Nelson Mandela: El Padre de la Sudáfrica Democrática

0
444

El 11 de Febrero de 1990 Nelson Mandela salía en libertad después de 27 años de prisión. A los 72 años uno de los hombres más respetados y admirados del siglo XX, transformaba su “castigo” en el testimonio vivo de un luchador por la democracia y la libertad. Ese hombre que en prisión dijo “porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás.“

Nelson Rolihlahla Mandela nació en Umtata en el Transkei el 18 de julio de 1918, en el seno de una familia de ancestros nobles de la tribu de Xosa.  Habiendo escuchado los relatos de los ancianos acerca del coraje de sus antepasados durante las guerras de resistencia en defensa de la patria, soñaba también con contribuir a la lucha de liberación de su pueblo. Al terminar su educación secundaria, se matriculó en el Colegio Universitario de Fort Hare para obtener su título de Bachiller en Artes.

Allí fue electo miembro del Consejo de Representantes Estudiantiles, pero fue expulsado en 1940 junto con Oliver Tambo por participar en una huelga estudiantil. Se trasladó a Johannesburgo, donde en 1941 completó sus estudios de bachillerato por correspondencia en la University of South Africa (UNISA), y luego estudió derecho en la Universidad de Wiswatersrand.  En esa época se vinculó al Congreso Nacional Africano.  (African National Congress. ANC)

Durante la Segunda Guerra Mundial, Mandela y un grupo de jóvenes miembros del ANC, se agruparon bajo el liderazgo de Anton Lembede, quienes se propusieron  transformar el ANC en un partido  de masas, que tomó  su fuerza y su motivación de la mayoría de la población negra discriminada, de los millones de trabajadores asalariados de los pueblos y campos, de los campesinos explotados en zonas rurales y los profesionales más progresistas.

Su principal inquietud era que las tácticas políticas de la dirección de vieja guardia del ANC, formada en las tradiciones del constitucionalismo colaboracionista  con  los gobiernos blancos y colonialistas de turno, resultaban claramente insuficientes para lograr la emancipación nacional. Lembede y sus compañeros se vincularon a corrientes del nacionalismo africano sustentadas en el principio de la auto-determinación. En septiembre de 1944,  fundaron la Liga Juvenil del Congreso Nacional Africano (ANCYL).

En un trabajo de masas y de formación de conciencia sin descanso, Mandela se ganó la admiración y el respeto de sus compañeros, y fue electo Secretario de la Liga Juvenil en 1947.  

Después que el Partido Nacional ganó las elecciones blancas de 1948 sobre la base de la plataforma de Apartheid, durante la conferencia anual de 1948, el ANC aprobó como su política oficial el “Programa de Acción”  que casi en su totalidad fue concebido por la Liga Juvenil, donde se promovía como estrategia política  el uso de las huelgas, la desobediencia civil y la no-cooperación con los gobiernos blancos  colonialistas. Política que fue considerada como terrorista por la minoría blanca gobernante y por tanto duramente reprimida.

En 1950, el propio Mandela fue elegido miembro de la Dirección del Partido.  El Programa de Acción adoptado por el ANC  perseguía como objetivos inmediatos la obtención de plena ciudadanía y representación parlamentaria directa para todos los sudafricanos, abogaba por la redistribución de la tierra, los derechos sindicales, la educación y la cultura. El ANC aspiraba a la educación obligatoria y gratuita para todos los niños, y educación de masas para todos los adultos sudafricanos.

Cuando en 1952 el ANC lanzó su «Campaña de Desafío a Leyes Injustas», Mandela fue electo «Voluntario en Jefe». La Campaña fue concebida como una acción de desobediencia civil masiva inicialmente centrada en un grupo de voluntarios que debían atraer cada vez más personas hasta convertirla en un desafío masivo. En su calidad de Voluntario en Jefe, Mandela recorrió el país para organizar la resistencia a las leyes discriminatorias. Por su participación en la Campaña de Desafío, Mandela fue acusado entonces de contravenir la Ley de Supresión del Comunismo y sentenciado a prisión. Poco después de concluida la Campaña, también se le prohibió asistir a reuniones y salir de Johannesburgo durante seis meses.

