Nuevas Expresiones de Solidaridad con Integrantes del Comité de Defensa de ARCIS Agredidos el Primero de Mayo

0
564

Sin pausa han seguido tomando estado público nuevas expresiones de solidaridad con Carlos Díaz, Sandra Beltrami y Jonathan Corail, integrantes del Comité de Defensa de ARCIS, brutal y cobardemente agredidos por una turba en la que desgraciadamente había estudiantes de esa universidad, en una de las marchas del Primero de Mayo. En esta ocasión, los pronunciamientos de la Dirección, de la Asociación de Académicos y del Centro de Estudiantes de Derecho, de la Universidad ARCIS, entre otras. Es que en realidad, es demasiado grave que las legítimas discrepancias internas de una comunidad universitaria, se intenten resolver por medio de una violencia primaria, demencial y desquiciada.

 

Comunicado de la Dirección

A la Comunidad Universitaria y a la Opinión Pública
 
La Dirección de la Universidad expresa  su preocupación  por la práctica, que ya se ha hecho  habitual,  de amenazar y golpear a diversos miembros de nuestra comunidad (estudiantes, funcionarios, profesores y autoridades), por parte de sectores que buscan a través de agresiones físicas   amedrentar a quienes  han optado por mantener el proyecto ARCIS, a pesar de las dificultades que actualmente enfrentamos.
 
Nos alarma que una vez más, apenas iniciado el semestre, y habiendo asaltado ya en tres oportunidades las dependencias de rectoría, se produzcan nuevos hechos de violencia. Hace un par de días, en la reciente celebración del primero de mayo, en el marco de la manifestación convocada por la CUT,  fueron agredidos miembros de nuestra comunidad de la Escuela de Derecho, Sandra Beltrami, egresada; Jonathan Corail, estudiante de cuarto año;  Carlos Díaz, académico de la misma Escuela,  cuando regresaban junto a parientes y amigos  a sus hogares.
 
La Dirección de la Universidad no solo rechaza las agresiones sufridas a miembros de nuestra comunidad, sino que además, ha resuelto interponer  una querella judicial en contra de quienes resulten responsables de dichos actos. No pueden quedar en la más completa impunidad las agresiones y amenazas de la cual han sido objeto miembros de distintos estamentos de nuestra Universidad.  Ello ha generado la legitima preocupación de nuestra integridad física.
 
Reiteramos que la vida universitaria se caracteriza por el diálogo y el debate de ideas. Nada más ajeno a ella que la imposición y dominio por medio de la violencia.
 
Llamamos a nuestra comunidad a defender nuestro proyecto universitario y a repudiar enérgicamente el clima de amenaza y uso de la fuerza por quienes carecen de argumentos, ideas y propuestas.
 
Atentamente,
La Dirección de la Universidad

Directiva de la Asociación de Académico/as

La Directiva de la Asociación de Académico/as condena la agresión que sufrieron miembros de la Comunidad Universitaria, entre ellos el profesor Carlos Díaz, profesor de la Escuela de Derecho y miembro de nuestra Asociación.

Manifestamos nuestra solidaridad y así como la convicción que estás prácticas deben ser erradicadas por cuanto atentan tanto contra la dignidad de las personas como en la expresión de la política.

Directiva de la Asociación de Académico/as Universidad ARCIS

Centro de Estudiantes de Derecho ARCIS.

Denunciamos frente a toda la comunidad universitaria, el hecho acaecido el día 1 de Mayo, en donde el profesor de Derecho, abogado Carlos Díaz, su esposa Sandra Beltrami, egresada de derecho, Jonathan Corail, estudiante de IV año de derecho, su pareja Carolina Salgado que no es estudiante de Arcis, y Maricel Diaz, hermana del profesor antes mencionado fueron golpeados e insultados sin niguna justificación.

El CED expresa toda su solidaridad para con los agredidos, los agresores no pueden quedar impunes, es por eso que como organización perteneciente a la escuela de derecho, nos esforzaremos en que los responsables sean debidamente sancionados conforme a la ley, entendiendo que no se debe tolerar por ningún motivo acciones de corte fascista como las ya denunciadas, en donde por el sólo hecho de pensar distinto, gatille este tipo de comportamientos, causando perjuicios tanto físicos como psicológicos en compañeros que aún siguen siendo parte de nuestra universidad y se empeñan en la continuidad de ésta.

Finalizamos haciendo un llamado a la comunidad a rechazar tajantemente este tipo de acciones, y a manifestarse en contra de éstas y denunciarlas, pues las discrepancias se debaten con ideas, no imponiéndolas con violencia. Reiteramos nuestro solidario abrazo para con los compañeros agredidos, y hacerles saber que cuentan con nuestro humilde apoyo para lo que ellos necesiten.
Centro de Estudiantes de Derecho.
Mayo 2015

Claudio Narea.

Quiero expresar toda mi solidaridad con la Dirigente estudiantil de la CDA Sandra Beltrami Montero y el docente Carlos Díaz de Universidad ARCIS, amigos míos que fueron agredidos cobardemente después del acto del 1 de mayo.

Dafne Susana Concha Ferrando.

Sandra Beltrami Montero y Carlos Díaz, tengan ustedes toda mi solidaridad!! quienes cobardemente los agredieron en el día de hoy, no son quienes pretenden «rescatar a la Universidad ARCIS» si no más bien quienes actúan desde la rabia sobreideologizada, o desde el odio destructivo, o desde el resentimiento social de sus -seguramente- tristes y lamentables vidas, o desde el desquicio anticomunista que los hace tan iguales a lo que fuera patria y libertad en los 70 y que los homologa al mismo sistema represivo que ellos mismos tanto critican, pero al que con su actuar de matonaje cobarde sobre dos manifestantes como ellos pero vistos como «enemigos que era necesario ajusticiar» para darles una lección que sirva de ejemplo para tod@s nosotr@s…

Me pregunto quién en su sano juicio podría justificar algo como lo que estos personajes desde el anonimato de la masa han hecho?? Eran estudiantes universitarios de la Arcis?? Estudiantes que se dicen «conscientes y consecuentes»?? Estudiantes que se dicen «defensores de la Educación??

Para mi no eran más que lumpen organizado para destruir todo lo que según ellos no sea «sacrosantamente requete súper revolucionario», o sea todo lo que esté a su paso pero no con ellos, sin importarles nada, ni si quiera la vida del ser humano que tienen delante.
Sandra y Carlos, desde la Brigada Jurídica ARCIS han coordinado y ayudado desde sus conocimientos y profesión junto a colegas y estudiantes de Derecho de la Universidad ARCIS, en la defensa y asistencia jurídica de gente humilde, de casos de DD.HH, de estudiantes, de trabajadores y trabajadoras y también han sido parte del equipo de la Universidad Arcis que está por la defensa y rescate de su proyecto propio.

A Sandra y a Carlos yo los conocí en la calle y en las comisarías el 2011, denunciando el abuso y maltrato de las fuerzas policiales, haciendo consciencia en los estudiantes respecto al derecho a movilizarse y sus propios derechos como personas, resguardando la integridad de quienes caíamos detenid@s por manifestarnos, acompañando los procesos posteriores de denuncia, recursos de protección, etc. Misma actitud que han mantenido hasta ahora.
Y esta es la convicción y accionar que deben ser agredidos, maltratados, insultados, literalmente golpeados y denostados?? Esta va a ser la forma en la que sectores reaccionarios van a querer aplacar a quienes no se alineen con ellos??
No podemos abalar esto con el silencio cómplice.
Ojalá esto nunca hubiera sucedido, pero lamentablemente pasó! E imagino que Sandra, Carlos y su familia lo deben estar pasando mal.
Mi más categórico rechazo y repudio al accionar de esa «masa reaccionaria no pensante» y mi más cálido abrazo de solidaridad y fraternidad para con Sandra y Carlos.

DEJA UNA RESPUESTA