En 180 mil personas a lo largo del país cifró la Confech el número de asistentes a la primera marcha estudiantil convocada por la organización. Con su habitual «generosidad» Carabineros tasó la asistencia en 20 mil. Pero más allá de los números, el movimiento por la educación pública está de vuelta. Aunque no todos marcharon por lo mismo, la bandera contra la corrupción fue el elemento igualador. Mientras algún dirigente estudiantil apeló a la manida consigna ‘que se vayan todos’, otros, más lúcidos replicaron: «más que se vayan todos, lo importante es que entremos todos».

 

En la Región Metropolitana, los estudiantes marcharon por la Alameda por más de dos horas bajo la consigna «que Chile decida su educación». La presidenta de la Fech, Valentian Saavedra, criticó la «pasividad» del gobierno frente a la crisis política y emplazó al Ejecutivo a entregar una respuesta clara:

«Nos parece importante que en esta crisis que está teniendo el sistema político se busque una solución real. Creemos que un acuerdo por arriba no va a ser finalmente lo que legitime realmente la política, lo que la acerque a la sociedad en general y creemos que ahí el gobierno tiene algo que decir».

En este sentido, aseveró:

«Este no es un problema sólo de las instituciones o de quién cometió o no un delito, acá hay un problema político y las responsabilidades políticas tienen que ser claras. Aquí se requiere una respuesta clara, qué están esperando para abrir los espacios para que la sociedad participe y sea protagonista de los cambios. Hacemos un llamado a que haya una respuesta, no puede ser que el gobierno siga en una pasividad, observando cómo cae en una crisis de legitimidad el sistema político, sino acá la política hay que rescatarla en la medida en que esta responda realmente a los intereses sociales.  

Según la estimación de los organizadores, más de 180 mil personas marcharon en la capital desde Plaza Italia al poniente por la Alameda, mientras Carabineros cifró en 20 mil el número de asistentes. Al menos cuatro personas fueron detenidas antes de la manifestación por portar bombas incendiarias, mientras un carabinero resultó lesionado tras recibir una pedrada en las cercanías de Plaza Italia.

Diversas organizaciones sociales participaron en la movilización, junto a parlamentarios como Gabriel Boric, Gaspar Rivas y Giorgio Jackson, quien marchó en Valparaíso.

Al término de la manifestación se registraron incidentes menores en la intersección de Alameda con Avenida Ricardo Cumming, los que fueron rápidamente dispersados por Carabineros.

ACES: Fue una marcha transversal

Un positivo balance realizaron los estudiantes universitarios agrupados en la Confech, junto los secundarios agrupados en la ACES y la Cones, respecto a la jornada de movilización de este jueves.

La vocera de la ACES, Aurora Rosas, señaló que esta marcha fue transversal y reiteró la consigna que realizaron ayer miércoles en las oficinas de SQM cuando ingresaron estudiantes secundarios:

«Que se vayan todos, que no quede uno solo».

«Agradecer a las más de 150 mil personas que salieron a marchar hoy, exigiendo y demostrando el descontento que tenemos sobre estos casos de corrupción que han salido a la luz en los últimos meses, casos de corrupción que involucran tanto al poder político como al poder económico de Chile», afirmó.

Agregó que «la marcha de hoy fue transversal, participaron desde todos los actores sociales, tanto estudiantes secundarios, universitarios, profesores, pobladores, trabajadores. Salimos a las calles y nos manifestamos contra este sistema injusto, esta institucionalidad que ya vemos que está viciada».

CONES emplaza al MINEDUC: “Señor ministro, aquí está la mayoría”

Esta mañana, más de 150 mil estudiantes marcharon por la Alameda en la primera convocatoria nacional realizada por el Confech. Los manifestantes se reunieron en Plaza Italia y cubrieron decenas de cuadras, copando por momentos desde Santa Lucía hasta Los Héroes, donde se realizó el acto central.

En la conferencia de prensa, la presidenta de la Fech, Valentina Saavedra, declaró que “Los actores sociales estamos por plantear y ser parte de los cambios que Chile necesita. Hoy nos movilizamos en todo el país, para que la sociedad vuelva a ser parte de las decisiones”.

«Las reformas se ven afectadas por la crisis que estamos viviendo, por eso es importante salir a la calle. Más que se vayan todos, lo importante es que entremos todos, porque no podemos seguir siendo espectadores”, agregó.

Por su parte, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Ricardo Sande, aclaró que nunca dijo que no iría a la marcha, sino que se sometería a la decisión de los estudiantes de la casa de estudios. Finalmente, Sande (gremialista) participó, recibiendo varios ataques verbales de los manifestantes.

La vicepresidententa de la Fech, Javiera Reyes, comparó la masiva salida a las calles de este jueves con la fuerza del 2011. «Como en 2011, las calles volvieron a ser nuestras. Esta movilización con más de 150 mil estudiantes demuestra que el espíritu del 2011 nunca se fue. La lucha histórica que dimos hace cuatro años se mantiene más viva que nunca. Y los objetivos de estar en la calle son los mismos: conquistar una nueva educación para Chile, pública, gratuita y de calidad, que termine para siempre con la educación de mercado heredada de Pinochet».

Reyes también emplazó al gobierno, enfatizando en que «hoy hemos dicho fuerte y claro: no queremos una gratuidad con letra chica y con condiciones. Es aberrante que se piense en la posibilidad de que los egresados paguen parte de su educación; eso mantendría el carácter subsidiario del Estado que tanto ha dañado a nuestro país. Mucho menos debemos aceptar que se pongan límites de años a quienes cursen carreras de educación superior».

El vocero de la Cones, Ricardo Paredes, explicó que «esta profunda crisis del sistema político tiene su antecedente en la crisis de la educación pública. Si Chile ha entregado desde hace 30 años la educación de sus hijos al empresariado, no debe sorprendernos que hoy los dueños de todo sientan que pueden hacer lo que quieran con los recursos fiscales».

«Por eso es tan importante que seamos más de 150 mil hoy en la Alameda, porque la unidad de los actores sociales va a permitir que las reformas se hagan en nuestros términos: una desmunicipalización que devuelva los colegios al Estado y una carrera docente que dote de toda la dignidad que merece el profesorado”, añadió Paredes.

Finalmente el dirigente secundario exigió participación estudiantil en los proyectos. “Señor ministro, aquí está la mayoría”, señaló Ricardo Paredes.

FEUC votó a favor de marcha de este jueves y gremialismo sufre derrota

La Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) votó a favor de la marcha convocada para este jueves 16 de abril por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech).

De esta manera el presidente de la FEUC, el gremialista Ricardo Sande, sufre su primera derrota en las urnas. Antes había manifestado su rechazo al llamado, principalmente, por estar en contra de la gratuidad universal. «La gratuidad es la principal piedra de tope. Además, esta marcha arrastra muchas otras consignas implícitas, como la Asamblea Constituyente, en que la FEUC se he mostrado en contra», declaró.

«La Universidad por una mayoría aplastante se paraliza (…)  por lo tanto mañana la UC se pliega es parte de la marcha, no sólo aprobándolo si no que parando para poder estar presente», dijo José de la Vega, miembro de la Nueva Acción Universitaria.  

La moción fue aprobrada por 56 de las carreras, mientras que 15 la rechazaron y tres se abstuvieron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here