Durante este período de lucha y represión, Mandela presentó sus exámenes para ser admitido a la asociación de abogados y poder ejercer la profesión. Junto con Oliver Tambo, abrió el primer bufete negro del país en Johannesburgo. Por su destacada contribución a la Campaña de Desafío, a finales de 1952 fue  electo presidente de la Liga Juvenil del ANC  y posteriormente fue elegido  Vicepresidente del ANC.

El gobierno no era el único que trató de acallar a Mandela. Esgrimiendo que había sido condenado en virtud de la Ley de Supresión del Comunismo, la Asociación de Abogados del Transvaal solicitó a la Corte Suprema excluirlo de la asociación de abogados, sin embargo esta petición no prosperó.

En 1952 Nelson Mandela asumió la responsabilidad de preparar un plan que permitiera a la dirección del Partido  mantener contacto seguro con los miembros, sin tener que recurrir a las reuniones públicas. El objetivo era prepararse para la clandestinidad y la proscripción, creando células locales y regionales en las cuales pudiera recaer el poder. Se le denominó el Plan-M, por Mandela.

Durante los primeros años de la década del 50 Mandela desempeñó un importante papel en la resistencia contra la introducción de la Educación Bantú, símbolo de Apartheid.  El propósito de este sistema era preparar los africanos para que aceptaran su rol de subordinación frente a los blancos.

En relación a este tema, el Ministro de Educación Verwoerd en 1953, al crear el sistema de educación segregacionista, declaró al periódico afrikaans Die Burger lo siguiente: «Cuando tenga control de la educación ‘nativa’, la reformaré de forma tal que a los ‘nativos’ se les enseñe para que caigan en cuenta de que la igualdad con los europeos no es para ellos». «No hay espacio para el africano dentro de la comunidad de europeos más allá del nivel de cierta clase de labores”.

Mandela tuvo un rol fundamental en la redacción y difusión de la “Carta de la Libertad”  aprobada por el Congreso del Pueblo en 1955, que fue en adelante base del programa político del ANC  (Ver texto completo de la Carta de la Libertad)

A lo largo de toda la década del 50, Mandela fue víctima de varias formas de represión. Se le proscribió, detuvo y encarceló. Durante casi toda la segunda mitad de la década fue uno de los acusados en el gigantesco Juicio por Traición, lo cual afectó seriamente no sólo su trabajo como abogado sino también su trabajo político. Después de la Masacre de Sharpsville en 1960, el ANC fue declarado ilegal y Mandela nuevamente fue encarcelado.

En 1961 El Juicio por Traición se desplomó en momentos en que Sudáfrica avanzaba hacia la adopción una constitución republicana, posterior al proceso de descolonización de África.  Habiéndose ilegalizado el ANC, la dirección comenzaba a organizarse en la clandestinidad. Nelson Mandela surgió como la figura principal en esta nueva etapa de la lucha. En marzo de 1961, por iniciativa del ANC, 1400 delegados se reunieron en Pietermaritzburg para una Conferencia de Todos los Africanos.

El orador principal fue Nelson Mandela. En un impresionante discurso, desafió al régimen del Apartheid a que convocara una convención nacional representativa de todos los sudafricanos para  redactar una nueva constitución sustentada en principios democráticos. De lo contrario, advertía, obligaría a la mayoría de la población a celebrar la próxima inauguración de la República con una huelga general de masas. De inmediato pasó a la clandestinidad para dirigir la campaña.

Aunque la respuesta al llamado fue menor de lo que esperaba, recibió considerable respaldo a lo largo y ancho del país. La reacción del Gobierno fue realizar la mayor movilización militar desde la guerra, y la República nació en medio del terror y la represión.

En diciembre de 1961, Mandela, convencido de que había que pasar a un estadio superior en la lucha  contra el apartheid, había activado en la clandestinidad la política del Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación), como parte de la política de masas del  ANC. 

Esta política audaz, era el resultado de un largo proceso de reflexión política, madurado tras la masacre de Sharpeville, y no una decisión precipitada, quedó sellado el 31 de mayo de 1961 al proclamar el Gobierno racista la República de Sudáfrica y a continuación retirarse de la Commonwealth, rompiendo con la corona británica los lazos vigentes desde la independencia de facto de la Unión de Sudáfrica en 1910.

