciben los civiles y los uniformados en Chile?

Los trabajadores “comunes” ganan una jubilación $197.000 en promedio, indican datos de la Superintendencia de Pensiones.

En ese sentido, un estudio de Fundación SOL acota que actualmente el 93,1% de las mujeres pensionadas y 87,3% de los hombres obtienen menos de $147.763 mensuales.

A los oficiales en retiro de las Fuerzas Armadas se les paga entre $1.489.497 y $1.622.680 en promedio al mes, y a los suboficiales entre $557.066 y $676.580, de acuerdo a cifras de Capredena.
Los uniformados se retiran a una edad promedio de 53 años.

Los civiles deben laborar hasta los 60 años en el caso de las mujeres, y hasta los 65 los hombres.

 Y como las pensiones son insuficientes, a los «genios» que están detrás del sistema, no se les ocurre solución más brillante que elevar la cotización y extender la edad de jubilación.

¿Cerca o lejos?

La dictadura liderada por Augusto Pinochet implementó en 1980 una de sus principales reformas. El sistema previsional de reparto -un seguro solidario que opera en base a aportes de trabajadores en actividad, con los que se atienden las pensiones de los retirados de la vida laboral- se cambió por las actuales cuentas de capitalización individual, que gestionan las AFP. Eso sí, a las FF.AA. y de Orden se las marginó de la reforma y éstas se han mantenido en el régimen de reparto. Hasta ahora.

En ese contexto, los pensionados a través de las AFP reciben hoy una jubilación promedio de $ 197 mil, atendiendo a datos a febrero de la Superintendencia de Pensiones. La tasa de reemplazo para salarios medioS ($ 580 mil) es de 42% y 52% para mujeres y hombres, respectivamente, según un informe de 2013 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde). En tanto, la edad legal de jubilación es de 60 y 65 años, en cada caso.

A los oficiales retirados del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea se les pagan pensiones promedio que oscilan entre $ 1.489.497 y $ 1.622.680, según antecedentes de Capredena. La media de las jubilaciones de los suboficiales  de las mismas ramas se mueve entre $ 557.066 y $ 676.580. La estimación de la tasa de reemplazo en las FF.AA. es de entre 66,6% y 100% del monto imponible de pensión, dependiendo de la cantidad de años de vida activa. La edad de retiro promedio es de 53 años.

La bajísima pensión que recibe la gran mayoría de los jubilados chilenos

Un estudio de Fundación SOL dio a conocer que la gran mayoría de los jubilados chilenos recibe una pensión mensual menor a 147 mil pesos.

Según datos de la Superintendencia de Pensiones, son 286.739 las personas que a diciembre de 2014 recibían pensión por vejez, es decir, que se acogieron al retiro programado.

De éstas, 173.581 son mujeres y 113.158 hombres, todos quienes reciben su jubilación desde las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

En el caso de esas 173 mil mujeres, el 93,1% gana menos de $147.763 al mes, y sólo 6,9% supera ese monto. Ese dinero corresponde al 66% del sueldo mínimo, que asciende a $225.000 actualmente.

En tanto, de los 113 mil hombres jubilados por retiro programado, 87,3% recibe una pensión menor a $147.763 mensuales, y 12,7% obtiene más que eso.

Pese a que todos los jubilados tienen pensión relativamente baja, Fundación SOL destacó que las mujeres tienen jubilaciones peores que los hombres.

“Las desigualdades del mundo del trabajo acaban impactando sobre el nivel general de las pensiones (…) Como resultado, las pensiones pagadas por las AFP a las mujeres son menores”, recalcó la entidad.

Estas cifras las dieron a conocer en el marco del estudio “Mujeres trabajando: una exploración al valor del trabajo y la calidad del empleo en Chile”, publicado esta semana por la organización.

Descargue el estudio de la fundación SOL.

DEJA UNA RESPUESTA