Las 40 Mil Fichas de Colonia Dignidad: La Verdad que el Ministro en Visita Oculta por ‘Seguridad Nacional’

0
1061

El ministro en visita a cargo de la Colonia Dignidad,  Jorge Zepeda, tiene guardadas bajo siete llaves  40 mil fichas en las que Paul Schaefer y sus más cercanos colaboradores anotaron durante décadas desde los más mínimos detalles de la vida cotidiana en la Colonia Dignidad  hasta los grandes secretos que hasta hoy allí se esconden, especialmente la estrecha relación con el ejército y la DINA/CNI; la producción y tráfico internacional de armas y drogas;  personalidades chilenas y alemanas y de otros países involucradas en esas y otras actividades ilegales; políticos de ambos países  que colaboraron con Schaefer; destino de los detenidos-desaparecidos en la Colonia; lavado de inmensas sumas de dinero; orgías sexuales,  etc. Con el argumento de la «seguridad del Estado, el Ministro Zepeda  se ha negado a hacer público el contenido de esas fichas. De otra parte, a partir del 7 de noviembre, el canal Al Jazeera International TV proyectará un crudo documental sobre Colonia Dignidad y las babaridades que allí se cometieron, denomimnado ”The Colony: Chile’s darkest  secret “. Es de esperar que el efecto que genere contribuya a promover una campaña  para exigir al próximo Gobierno que ordene dar conocer el contenido de las fichas. Mientras tanto, a continuación usted puede ver dos documentales sobre Colonia Dignidad: uno que realizó The History Channel en 2006, y Los Niños de Paul Schäfer, de Televisión Nacional.

Zepeda, que está a punto de cerrar su investigación de ya ocho años sobre la Colonia Dignidad, dice que jamás va a dar a conocer el contenido de las fichas, argumentando  que si lo hace, «pondría  en peligro la seguridad del Estado de Chile “.

Es decir, hay secretos de Estado que no deben develarse, y eso es inconstitucional. Las fichas están escondidas en el sótano de la sede de Inteligencia Nacional de la PDI en Nuñoa.

La Colonia Dignidad fue, especialmente a partir del golpe  hasta su fin en 2005, una organización criminal internacional altamente sofisticada y peligrosa.

Es de esperar que la transmisión de documental de  Al Jazeera a partir del 7 de noviembre así como nuevas investigaciones, revelaciones  y denuncias  contribuyan a promover una campaña  para exigir  a la futura presidenta Bachelet  que ordene dar conocer el contenido de las fichas.

Ningún gobierno desde 1990 ha hecho el esfuerzo  para investigar a fondo los secretos más oscuros de la Colonia Dignidad . Tampoco lo ha hecho el gobierno alemán.

Winfried Hempel , nacido en la Colonia Dignidad en 1977 , figura central del documental está preparando en su condición de abogado acusaciones en contra  del  Estado  alemán 
(por omisión ) y el chileno ( igualmente  por omisión , pero también por acción: durante todos los años de la dictadura ).

Fechas y horarios del  documental de 55 minutos de Al Jazeera International TV sobre la Colonia Dignidad , según GMT  (Chile: 3 horas menos).

Jueves  7 nov : 8 PM GMT ( Chile menos 3 )

Viernes 8 : 12 AM GMT

Sábado  9  : 01 AM GMT

Domingo 10 : 6 AM GMT

Lunes 11 :  20:00 GMT

Martes  12 : 11:30 AM GMT

Miercoles 13 : 01 AM  GMT

Jueves 14 : 6 AM GMT

En los países países donde no existe, o no hay acceso al canal AlJazeera International TV  (inglés) , se puede ver el documental on-line a partir del primer  día de su transmisión, el   7 de noviembre, entrando al sitio: www.aljazeera.com  y anotar  en casilla  ”search ”el nombre del programa:  ”The Colony: Chile’s darkest  secret “.

Los próximos días  aparecerá en la página web de Al Jazeera  un video de promoción del documental ; y en diciembre el canal divulgará en su  magazin digital  ( premiado internacionalmente ) un informe sobre el trabajo que significó investigar el tema Colonia  Dignidad y producir y dirigir el documental.