En este contexto, Mandela fue nuevamente  juzgado y condenado a cinco años de cárcel. Mientras cumplía esta sentencia, en el juicio de Rivonia se le acusó de sabotaje. Las declaraciones de Mandela ante el Tribunal durante este proceso son clásicas en la historia de la resistencia contra el Apartheid.

Su histórico alegato concluye con las siguientes palabras: “He luchado contra la dominación blanca, he luchado contra la dominación negra. He venerado el ideal de una sociedad libre y democrática, en la cual todas las personas vivan juntas en armonía e igualdad de oportunidades. Es un ideal al cual espero consagrar mi vida. Pero si fuere preciso, es un ideal por el cual estoy dispuesto a morir”.

Posteriormente, en 1964, Mandela fue condenado a cadena perpetua y comenzó su encarcelamiento en la célebre Prisión de Robben Island, prisión de máxima seguridad ubicada en una pequeña isla a 7 Kilómetros de las costas de Ciudad del Cabo. En es prisión  fue conocido con el Nº 46664. En abril de 1984 fue trasladado a la Prisión Pollsmoor en Ciudad del Cabo, y en diciembre de 1988 fue trasladado a la Prisión Víctor Vester cerca de Paarl, de donde posteriormente fue puesto en libertad.

Durante su encarcelamiento, Mandela reiteradas veces rechazó ofrecimientos de sus carceleros de reducir su sentencia a cambio de que aceptara la política de los bantustanes reconociendo la independencia de la región de Transkei y accediendo a asentarse allí. En la década del 80 Mandela rechazó nuevamente un ofrecimiento de libertad a cambio de renunciar a las acciones de lucha de movilización de la población  negra y de desobediencia civil. Su respuesta fue contundente: «Los prisioneros no pueden asumir contratos.  Sólo pueden negociar los hombres libres.»

Después de 27 años en prisión, el 11 de Febrero 1990 Mandela fue puesto en libertad y se entregó por entero a luchar por alcanzar los objetivos que se habían propuesto él y sus compañeros casi cuatro décadas antes. En esa última década Mandela se había trasformado en un símbolo mundial por la libertad y la lucha del pueblo negro, dirigido en las peores condiciones de represión por el ANC, daba sus frutos obligando al Gobierno  de Klerk a negociar la  libertad de Mandela y finalmente el desmantelamiento del sistema del Apartheid y la convocatoria a elecciones libres y democráticas, con la participación de toda la población sudafricana en igualdad de condiciones. 

En 1991, durante la primera conferencia nacional del ANC celebrada en Sudáfrica después de décadas de proscripción, Nelson Mandela fue electo Presidente del ANC, mientras que su compañero y amigo toda la vida, Oliver Tambo, fue electo Presidente Nacional de la organización. 

En este periodo Mandela tuvo que lidiar tanto con el gobierno blanco para consolidar las conquistas democráticas, como con sectores negros que no aceptaban la política del ANC de construir una república democrática con el apoyo de toda la población sudafricana, incluida la minoría blanca.

En 1994 fue elegido Presidente de la República de Sudáfrica. En las elecciones, tal como se esperaba, el ANC, formando lista conjunta con el Partido Comunista de Sudáfrica (SACP), obtuvo una victoria arrolladora con el 62,6% de los votos y 252 de los 400 escaños. El NP solo consiguió el 20,4% de los votos y 82 escaños. Finalmente se hacían realidad las palabras de Mandela tantas veces repetidas: “Nunca, nunca y nunca otra vez, debería ocurrir que esta tierra hermosa experimente la opresión de una persona por otra”.

Fuente: Pluma y Pincel

Bibliografía consultada:

Nelson Mandela, “Long Walk to Freedom”. Time Warner. UK.  2008
CIDOB. Biografía de Nelson Mandela. Barcelona, España.
http://www.46664.com/Home.aspx   Portal de la Fundación Nelson Mandela.
http://www.monografias.com/trabajos7/nero/nero.shtml   Biografía de Nelson Mandela

DEJA UNA RESPUESTA