Cuando las direcciones de las Juventudes Comunistas y el Partido Comunista de Chile fueron obligadas de trasladarse transitoriamente al exilio en el año 1977, para Lautaro Carmona la decisión fue lo contrario; quedarse y reorganizar el aparato de la Juventud y Partido. Dos direcciones de la Juventud y Partido había sido prácticamente aniquiladas por la bota militar, dejando miles de militantes comunistas huérfanos. Pero el aparato partidario y de la juventud logró hacer milagros, pese a las circunstancias sumamente complicadas. Y la Resistencia Antifascista retomó fuerza.

El sub director de ANNCOL, Dick Emanuelsson, entrevistó a Carmona hace unos meses y los 40 minutos de la conversación con el dirigente comunista toca temas desde la lucha clandestina antifascista durante la dictadura hasta las próximas elecciones que se celebrarán el 17 de noviembre año en curso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here