La marcha convocada por la Asamblea Nacional por los Derechos Humanos en conmemoración de los 40 años del golpe de Estado adquirió un carácter inusitadamente masivo, algo que los dirigentes atribuyen al  clima que se ha generado a cuatro décadas del quiebre institucional. Carabineros cifró la asistencia en 30 mil personas, mientras los organizadores calculan máqs de 50 mil. Los incidentes protagonizados por los consabidos encapuchados no empañaron el éxito de la masiva convocatoria.

En esta ocasión, las demandas por justicia y verdad de parte de los familiares de las víctimas de la violencia política y militar toman más fuerza, además de las reivindicaciones planteadas por el movimiento social en sus distintas expresiones.

Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, manifestó que “el perdón no significa impunidad, las solicitudes de perdón están todas carentes de contenido, porque ninguno ha llamado a terminar con el pacto de silencio, porque ninguno ha dicho que debe haber verdad y justicia, porque ninguno ha dicho dónde están los desaparecidos, quienes son los uniformados y civiles involucrados con estos crímenes”.

Junto a las fotografías de las víctimas, asesinadas y desaparecidas por la dictadura, marcharon las banderas de distintas agrupaciones y colectivos, por la educación, democratización, salud, trabajo y previsión. Todo esto ha convocado la participación de sindicatos, estudiantes, colectivos artísticos, barras de fútbol, partidos y movimientos políticos entre otro tipo de grupos, que reconocen la necesidad de justicia y memoria, además de un nuevo proyecto político.

“Un pueblo que una vez más demuestra que no olvida a sus víctimas, pero por sobre todo un pueblo que ha puesto en el centro algo que es súper importante: que cuando hablamos del golpe, cuando hablamos de la dictadura, no estamos hablando de un país polarizado. Estamos hablando de criminales y genocidas, de un pueblo que sigue luchando para que en este país no reine la impunidad y no se vuelvan a repetir hechos tan dramáticos  y brutales como los que vivimos”, manifestó Lorena Pizarro.

Se coincide además en la necesidad de acciones concretas para avanzar en la principal demanda que pone sobre la mesa esta nueva conmemoración de una de las fechas más terribles en la historia de Chile: la verdad, la justicia y la memoria.

La vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Mireya García, declaró que «los pedidos de perdón no tienen ningún sentido porque son abstractos».

La dirigenta aludió así a gestos como el de la Asociación de Magistrados, que hizo un mea culpa por la omisión de crímenes durante la dictadura. La declaración la recogió el pleno de la Corte Suprema, que admitió que «no hizo lo suficiente en la dictadura», pero evitó utilizar la palabra perdón.

Hoy, García declaró que «creemos que los pedidos de perdón que ha habido no tienen ningún sentido porque son abstractos, porque no tienen contenido, porque no hay un análisis y porque no hay una propuesta que justifique el pedir perdón».

«Yo puedo pedir perdón siempre y cuando haya una propuesta que efectivamente signifique avanzar en resolver los temas pendientes, que son la verdad, la justicia y la memoria. Como eso no ha estado presente, esos pedidos de perdón han dejado de tener sentido», explicó.

También presente en la manifestación, la presidenta de la Asociación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, denunció que «a 40 años se nos siga reprimiendo aquí en la calle, que a 40 años se siga asesinando a los jóvenes en democracia».

Teillier: la verdad y la justicia son irrenunciables

En la columna de las Juventudes Comunistas (JJCC) marchó el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, junto a la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa y dirigentes comunistas. Fue un contingente que formó parte de la marcha por el 11 de septiembre, con participación de más de 50 mil personas, a la que convocó la Asamblea Nacional por los Derechos Humanos, cuando se cumplen 40 años del Golpe de Estado.

En la oportunidad, Teillier reiteró que ante la violación sistemática de los derechos humanos durante la dictadura “la verdad y la justicia son irrenunciables, sobre todo porque aun quedan familias que no saben el destino de sus seres queridos que fueron ejecutados y hechos desaparecer por militares”.

