La Abstención sólo Favorece a la Derecha

0
346

Nadie duda de que la segunda vuelta presidencial será ganada por la doctora Michelle Bachelet representando a la Nueva Mayoría y su programa.La derecha, con su aspirante presidencial, tiene como objetivo subir unos puntos el desastroso 25% de la primera vuelta. Sin embargo, desde la perspectiva de las fuerzas democráticas, progresistas, de centro y de izquierda el tema no está del todo resuelto.Es imperioso que Michelle Bachelet obtenga el 15 de diciembre una alta votación que implique un nuevo respaldo a sus propuestas de reformas, cambios y transformaciones contenidas en su programa.

Esto significa garantizar que ese día concurran a votar quienes ya lo hicieron y realizar un trabajo de convencimiento a sectores de la población que no acudieron a sufragar el 17 de noviembre. En esto es imprescindible, asimismo, la movilización de las bases militantes políticas y sociales de la Nueva Mayoría y de otras organizaciones opositoras.

Así, elementos claves en estas semanas son la expansión del trabajo territorial en todo el país; la labor de captación de votos que hagan las y los parlamentarios electos; la difusión amplia y clara del programa de gobierno de la Nueva Mayoría; ir hacia el voto de abstención para convencer respecto de la necesidad de sufragar; movilizar a las bases de los partidos de la Nueva Mayoría; captar los votos del progresismo, el centro y la izquierda.

Se abre en estas semanas el objetivo de explicar amplia y claramente el contenido del programa que enarbola Michelle Bachelet y generar conciencia que votar por ella en segunda vuelta no es un simple acto electoral o formal, sino que una acción política en beneficio de los derechos del pueblo y los cambios necesarios en Chile.

Así también, esta segunda vuelta debe constituirse en otro rechazo a las posturas neoliberales, autoritarias, opuestas a los cambios que levanta la derecha, manteniendo y abriendo la distancia entre el porcentaje de votos de Michelle Bachelet y la aspirante de la Alianza.

Restarse a votar en segunda vuelta, es casi abjurar de la participación ciudadana.El voto con intencionalidad política de procurar los cambios que la ciudadanía exige es el primer acto de participación.

La abstención y los que llaman a ella o con su actitud la propician, en concreto solo favorecen a la derecha en su pretensión de quitarle legitimidad a la propuesta de cambios que el país requiere y la mayoría de los ciudadanos reclaman, más si se considera que resulta difícil pensar que desde el progresismo, el centro y la izquierda alguien se oponga, por ejemplo, a tener acuerdos para concretar la reforma educacional y tributaria, terminar con el binominal, dar derechos a las minorías sexuales y avanzar en el objetivo de tener una nueva Constitución.

En el periodo actual de nuestro país, el factor político-electoral constituye una herramienta fundamental para avanzar en la desarticulación del modelo neoliberal absolutista y hacia una nueva institucionalidad democrática.

Las semanas que vienen no son de pasividad, descanso o bajada de guardia de la oposición.

Deben ser días de gran unidad, de trabajo, desplazamiento territorial, difusión del mensaje de la Nueva Mayoría y tensión en la base social y política de la oposición para, precisamente, lograr un triunfo que de cuenta del extenso apoyo que concitan los objetivos programáticos comprometidos por la candidatura de Michelle Bachelet.

(*) Presidente del Partido Comunista; diputado por el distrito N° 28

“Vivimos un momento especial para el país”

“Estamos en un momento muy especial, hemos llegado a un climax que se corresponde con la salida de la derecha del gobierno y la llegada, a partir de marzo, del gobierno de la Nueva Mayoría y el inicio de la implementación del programa de la Nueva Mayoría que contempla reforma en educación, reforma tributaria, nueva Constitución y mejoras en Salud.

“Eso se logró con una gran victoria. Hubo una gran votación para la candidata presidencial (Michelle Bachelet), incluso dijimos que estábamos en el umbral de ganar en primera vuelta y llegamos a estar a tres puntos de lograrlo. Ganamos con 10 doblajes la elección parlamentaria, aumentamos la representación de las fuerzas democráticas, de izquierda y de centro y la derecha perdió cupos en el Parlamento. En elección de consejeros regionales (CORES) le dimos una paliza a la derecha.

“Pero la batalla no está ganada, cuidado que la derecha puede aumentar su votación y eso no es conveniente para llevar adelante el programa de cambios y transformaciones. Porque la derecha se va a resistir a eso y si tenemos más fuerza, más votos, será una tarea más fácil llevar adelante nuestro programa.

“Con la mayoría que tenemos en el Congreso podríamos, ahora, llevar adelante las reformas en educación, la tributaria, terminar con el sistema binominal y muchas otras cosas. Tenemos que tener claro que eso se logra ganando las votaciones. Por eso si todos los que estamos de acuerdo con esos cambios nos hubiéramos unidos en una sola lista parlamentaria, habríamos arrasado en las elecciones parlamentarias y tendríamos una representación y una mayoría abrumadora, histórica. No tuvimos esa posibilidad pero ahora es importante aumentar y obtener una mayor votación en la segunda vuelta.

“Por lo menos ahora la derecha perdió las presidencias del Senado y de la Cámara de Diputados, de las Comisiones e incluso nosotros ahora podremos elegir en qué Comisiones estar.

“Al Partido Comunista le fue muy bien. Doblamos nuestra bancada. Tuvimos más de 283 mil votos a nivel nacional. Tres de nuestros candidatos fueron primera mayoría en sus Distritos y doblamos en dos Distritos. Llegamos a 16 CORES que se suman a 107 concejales y varios alcaldes comunistas.

“En la base de todos esos triunfos está la lucha de la gente, del pueblo, de los estudiantes, los trabajadores, los pobladores, las mujeres, los jóvenes, no habríamos podido tener esta victoria sin la participación y la entrega de todas y todos ustedes que son la base del trabajo por la transformación de Chile”.

Palabras del diputado Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista, en una actividad de evaluación de lo ocurrido en la elección del 17 de noviembre pasado.

DEJA UNA RESPUESTA