El fin del secreto mejor guardado de Dignidad

Francisco Artaza

Más de 40.000 fichas, la mayor parte de ellas elaboradas por el comando de operaciones sur y la brigada regional de la Dina, fueron encontradas ocultas en Colonia Dignidad y están siendo analizadas por la Jipol. Los archivos revelan en detalle el paso de los detenidos desaparecidos por Villa Baviera, los nombres de sus captores y de sus torturadores.

Ciento doce personas desaparecieron desde Colonia Dignidad tras el golpe de Estado de 1973. Centenares más fueron detenidos y torturados por la Dina en ese lugar. Desde el primer allanamiento al enclave durante el gobierno de Patricio Aylwin, han pasado más de 13 años, pero hasta ahora no se habían encontrado pistas concretas que permitieran dar con los nombres de los captores y de los autores de los apremios ilegítimos.

El 15 de junio, sin embargo, durante uno de los más exitosos operativos realizados en el enclave alemán tras la detención de Paul Schäfer, la Policía de Investigaciones encontró más de 40.000 fichas y documentos de inteligencia. Estos arrojan importante evidencia sobre la actuación al interior de Villa Baviera de los aparatos represivos encabezados por Manuel Contreras Sepúlveda entre 1974 y fines de 1978. Nombres de detenidos, de los encargados de la detención, de los interrogadores y antecedentes del destino final del prisionero están siendo analizados uno a uno en la Jefatura de Inteligencia de la Policía Civil (Jipol).

Allí figuran, entre otros, documentos relacionados con la detención y desaparición de miembros de la dirección clandestina del Partido Socialista de 1975, como Carlos Lorca y Exequiel Ponce, cuyos pasos se pierden definitivamente en el fundo de Villa Baviera.

En las fichas, de tamaño carta y escritas en máquina de escribir de la época, constan incluso transcripciones de las declaraciones de los detenidos obtenidas bajo tortura, análisis de inteligencia elaborados a partir de esos testimonios y directrices de búsqueda de nuevos militantes de los partidos de izquierda emanados por la Dina.

Se trata de los archivos del Grupo de Tareas Sur y de la Brigada de Inteligencia Regional de la Dina, encargados de la represión entre la Sexta y la Octava Región, y cuyas sedes centrales se ubicaron al interior de Colonia Dignidad y en una casa que Paul Schäfer les entregó en calle Ignacio Carrera Pinto 262, en Parral.

La importancia de esta unidad explica también por qué fueron encontrados copias de documentos emanados de la dirección central de la Dina, en la que se hace referencia a operaciones realizadas en otras ciudades e incluso fuera de Chile. Es por esta razón que entre las fichas figuran varias relacionadas con actividades desempeñadas por Michael Townley.

Golpe de suerte

Poco o nada se sabía de la existencia de esos archivos. El general (R) Odlanier Mena -primer director de la CNI- afirma que tras la disolución de la Dina en 1978 se encontró con que las bodegas donde estuvieron los archivos nacionales de esa entidad habían sido completamente vaciados.

Varios cientos de miles de documentos, según sus cálculos, simplemente desaparecieron, provocando más de un problema a los nuevos jefes de los organismos de inteligencia. Incluso Mena debió investigar los rumores que Contreras hacía circular sobre el paradero de esos archivos, como el supuesto envío de los mismos por barco a Europa desde Punta Arenas.

Recién a mediados del 2000, durante los primeros allanamientos masivos a Villa Baviera, el gobierno tuvo indicios de la existencia de esos archivos al interior de Colonia Dignidad. En un subterráneo se encontraron cinco grandes kardex metálicos con carpetas, algunas de ellas rotuladas incluso con nombres de operativos realizados por la Dina. Pero las carpetas estaban vacías.

Ese hecho se sumaba al hallazgo a mediados de los 80, durante un allanamiento de una casa de Dignidad en Alemania, de archivos de inteligencia elaborados por los colonos. Algunos de esos documentos fueron exhibidos en la investigación del Parlamento alemán al enclave y en el juicio civil que la colonia entabló contra Amnesty International y la revista germana Stern.

