El Doble Rostro de las Movilizaciones: ¿Qué Hacer con la Lumpenviolencia?

0
461

El ciclo de movilizaciones 2015 enfrentó tempranamente el dilema que el ciclo de movilizaciones de 2011 no pudo resolver: qué hacer con la violencia periférica que protagoniza una confusa mezcla de encapuchados radicales, encapuchados descontentos, encapuchados delincuente y encapuchados infiltrados, la que consigue las más de las veces desnaturalizar y boicotear la legítima protesta estudiantil, frente a la cual el comportamiento policial oscila entre la violencia represiva indiscriminada y la calculada parsimonia, con resultados igualmente desastrosos. Las dos caras de esa moneda se encuentran, del lado de la primera, en las manifestaciones del 14 y 21 de mayo, y de la segunda, en la jornada de ayer, que irónicamente tenía por consigna, la protesta contra la violencia. Es evidente que el fondo del problema radica en el malestar social de una sociedad desigual, pero mientras no se resuelva, la herramienta de la movilización encontrará un límite que reducirá sus alcances.  

 

El intendente metropolitano, Claudio Orrego, entregó esta mañana el balance de la jornada de protesta estudiantil del jueves, con un saldo de 172 personas detenidas, millonarias pérdidas materiales y nueve carabineros heridos.

«Como Gobierno siempre hemos respetado el derecho de la ciudadanía a expresarse y a movilizarse, pero hay un límite a ese derecho. Lo que vimos ayer es inaceptable: hay 172 detenidos entre los incidentes de la mañana y los incidentes de la tarde o noche, varios locales saqueados o con intentos de saqueo, y nueve carabineros heridos», dijo Orrego.

La autoridad regional indicó que entre los funcionarios policiales que resultaron lesionados, hay «dos con heridas quemantes -una por ácido y otro por bomba molotov- y también tenemos un carabinero con fractura expuesta». Anunció que este viernes se interpondrán querellas contra las personas que fueron detenidas, y llamó «a toda la población a condenar categóricamente este tipo de actos delincuenciales».

«Aquí hay delincuentes con capucha que están infiltrándose en estas marchas», sostuvo Orrego, reiterando que se trató de «graves episodios de violencia».

Consultado por si autorizará nuevas marchas nocturnas, Orrego consideró «evidente que es mejor realizar estas manifestaciones de día y no de noche», y también «es mejor realizar marchas autorizadas que no autorizadas». No obstante, «tenemos que recapacitar respecto a los horarios. Si usted me pregunta a mí, ¿esperamos que en el futuro las marchas sean de día?. Sí, eso es lo que espero», aseveró el intendente.

En tanto, el general de Carabineros Christian Fuenzalida comentó que ayer, en el contexto de las recientes denuncias de violencia policial, los organizadores les pidieron que se mantuvieran a una distancia prudente:

«Ellos reiteradamente dijeron que si estábamos cerca de la marcha provocábamos la agresividad de la masa. Nos mantuvimos a una distancia razonable, pero claramente que al encontrarnos un poquito más retirados retarda la intervención policial».

Negó que la institución se haya visto «sobrepasada», pero dijo que el evento de ayer tuvo «características particulares» y «verdaderos delincuentes llegaron a sumarse a la masa y, de manera organizada, atacaron la propiedad pública y a Carabineros».

La Presidenta manifestó su rechazo a los este tipo de violencia, y lo hizo durante la promulgación de la Ley de Inclusión Escolar, que termina con el lucro, copago y la selección en establecimientos educacionales que reciben dineros del Estado:

“Permítame rechazar categóricamente las acciones vandálicas que vimos anoche, cuando terminó la marcha de los estudiantes. ¿Qué tiene que ver la demanda legítima de los estudiantes y sus familias por tener una mejor educación con la violencia, saqueos y actos de destrucción de la ciudad? Ese no es el camino que Chile quiere”.

El Presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, cree que no fue la mejor decisión “darle facilidades a los que van a hacer fogatas o cometer actos de violencia”.

El ministro secretario general de Gobierno, Marcelo Díaz, sostuvo que los incidentes de anoche fueron “hechos de vandalismo que no tienen justificación de ninguna naturaleza”.

El Ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre llamó a no confundir el legítimo derecho de manifestarse con los hechos de violencia, por lo que consideró importante que todos los sectores estudiantes, Carabineros y el Gobierno, deben consensuar que la violencia no es aceptable, venga de donde venga.

El secretario de Estado dijo que no se responsabiliza a nadie desde el Gobierno por los hechos de anoche y agregó que Chile “le debe mucho” al movimiento estudiantil, pero los actos de violencia no deben ser parte de esas manifestaciones»

Presidenta de la FECh: «El orden no le corresponde a la Confech»

La presidenta de la FECh y vocera de la Confech, Valentina Saavedra, realizó un positivo balance de la marcha realizada la noche de este jueves, cifrando la participación en Santiago en 150 mil personas, y tomando distancia de los hechos de violencia.

La dirigente afirmó que los incidentes son «inaceptables», pero que no le corresponde velar por el orden a los estudiantes mientras las autoridades se están «tirando la pelota»:

«Acá es ver quién se tira la pelota a quién para ver quién es responsable. Si bien incidentes siempre ocurren en las movilizaciones, lo de ayer es inaceptable. Es claro que quienes estaban saqueando, quienes estaban intentando abrir locales, no son parte de los manifestantes, pero el orden no le corresponde a la Confech, sino a Carabineros».

Confirmó que los organizadores le pidieron a Carabineros que «se mantuvieran distantes durante el trayecto de la marcha», pero agregó: «Creo que estar a dos cuadras no hace que puedan llegar más lentos».

Consultada por la posibilidad de volver a convocar a una marcha nocturna, respondió que es algo que analizarán este fin de semana en el pleno de la Confech.

Nueve carabineros heridos

Durante la madrugada del viernes se dio a conocer el balance de uniformados heridos tras las manifestaciones que se registraron tras la marcha estudiantil en Santiago. Según informó Gustavo Huerta, médico del hospital institucional de Carabineros, hay nueve funcionarios con diversas heridas, entre ellas fracturas y quemaduras.

Incluso, uno de los lesionados recibió el impacto de una botella con ácido, la cual se rompió en su casco y dejó caer el contenido en su cuello. El funcionario fue trasladado hasta el hospital institucional, donde permanece bajo observación, al igual que los otros ocho efectivos policiales.

El médico no descartó tener que realizar intervenciones quirúrgicas en el caso de los funcionarios que tuvieron fracturas:

“No sabemos cuál va a ser la evolución de estas lesiones (…) En este momento lo más probable es que tengamos que operar al funcionario que tiene una fractura de fémur”.

DEJA UNA RESPUESTA