Pago con Bonos a Director de Chilevisión: Aparecen Pruebas de que Piñera Utilizó las Mismas Artimañas que Mantienen Presos a Dueños de Penta

0
812

La enrevesada operación por medio de la cual el entonces candidato presidencial Sebastián Piñera le pagó bonos por desempeño a los altos ejecutivos de Chilevisión, particularmente al Director Ejecutivo, Jaime de Aguirre, presenta las mismas características de las maniobras utilizadas por el grupo Penta a sus respectivos ejecutivos, trapacerías que tienen a sus autores en la cárcel. A lo mejor, en una de esas, los misteriosos caminos del destino conducen a Piñera hacia donde se libró jabonado en 1982, gracias a sus influencias con lo alto de la dictadura, es decir, la cárcel, por sus responsabilidades en la quiebra fraudulenta del Banco de Talca, historia que usted puede recordar en el reportaje La Increible y Triste Historia del Banco de Talca y su Abuelo Desalmado, publicada por este mismo medio.

 

Operación se realizó en 2009 cuando el empresario era candidato presidencial:
El misterioso negocio de Sebastián Piñera para pagarle al director ejecutivo de CHV a través de otras empresas

por Ximena Pérez e Iván Weissman

Nadie entiende por qué SQM y Aguas Andinas aceptaron las boletas de la sociedad de Jaime de Aguirre. Otras dos empresas también lo hicieron. Hay quienes afirman que las cuatro empresas hacían aportes a la campaña de Piñera, pero que el entonces candidato los destinó a pagar el premio por desempeño al director ejecutivo de la estación. 

En 2009 cuando Sebastián Piñera era dueño de Chilevisión, se pagaron los bonos por desempeño a los altos ejecutivos. Ese mismo año el director ejecutivo del canal, Jaime de Aguirre, a través de su sociedad Inversiones La Música Limitada, emitió boletas a cuatro empresas por un total de $130 millones por dicho concepto.

Hasta ahora se sabe que el bono de desempeño lo pagaron Soquimich –a través de tres boletas por $45 millones– y Aguas Andinas –por la vía de tres boletas por $30 millones–. A esas compañías se suman otras dos que completan los $130 millones. Una de ellas sería una empresa también regulada. Información recogida por El Mostrador indica que esta fórmula fue solicitada por Piñera y Bancard a las cuatro compañías.

El procedimiento, que presenta evidentes visos de irregularidad, dado que Chilevisión debió pagarle el premio por su gestión, genera una pregunta obvia: ¿qué relación mantenía Piñera con estas cuatro empresas que le pagaron a De Aguirre su bono de desempeño?

Hay al menos tres versiones que sostienen que las cuatro empresas ese año contribuyeron a la campaña presidencial de Piñera y de ahí la decisión del entonces candidato de la Alianza por Chile de usar los aportes para pagar el premio por desempeño al director ejecutivo de Chilevisión. Es más, las mismas fuentes afirman que eran parte de la maquinaria que armó la campaña de Piñera para financiar su segundo asalto a La Moneda.

Cabe mencionar que Bancorp, sociedad de Piñera que opera en asociación con Bancard, fue la que emitió casi $ 350 millones en boletas a la minera de Julio Ponce Lerou e hizo los contratos forwards vinculados al caso Penta. Específicamente, la información conocida hasta ahora es que la minera no metálica registra 15 facturas de Bancorp que no cuentan con respaldo, según el SII.

Tanto las boletas como los forwards coinciden con la primera y segunda vuelta de la campaña que lo llevó a la Presidencia. 

De Aguirre está citado a declarar esta semana ante la Fiscalía Oriente y el Servicio de Impuestos Internos (SII), ya que sus boletas son ideológicamente falsas, pues no prestó servicios a Soquimich ni a Aguas Andinas ni a las otras dos empresas cuyos nombres se desconocen. En este contexto, contrató como abogado defensor a Juan Pablo Hermosilla.

Aguas Andinas es una compañía controlada por Inversiones Aguas Metropolitanas S.A., cuyo socio mayoritario es Aguas de Barcelona, a su vez controlada por la multinacional Suez Environnement. En 2009, uno de los directores de Aguas Metropolitanas era Herman Chadwick Piñera, primo hermano de Sebastián Piñera, a quien al menos dos fuentes sindican como uno de los personajes que habría tenido un rol relevante en esta operación, ya que habría intermediado la relación entre la sanitaria, Bancard y la campaña de Piñera. Otra persona que conoce detalles dice que el rol de Chadwick habría sido menor y que los actores claves serían otros al interior de la empresa.

Chadwick niega tajantemente haber tenido un papel en esta operación y afirma que jamás ha recaudado fondos para la campaña de su primo. En Aguas Andinas señalan que están investigando el caso.

Este medio trató de contactarse con Bancorp, pero no tuvo éxito.

Cabe mencionar que la matriz de Aguas Andina aterrizó en Chile en 1999 y, como reveló Ciper en su momento, desde entonces la compañía que preside Felipe Larraín ha creado una red de empresas filiales y relacionadas no reguladas por la superintendencia, además de ser conocida por su agresivo y eficiente lobby ante las autoridades.

Mario Conca, quien era gerente general de Chilevisión en 2009, también habría recibido un bono de desempeño bajo este mismo esquema, es decir, fue cancelado por empresas distintas a Chilevisión. Según pudo chequear este medio, Soquimich no fue una de las que le pagó el premio. Consultado por este medio, Conca precisó que no podía confirmar ni desmentir la información.

De Aguirre y Conca eran los dos ejecutivos de primera línea y quienes se entendían directamente con Piñera en 2009. De Aguirre trabajaba en el canal cuando el empresario y ex Presidente compró Chilevisión; Conca, en cambio, fue llevado por Piñera a la estación televisiva. Los bonos de los gerentes de segunda línea, que eran de montos menores, sí corrieron por cuenta del canal, de acuerdo a las fuentes consultadas.

Estas operaciones permitieron a Chilevisión incrementar su balance en $ 130 millones que no tuvo que pagarle a De Aguirre, lo mismo que el monto cancelado a Conca. Mientras estos últimos no pagaron el 40% en su global complementario, como lo habrían hecho al recibir el bono como empleados, sino que un 20%, si es que ese dinero les generó sólo utilidad a sus respectivas sociedades. Esa figura sería similar a la que usaron los ejecutivos de Penta.

En agosto de 2010, siendo Presidente de la República, Piñera firmó un contrato para vender Chilevisión a la estadounidense Time Warner, lo que se concretó en el mes de octubre, tras el informe favorable de la Fiscalía Nacional Económica. El valor de la transacción ascendió a unos US$140 millones.

Fuente: El Mostrador

DEJA UNA RESPUESTA