Por eso, cuando el 15 de junio de 2003 la policía enconteró las más de 40 mil fichas ocultas en tres contenedores semienterrados en Villa Baviera, intuyeron de inmediato el valor del tesoro con que se habían topado por casualidad.

La policía no iba tras los documentos. La operación Jeremías 33.3 -nombre clave dado por el versículo bíblico que dice ‘Llámame y te responderé; te mostraré cosas grandes y secretas que tú ignoras’- se montó para incautar el gigantesco arsenal en poder de los seguidores de Schäfer.

Los colonos que están colaborando con el juez Jorge Zepeda, (cuya identidad se mantiene en reserva), entregaron a la policía el sitio exacto donde estaban las armas, pero no les hablaron de los archivos.

Pericias

El ministro Zepeda ya interrogó a Schäfer sobre las armas y los archivos encontrados. La respuesta lacónica del ex líder de Dignidad fue que eran cosas de la Dina. «Ellos hacían lo que querían», le aseguró.

Algo que no calza mucho con los antecedentes que abogados de derechos humanos y la policía maneja sobre Dignidad. Para ellos es claro que los nexos de Schäfer con los organismos de seguridad se iniciaron inmediatamente después del 73. De puente habrían servido militantes de Patria y Libertad que habían utilizado el predio como campo de entrenamiento para sus actividades previas al golpe de Estado.

Aunque en Dignidad funcionó el cuartel central del grupo de operaciones sur de la Dina, Schäfer jamás se supeditó a los oficiales de ese organismo. Por el contrario, la cúpula de la colonia colaboró en la formación de una escuela de adiestramiento de la entidad que dirigía Contreras, en la que participaron agentes de seguridad brasileños.

La caja de Pandora de Villa Baviera

Los archivos de la Dina no son los únicos documentos ocultos en contenedores semienterrados en Colonia Dignidad. Entre los 40 mil documentos que incautó la Policía Civil se encuentran también fichas elaboradas por la extinta Policía Política (PP) entre 1967 y 1970 referente a personeros políticos detractores y partidarios del enclave alemán.

El grueso de esos documentos fueron confeccionados por la PP tras la fallida investigación en contra de Colonia Dignidad que inició el intendente DC de la época Hernán Tarico, y que fueron entregados por la Dina a Paul Schäfer a fines de 1974 como parte de los acuerdos de colaboración entre el organismo de seguridad y el enclave alemán. Para Colonia Dignidad esa información resultaría vital para estructurar su red de protección.

Asimismo, figuran en los kardex incautados información de inteligencia confeccionada sobre la base de fuentes abiertas (como recortes de prensa) por los equipos de seguridad de la propia Colonia Dignidad a partir de 1980 sobre personeros políticos.   

Fuente: La Fogata

Piden develar 36.000 fichas sobre red de protección de la Colonia Dignidad

Se trata de una sección que dejaría al descubierto vínculos íntimos y favores obtenidos por políticos, parlamentarios y funcionarios públicos, relacionados con los jerarcas del enclave, encabezados por Paul Schaefer.

Abogados y parlamentarios exigieron que un juez levante el secreto en que ha mantenido durante siete años un archivo de la Colonia Dignidad que podría desvelar una red de protección que por décadas posibilitó los delitos cometidos por los jerarcas del enclave alemán.

Según señalaron diversas fuentes, se trata de un informe de la Jefatura de Inteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) sobre 36.000 fichas incautadas en junio de 2005 en un búnker descubierto en la Colonia, a 380 kilómetros al sur de Santiago.

El juicio está a cargo del juez Jorge Zepeda, que desde entonces ha mantenido el informe bajo secreto, porque el proceso es tramitado bajo el antiguo sistema procesal penal, que permitía “el secreto del sumario”, es decir de la fase de investigación del caso.

“Me parece muy extraña la conducta que el juez ha mantenido respecto de esas fichas”, dijo un ex miembro de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), que pidió reserva de su identidad.

“A los jueces no les corresponde decidir si un documento debe ser o no declarado secreto. Eso pertenece al ámbito de la Inteligencia Nacional”, subrayó el experto, mientras integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados dijeron que gestionarán ante la Corte Suprema que una copia del informe les sea entregado para analizarlo.