Agregó que “la masividad de esta marcha demuestra que el pueblo no olvida a sus víctimas y a sus héroes, reivindica a Salvador Allende y expresa la esperanza de un Chile justo y democrático”.

Como es tradicional, entre los participantes estuvo el Partido Comunista y las Juventudes Comunistas, dirigentes y militantes que marcharon junto a otras organizaciones políticas, juveniles, deportivas, sindicales, culturales, sociales, estudiantiles, y de derechos humanos.

Incidentes

Incidentes entre Carabineros y encapuchados en las inmediaciones del Cementerio General marcaron el final de la masiva marcha de la Asamblea Nacional de Derechos Humanos.
Los incidentes se iniciaron cerca de las 13:00 horas, con Carabineros intentando disolver a los manifestantes con carros lanzagua y lanzagases.

Mientras que personal de Carabineros insistió en que ejecutaba «protocolos de actuación para restablecer orden público» y proteger a los manifestantes y la prensa de los violentistas, asistentes denunciaron una intervención «arbitraria» de la policía uniformada».

Cuando la marcha aún estaba en curso, la presidenta de la Asociación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, denunció que «a 40 años se nos siga reprimiendo aquí en la calle, que a 40 años se siga asesinando a los jóvenes en democracia».

A través de Twitter, el ex dirigente estudiantil y actual candidato a diputado por Santiago Giorgio Jackson acusó que «no podemos seguir tolerando la represión policial a quienes vinimos a marchar en paz», recalcando que «acabamos de ser intoxicados arbitraria y gratuitamente».

Colonia Dignidad: Familares de Detenidos Desaparecidos exigen Justicia y construcción de un Memorial

Este mediodía unas cien personas se reunieron en el portón de Colonia Dignidad (Villa Baviera) para recordar a las personas asesinadas en este lugar durante la dictadura militar y exigir que se haga justicia. Los participantes convocados por la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos (AFDD-EP) de Talca, Linares y Parral se juntaron en la Plaza de Armas de Parral desde donde partieron en caravana de vehículos hacía Colonia Dignidad. En el portón de Colonia Dignidad se realizó una ceremonia.

En un emotivo discurso el ex-detenido de Colonia Dignidad, Gabriel Rodríguez, declaró que “a 40 años del golpe de Estado hemos venido a testimoniar que los asesinados y desaparecidos en este lugar no han sido olvidados y que una y otra vez volveremos hasta que haya verdad, justicia y memoria para todas las víctimas.”

Rodríguez exigió que la justicia chilena levante el secreto a las fichas encontradas en Colonia Dignidad y que el gobierno alemán desclasifique documentos secretos de los archivos del gobierno y del servicio secreto alemán (BND). “Y estamos aquí para volver a pedir a los gobiernos de Chile y Alemania que se avance decididamente en la construcción de un Memorial para las víctimas. Los turistas y quienes visitan este recinto deben conocer los nombres de quienes aquí fueron asesinados, ” continuó.

La caravana luego se dirigió hasta las orillas del río Perquilauquen donde se lanzaron flores al agua. Ex-colonos de Colonia Dignidad han confesado en declaraciones judiciales haber arrojado las cenizas de decenas de detenidos desaparecidos a este río. A finales de los años setenta, los cadaveres de estas personas asesinadas habían sido exhumadas desde fosas comunes en Colonia Dignidad en el marco de la llamada “operación retiro de televisores” y quemados.

Cabe recordar que este día martes, 10 de septiembre, organizaciones de Derechos Humanos en Alemania realizáran una marcha en la ciudad de Berlín desde la Embajada de Chile hasta el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán. Al igual que la actividad de hoy en Chile, la manifestación en Alemania exigirá a los gobiernos de Chile y Alemania la desclasificación de documentos secretos en ambos países, la aceleración de juicios por los crimenes de Colonia Dignidad en Chile y Alemania y el levantamiento de un memorial en el acceso a Colonia Dignidad

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here