La Colonia Dignidad, creada en 1961 por el exsubficial nazi Paul Schaefer, fue descrita como “un Estado dentro de otro Estado” por el ex Presidente Patricio Aylwin, debido a la impunidad con que actuaban sus dirigentes.Colonia 1

La “Sociedad Benefactora Villa Baviera”, como la llamaban sus cabecillas, actuaba al margen de las leyes chilenas, sin que ningún gobierno anterior a 1990 lograra mellar los secretos ocultos en sus 16.000 hectáreas de extensión.

Después se conoció que el lugar fue usado para torturar y asesinar a opositores a la dictadura de Augusto Pinochet y que Paul Schaefer era un pederasta que violó y abusó de decenas de niños.

Al morir en prisión en 2010, Schaefer estaba condenado a casi 30 años de cárcel por las violaciones de niños y por poseer un arsenal de armas de guerra y químicas.

La semana pasada, varios colaboradores de Schaefer fueron condenados como cómplices o encubridores de esos abusos.

Durante años, quienes lucharon por la erradicación del enclave han sospechado que una red de funcionarios, jueces, políticos y empresarios protegía a Schaefer y estiman que las fichas que guarda el juez pueden ser claves para desvelar dicha trama.

Los diputados Tucapel Jiménez, Sergio Aguiló y Hugo Gutiérrez, coincidieron en considerar “insostenible” que el juez Zepeda continúe ocultando este dossier.Colonia 2

“Los chilenos necesitamos saber cuáles son los secretos que contienen estas fichas. Y si hay allí nombres de autoridades públicas que conformaron una red de protección a Colonia Dignidad, definitivamente queremos saber quiénes son”, dijo Tucapel Jiménez.

“Por ello, como Comisión de Derechos Humanos vamos a pedir a la Corte Suprema que se nos entregue una copia”, añadió.

Según Sergio Aguiló, en las fichas “puede existir información que permita aclarar crímenes de la dictadura, pero también antecedentes sobre otros delitos que deben ser investigados”.

Para Hugo Gutiérrez, que es también abogado de derechos humanos, “además de conocer cuáles son los misterios que contienen estas fichas, queremos saber bajo qué argumentos el juez ha mantenido oculto por siete años este informe, negando su conocimiento incluso a las partes en los procesos contra Colonia Dignidad”.

Según fuentes cercanas al caso que pidieron también reserva de identidad, algunas partes del fichero podrían convertirse en una “bomba política”.Colonia 3

Se trata de una sección que dejaría al descubierto vínculos íntimos y favores obtenidos por políticos, parlamentarios y funcionarios públicos, relacionados con los jerarcas del enclave, encabezados por Schaefer, entre ellos el médico Hartmut Hopp, que huyó en 2011 a Alemania; Gerd Sewald, encargado de confeccionar las fichas, Albert Schreiber, Kurt Schnellenkamp y Hans Jürgen Blanck.

También existe un apartado que contiene declaraciones de presos políticos obtenidas bajo tortura en Dignidad, donde junto con los alemanes operaron agentes de la policía secreta de Pinochet.

Hasta ahora, el juez ha negado el acceso al informe a las partes litigantes en los procesos contra Dignidad, e incluso puso el documento bajo el amparo de la Ley de Inteligencia Nacional, considerándolo “secreto de Estado”.Colonia 4

El informe ha sido negado incluso al Consejo de Defensa del Estado, querellante en los juicios contra los alemanes por crímenes de lesa humanidad, estafa, fraude al fisco, evasión tributaria, violación sodomítica, tenencia ilegal de armas y productos químicos mortales, contratos simulados y contrabando.

Según las fuentes, una parte del archivo fue salvado del allanamiento de 2005. Se trata de cintas con filmaciones y fotografías de personalidades públicas manteniendo relaciones sexuales con menores.

Un sacerdote que pidió no ser identificado y que hace algunos años recibió esta información en confesión, dijo que el feligrés le reveló que esa era una de las formas en que los alemanes ejercían chantaje a cambio de protección.

Fuente: El Mostrador

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA